Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 13 de agosto de 2004 - 14:39 GMT
Diario de un tumor: conociendo a mi hijo
Ivan Noble

En agosto de 2002 los médicos le diagnosticaron a Ivan Noble, periodista de BBC News Online, un tumor cerebral maligno.

Desde entonces, Noble ha venido compartiendo sus experiencias con los lectores, en su columna en internet.


Nuestro hijo ya tiene tres semanas.

Irlo conociendo ha sido algo placentero y me encanta la mirada inquisitiva que pone cuando abre los ojos. Pero este tiempo ha sido especialmente bueno porque no he tenido que preocuparme por metas que quiero lograr.

Hubiera sido muy fácil dejarme llevar y comenzar a crear algunas metas más.

Podría pensar en lo mucho que deseo ver su primera sonrisa, su primer gateo, sus primeros pasos y escuchar sus primeras palabras.

Querer verlo nacer sano y salvo fue una gran tensión y preocupación para mí.

Pero, ¿dónde acabaría esto? ¿Con su primer día en la escuela? ¿Su primer día en el trabajo? ¿Su primer hijo?

Querer verlo nacer sano y salvo fue una gran tensión y preocupación para mí.

Realmente pensé que las apuestas estaban en mi contra para que esté presente el día de su nacimiento y, por supuesto, también estaba preocupado sobre qué es lo que podría pasarle a él.

Ahora que él esta sano y bien y aparentemente también yo, al menos por un tiempo, sólo deseo disfruta la vida con él y el resto de mi familia.

Las cosas no van a ser siempre así, por supuesto.

Más tratamiento

Tengo mi examen de sangre, tengo que buscar mis pastillas de quimioterapia y visitar a mi oncólogo para iniciar lo que creo es mi quinto ciclo de mi actual tratamiento.

Las cosas parecen ir bien.

Finalmente, he logrado dejar de lado los esteroides que tomaba para controlar mi tumor y los dolores de cabeza han cedido.

Esto es muy bueno porque implicaba una gran carga a mi sistema inmunológico y me permite tratar de perder algo del peso que gané como resultado del enorme apetito que me vino a raíz de las píldoras que me dieron.

Pero sé que mi oncólogo me ordenará pronto otro examen del cerebro.

Los exámenes del cerebro y específicamente el momento en que uno recibe los resultados, me asustan. Los odio y odio saber que vienen.

De todos los exámenes que he tenido, sólo uno ha significado buenas noticias, cuando se me confirmó la remisión.

No me han hecho un examen desde marzo.

Ahora lo más probable que pase es que aparezca una nueva meta en este diario y yo tendré que esperar a que llegue el día.

El examen en sí mismo no me molesta, con excepción de la inyección que tengo que ponerme (un contraste que hace más visible al tumor).

Los resultados tienen que ser escritos por un especialista a mi doctor, lo que normalmente toma dos días, tiempo suficiente para afectar mis nervios.

Debo dejar de pensar en eso ahora y más bien dedicarme a cambiar los pañales de mi hijo.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen