BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Ciencia
Viernes, 27 de septiembre de 2002 - 22:48 GMT
Diario de un tumor: búsqueda en internet
Ivan Noble, periodista de la BBC.
Ivan Noble, en una sesión de radioterapia para tratar de eliminar su tumor.
En agosto, los médicos le diagnosticaron un tumor cerebral maligno a Ivan Noble, periodista de BBC Online, especialista en temas científicos y de tecnología.

En esta tercera columna, Ivan nos describe su tratamiento y como la búsqueda de información sobre su enfermedad en la internet lo asustó.


Acabo de recibir mi décima sesión de radioterapia y todavía me faltan una 20 más.

La foto que ven muestra como tengo que usar un soporte de plástico que hace que mantenga mi cabeza en lugar indicado y además ayuda a los técnicos alinear la emisión de radiación.

No es incómodo y sólo tengo que usarla por cinco minutos. Tiene huecos para los ojos, la nariz y el sujetador atrás hace que me quede inmóvil.


Decidí no creer en lo que leí.

Espero poder quedarme con ella cuando termine el tratamiento.

Esta semana empecé a buscar información medica en la internet y la verdad es que me pegué un buen susto.

Navegando la web

Me ha hecho pensar lo mucho que quiero saber acerca del tumor que tengo.

Estos días he estado conectándome a la red a eso de las cuatro de la mañana, porque por lo general, estoy despierto debido a los esteroides que estoy tomando.

Tomografía con un tumor cerebral.
Tomografía muestra el tumor antes de la radioterapia.

Hace unos días encontré una página de internet donde un paciente que tiene un tumor como el mío describe cuando le preguntó a un médico ¿cuántas personas siguen vivas después de tres años de que le dieron el diagnóstico?

"Ninguno," es la respuesta que cita.

La verdad es que no estoy seguro que lo que dice este paciente sea cierto, pero no hay duda de que me aterró.

Hasta ahora, he estado trabajando con la presunción que, aunque mis posibilidades estadísticamente son sumamente escasas, no son cero, por lo tanto tengo con que luchar.

Decidí no creer en lo que leí.

Fue una anécdota igual que otras. Por cada vez que he escuchado una opinión parecida, también me han referido diez historias de personas que sobrevivieron durante años y hasta décadas.

Me resisto a pensar que a cualquier persona "se le puede dar meses de vida". Creo que es algo absolutamente imposible de predecir y no puedo imaginar que un doctor se comprometa, al menos que un paciente verdaderamente insista.

Evitando

He decidido evitar las páginas de medicina en la internet.

Me siento fuerte y bien y lo más extraño es que, por el momento, me siento contento, así que prefiero ignorarlas.

Es maravilloso que toda esta información esté disponible y que los pacientes puedan estar tan informados como lo deseen.


Es fácil aterrorizarse con simplemente pasar de una página de internet a otra.

Pero es muy difícil poder filtrar la información. No es posible empezar a buscar información en la internet y sólo encontrar mensajes alentadores.

Junto a los detalles de terapias, dietas, pruebas clínicas, hay información de cuántas personas mueren y cómo mueren.

Es fácil aterrorizarse con simplemente pasar de una página de internet a otra.

La gran suerte que tengo es que mi compañera es bióloga y trabaja en la investigación del cáncer.

Todo esto ha sido un tremendo golpe para ella porque, de pronto, su carrera se ha vuelto intensamente personal, pero dadas las circunstancias, su conocimiento y contactos han sido muy útiles para mí.

Ella tiene la inevitable tarea de revisar grandes cantidades información para darme sólo lo positivo, por lo cual le estoy le muy agradecido.

La conclusión es que en el fondo tanto mis doctores como yo sabemos poco acerca del tumor que tengo.

Sólo con el tiempo sabremos qué tan difícil va ser poder eliminarlo.

Pero, por el momento, tenemos bastante como para mantenernos ocupados.

Disfrutando del tratamiento

Otra cosa que leí en la internet es que mis sentimientos de casi disfrutar la terapia es algo común.

Muchos pacientes también se sienten alentados por el hecho de poder empezar a recibir tratamiento.

Tampoco es fuera de lo común sentirse algo deprimido al final de la radio terapia porque es impresionante estar haciendo simplemente nada y esperando ver qué es lo que ha pasado después de todas esas semanas de grandes cuidados y de ser el centro de atención.


El hecho de que disfrute la terapia es algo común.

Sé que al final del próximo mes voy a extrañar mis idas diarias al hospital aunque me sienta cansado y este todo parchado como resultado de ello.

Hasta ahora, de está experiencia con el cáncer sólo he sufrido un efecto secundario y es financiero.

Cualquiera que me conoce sabe acerca de mi obsesión por aparatos electrónicos, particularmente cualquier artefacto que pueda ser conectado a otro para hacer algo inútil y difícil de configurar.

Instalar receptores de navegación satelital a viejas computadoras portátiles por medio de extraños sistemas operativos, y al mismo tiempo conectarlos a mi computadora de mano es mi forma de entretenerme.

Pero, en realidad, existe también una barrera natural que frena la adquisición de aparatos inútiles por el mismo hecho de que siempre hay algo nuevo que está por venir en los próximos tres meses y mejor esperar para comprar el próximo modelo, o que éste baje de precio o esperar que salga la segunda generación donde todo funcione mejor.

Pero cuando a uno lo diagnostican un tumor cerebral todo este racionamiento se va al traste.

¡Que se alegren los comerciantes del computadoras del mundo!


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: