BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Ciencia
Sábado, 21 de junio de 2003 - 21:22 GMT
Suecia: el Mar Báltico "se muere"
Río Neva, en San Petesburgo
La polémica está centrada en qué cantidad de aguas residuales sin filtrar sale de San Petesburgo.
La Comisión sueca para el medio ambiente marino advirtió que el Mar Báltico se encuentra en una situación "crítica" debido a la polución proveniente de San Petesburgo, la ciudad rusa.

Suecia considera que el mar "puede morir" a menos que el fenómeno sea drásticamente reducido.

La mitad de las especies de peces en el Báltico se encuentran por debajo del nivel biológico crítico, mientras que las mujeres suecas embarazadas han sido advertidas de no comer arenque, uno de los alimentos más comunes, por las dioxinas que pudieran contener.

Catedral de San Petesburgo
Suecia mira a la otra orilla con preocupación.
"Hemos llegado al final del camino en lo que respecta al mar", dijo a la BBC Hans Jonsson, titular de la comisión sueca.

"Sufrimos problemas enormes con algas y plancton que están creciendo sin oxígeno", agregó Jonsson.

"Veneno en la comida"

El Báltico es el mar semi-salado más grande del mundo, una mezcla particular de mar y lago, con agua dulce y salada.

Su cama es un conjunto de sierras y depresiones donde la polución queda atrapada causando estragos en las especies del lugar.

Pescador sueco Andreas Jonsson
Los pescadores suecos están preocupados por la fuente de su trabajo.
Y debido a que la salida al océano -entre Suecia y Dinamarca- es angosta, el agua tarda unos 25 a 30 años en cambiarse.

Suecia está especialmente preocupada debido a que la pesca es esencial para la economía del país.

"Uno no puede arrojar veneno en el lugar donde uno produce comida", razona Andreas Jonsson, un pescador sueco.

"En el lado de Letonia y Rusia, ellos no se preocupan del agua", dijo el pescador.

El agua rusa

La mayor ciudad de ese lado del mar es San Petesburgo, levantada a orillas del río Neva.

La mayor parte de las aguas residuales de la ciudad fluyen al río sin ningún tipo de tratamiento, y de ahí al Báltico.

Aguas residuales en San Petesburgo
San Petesburgo nunca termina su planta de tratamiento de agua.
San Petesburgo tiene pendiente la construcción de una planta para aguas residuales, pero el proyecto se demora debido a los costos.

"El gobierno de la ciudad, así como los gobiernos de toda Rusia y el gobierno central, priorizan la economía antes que el medio ambiente", señaló Dietmar Litmanov, de Greenpeace Rusia.

"El 30% de las aguas arrojadas al Neva por las fábricas y los edificios llegan a él sin pasar por ningún filtro", informó el periodista ruso Victor Teryoshkin, especialista en temas ambientales, y agregó:

"Eso significa entre 300 y 4000 metros cúbicos de agua por día, un peligroso cocktail de toda clase de metales pesados y residuos humanos".

La principal compañía encargada del tratamiento de las aguas residuales, Vodokanal, sostiene que sólo el 20% del agua que llega al Neva está sin filtrar, y alega de que no tiene los recursos para revertir esta situación.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

31 05 03 |  Miscelánea
San Petersburgo cumple tres siglos

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: