Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 20 de agosto de 2003 - 21:59 GMT
La agonía del "Niágara de Brasil"
Paulo Cabral
BBC Servicio Brasileño

Planta hidroeléctiro de Paulo Afonso
La central hidroeléctrica convirtió las cataratas en un "gotero".

La virtual desaparición de las cataratas de Paulo Afonso, bautizadas como el "Niágara de Brasil" por el explorador británico Richard Burton, es quizás la prueba más evidente de las alteraciones a la cuenca del río Sao Francisco para generar energía hidroeléctrica.

"La garganta de Paulo Afonso no parece estar llena de agua, sino de espuma, una masa sin superficie que choca, gira, deslumbra y brinda una fascinante muestra de fluido en movimiento", escribió el explorador victoriano al visitar el país en 1867.

Pero esta magnífica caída de agua ha quedado reducida a un mero goteo luego de que el curso del río Sao Francisco que fluye a través de la garganta, fuera alterado para construir una inmensa represa.

Desde entonces, alrededor del 40% de la energía que se consume en el noreste de Brasil, proviene de la planta hidroeléctrica de Paulo Afonso, que como muchas de su tipo en el país es fuente de una fuerte controversia.

El costo ha sido tanto para la población como para el medio ambiente, reflejado en la desaparición de las cataratas de Paulo Afonso, que en su momento fueron la mayor atracción en toda la región.

Desplazamiento

Edson Pires, uno de los principales directivos del sistema eléctrico en la región, reconoció que la construcción de la represa ha tenido algunas consecuencias negativas.

"Mucha gente fue desplazada, y varias ciudades se perdieron bajo las aguas de la represa que alimentan las plantas generadoras instaladas sobre el río Sao Francisco", admite.

Mucha gente fue desplazada, y varias ciudades se perdieron bajo las aguas de la represa que alimentan las plantas generadoras instaladas sobre el río Sao Francisco
Edson Pires

Pero aclara que se han tomado medidas para minimizar el impacto.

"La población fue reubicada en pueblos construidos a lo largo del río, con nuevas casas y proyectos de irrigación", dice.

"Le garantizo que nadie se quedó sin casa por culpa del lago", agrega para resaltar a continuación que se mustra preocupado por cualquier impacto en el medio ambiente.

"Éste es un río particular. Su belleza, la calidad de sus aguas son enormes y soy feliz cada vez que puedo darme tiempo para nadar", insiste.

Sólo con un botón

Muchos de los que trabajan en la industria energética comparten su visión y elogian tanto al río como a la planta hidroeléctrica. Incluso se ha grabado un CD con canciones destinadas a uno y otra.

Hay quienes sostienen incluso que las cataratas de Paulo Afonso no han muerto para siempre.

Según Antonio Gaudino de la Compañía de Energía Sao Francisco, las aguas pueden correr por la garganta en un instante, sólo pulsando un botón.

"Es una catarata programada; si la represa abre sus compuertas, la catarata de Paulo Alfonso revivirá", dice Gaudino.

Río Sao Francisco, Brasil
Herido como las cataratas, el río perdió la bravura de otros tiempos.

Y agrega que los cambios en el río sólo agregaron mayor atracción turística a la región.

"Hay potencial para el turismo de aventura. Aquí hay varios cañones que se pueden usar para saltos de bungee jumping u otras actividades como de este tipo", futuriza.

Según Gaudino, luego de la construcción de otra represa (Xingo, a unos 60 kilómetros río abajo), los rápidos de los ríos se detuvieron, creció el nivel de las aguas y esto favoreció la navegación de varios tipos de embarcaciones.

No tan bueno

Pero la pérdida de potencia en el curso del Sao Francisco, ha tenido otros costos medioambientales.

En efecto, en 1867, Paulo Afonso fue la barrera que puso fin al viaje de Burton, ya que los rápidos que le esperaban río abajo hubieran destrozado su canoa.

Si lo intentara hoy, podría llegar al Atlántico navegando sin problemas el mismo río cuyas aguas, en el pasado, se podían encontrar hasta 7 kilómetros dentro del océano.

La pérdida de la bravura del río significa que sean ahora las aguas del mar las que se desplazan 2 kilómetros dentro de la cuencia fluvial, causndo erosión y daños a la bella desembocadura del Sao Francisco.



NOTAS RELACIONADAS
ONU alerta sobre el agua
05 06 03  |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen