BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Ciencia
Viernes, 30 de agosto de 2002 - 21:37 GMT
Cerebro olvidadizo, elemental Watson
Sherlock Holmes
Holmes creía que uno podía elegir qué olvidar y qué recordar.
Cuando el doctor Watson se encontró por primera vez con Sherlock Holmes, una de las cosas que más le sorprendió es que el brillante detective desconocía que la Tierra giraba alrededor del Sol.

Lo peor fue que Holmes respondió que el dato no le servía para nada y que intentaría inmediatamente olvidarlo.

"Es un error creer que las paredes del cerebro humano son elásticas y pueden agrandarse o encogerse a la libre voluntad de cada uno", responde Holmes.

"Llega un momento en que para cada cosa nueva que se aprende, se olvida otra anteriormente aprendida. No debe cargarse la imaginación de algo que más que nada dificulta y entorpece y hace olvidar lo que algún día puede sernos necesario".


El cerebro tiene una capacidad limitada y como los otros órganos en el cuerpo, parece necesitar un equilibrio

Isabelle Mansuy, investigadora
Este pasaje de Estudio en Escarlata, la primera novela del famoso detective creado por Arthur Conan Doyle, parece haber inspirado a un equipo de científicos suizos, que encontraron una enzima que ayuda al cerebro a borrar información.

El descubrimiento de esta molécula, que podría ser la causante de nuestra pérdida de memoria a medida que envejecemos, mejora la perspectiva de las terapias "anti-olvido".

El equipo de investigadores del Instituto Federal de Tecnología Suiza en Zurich, cree que la enzima podría volverse "demasiado" activa a medida que vamos envejeciendo.

Los científicos realizaron pruebas en ratones. Aquellos que tenían menores niveles de esta enzima, llamada PP1 (proteína fosfatasa 1), eran menos proclives a olvidar lo que habían aprendido.

A medida que estos animales envejecían, el nivel de PP1 aumentó. Cuando los científicos bloquearon la acción de la encima, los ratones recuperaron la memoria.

Nadie aclaró, sin embargo, si los ratones se olvidaron o no que habían experimentado con ellos.

Equilibrio

La investigadora Isabelle Mansuy dijo a la BBC que "el cerebro tiene una capacidad limitada y como los otros órganos en el cuerpo, parece necesitar un equilibrio".

"Por eso hay procesos positivos que nos ayudan a recordar información y procesos negativos que nos ayudan a borrar información existente. Es una clase de filtro para evitar la saturación del cerebro", concluyó la profesora.

Para desgracia de Holmes y su teoría, el proceso no es selectivo, por lo que uno no puede elegir que olvidar y que guardar en la memoria y en el corazón.

Así que ni el detective inglés puede elegir entre recordar o no la teoría de Copérnico, ni los amantes despechados pueden borrar para siempre el rostro de la amada.

Si a pesar de la aclaración hay algún interesado, la investigación aparecerá publicada en la revista especializada Nature.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

28 03 02 |  Ciencia
Memoria de mosca
16 03 01 |  Ciencia
Aprendiendo a olvidar

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: