Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 15 de febrero de 2004 - 23:32 GMT
Honran a científico guatemalteco
Richard Black
BBC, Ciencia

En su carrera profesional, los peligros más graves que enfrenta la mayoría de los científicos son los de recibir un salario demasiado bajo, convertirse en adictos a la cafeína o que un rival descubra lo que han buscado por años antes que ellos.

Fredy Peccerelli, antropólogo forense guatemalteco.
Es importante por tres razones: una es que tenemos que garantizar una prueba científica de la historia reciente de Guatemala.

La segunda es proveer de un final para las familias y dignidad para los muertos; y la tercera, tener evidencia para posibles convicciones criminales en el futuro

Fredy Peccerelli, director ejecutivo del FAFG

En contraste, la vida de Fredy Peccerelli y la de su familia ha sido amenazada y se ha visto forzado a exiliarse de su nativa Guatemala.

En la reunión de este año de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés), Peccerelli y sus colegas de a Fundación de Antropología de Guatemala (FAFG) serán honrados por su compromiso con el uso de la ciencia en la defensa de los derechos humanos.

Desde 1992, la Fundación ha estado investigando las violaciones a los derechos humanos cometidas durante los 36 años de guerra civil, particularmente durante un período de 18 meses a principios de los 80 cuando el general Efraín Ríos Montt ejecutó lo que se conoce como la política de "tierra quemada".

Su blanco era la población indígena maya, a la que acusó de proteger a las guerrillas de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG).

En ese período, la junta destruyó entre 400 y 600 aldeas maya.

En conjunto, se estima que unas 200.000 personas murieron o "desaparecieron", haciendo de esa una de las más sangrientas guerras civiles de Latinoamérica.

Detalles espeluznantes

Restos encontrados por la FAFG
En los últimos 12 años, hemos exhumado casi 400 tumbas y recuperado más de 3.000 restos humanos. Si continuamos a ese ritmo, con unas 70 investigaciones al año, necesitaremos otros 25 a 30 años para terminar
Fredy Peccerelli, director ejecutivo del FAFG

Peccerelli y su equipo investigan cada masacre, cada atrocidad, basándose en los principios científicos sólidos.

"Lo que hacemos es entrevistar a los testigos para elaborar un perfil de las víctimas", le dijo a la BBC.

"Buscamos documentos -lo que sea que pueda ayudarnos en la identificación; buscamos tumbas, las excavamos y desenterramos los restos. Luego, todo es llevado al laboratorio para ser analizado".

Con base en los restos, el equipo de Peccerelli trata de formar una imagen de lo que pasó en el momento de la muerte.

Por ejemplo, ¿murió la víctima de un balazo o de un machetazo? ¿por dónde entró y salió la bala? ¿cuál era la posición del cuerpo de la víctima en ese momento y, según eso, qué estaba haciendo?.

Lo que se descubre es entregado a la fiscalía para que pueda ser usado como evidencia en casos legales. Pero Peccerelli dice que su trabajo tiene un significado más amplio.

"Es importante por tres razones", explica. "Una es que tenemos que garantizar una prueba científica de la historia reciente de Guatemala".

"La segunda" -continúa- "es proveer de un final para las familias y dignidad para los muertos; y la tercera es tener evidencia para posibles convicciones criminales en el futuro".

Refugiado en el Reino

Sin embargo, apenas un puñado de los cientos de casos que llegan a los tribunales han sido procesados hasta el momento.

La intimidación del equipo forense es frecuente.

Trabajo del FAFG
Existe una cultura de impunidad en Guatemala y el grupo enfrenta graves amenazas
Victoria Baxter, AAAS

"Existe una cultura de impunidad en Guatemala y el grupo enfrenta graves amenazas", dice Victoria Baxter, del programa de derechos humanos de la AAAS que está honrando al equipo de Peccerelli.

"Enfrentan amenazas de muerte contra su vida y las de sus familias. Esperamos que este galardón eleve el perfil de su trabajo a nivel internacional de manera que les signifique algún nivel de protección", agrega Baxter.

Nacido en Guatemala en 1971, Peccerelli se exilió en Nueva York con su familia cuando tenía nueve años de edad.

Tras graduarse de antropólogo en la City University de Nueva York, se unió a Karen Ramey Burns y Clyde Snow -antropólogos forenses de fama internacional- quienes ya estaban involucrados en investigaciones de derechos humanos en Guatemala.

Familiares de las víctimas.
El blanco de Ríos Montt eran los pueblos mayas.

Peccerelli ha trabajado para el FAFG desde entonces y ahora es su director ejecutivo.

Debido a las amenazas contra su vida y la de su familia, en este momento se encuentra estudiando en Gran Bretaña y anticipa que cuando regrese a Guatemala, quizás no lleve consigo a sus hijos, por razones de seguridad.

"Desafortunadamente, el trabajo apenas está empezando", dice resignado. "En los últimos 12 años, hemos exhumado casi 400 tumbas y recuperado más de 3.000 restos humanos. Si continuamos a ese ritmo, con unas 70 investigaciones al año, necesitaremos otros 25 a 30 años para terminar".



NOTAS RELACIONADAS
Guatemala: ex militar a la cárcel
21 01 04  |  América Latina
ONU: Guatemala no ha cumplido
09 01 04  |  América Latina
Guatemala: nuevas exhumaciones
16 09 03  |  América Latina
"Tratan de asustarnos"
05 03 02  |  América Latina
Amenazas de muerte en Guatemala
05 03 02  |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen