BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Ciencia
Miércoles, 21 de noviembre de 2001 - 22:49 GMT
¿Dormir, tal vez soñar en el espacio?
Joven dormido.
Los astronautas toman fármacos para tratar de dormir.
Los astronautas que pasan mucho tiempo en el espacio pueden tener serias dificultades a la hora de tratar de conciliar el sueño.

Un grupo de investigadores estadounidenses descubrió que la capacidad del cerebro de controlar el ciclo de sueño se reduce cuando no está expuesto a las "señales naturales de la hora" en la Tierra.

Jerry Linenger, astronauta estadounidense.
Jerry Linenger pasó cinco meses en el espacio.
Esto podría resultar en una disminución del desempeño de astronautas y cosmonautas por igual durante misiones de mayor duración, por ejemplo, en viajes a Marte.

El estudio del equipo, dirigido por Timothy H. Monk, catedrático de psiquiatría en la facultad de medicina de la Universidad de Pittsburgh, se basó en los patrones de sueños del astronauta estadounidense Jerry M. Linenger, durante un vuelo espacial de cinco meses de duración.

Un ritmo de 24 horas

Linenger mantuvo un diario con sus patrones de sueño, mientras se encontraba a bordo de la estación espacial rusa Mir, de enero a mayo de 1997.

Sus anotaciones mostraron que, al principio, se iba a la cama a aproximadamente las 11:30 pm y se despertaba a las 6:00 am.


Nuestro estudio indica que la humanidad tendría que encontrar formas de engañar al reloj biológico para que mantenga un ciclo de 24 horas, si se quiere tener resultados satisfactorios en misiones más largas

Timothy H. Monk, director del equipo.
Pero en los últimos meses de su estancia en la nave, Linenger tenía que esforzarse por mantener la rutina, mientras que la cantidad y calidad de su sueño disminuían.

En esos momentos, se despertaba con frecuencia y, durante el día, su temperatura decrecía y él se encontraba menos alerta.

Los investigadores concluyeron que la parte del cerebro que controla el ciclo de sueño, vigilia, alerta, temperatura y química cerebral -el llamado marcapasos cicardiano endógeno (ECP, por sus siglas en inglés)- podía mantener su ritmo de 24 horas durante aproximadamente 90 días después de salir de la Tierra.

Cantidad y calidad

A los tres meses, sin embargo, el funcionamiento de este reloj biológico comenzó a tener problemas y disminuyeron significativamente la cantidad y calidad del sueño.

"La capacidad del ser humano de salir de la Tierra y viajar en el espacio suscita la duda de si el ECP, que evolucionó en un planeta con una rotación de 24 horas, sigue funcionando bien si se saca del contexto de las señales naturales de la hora en la Tierra", dijo Monk, el director del grupo de investigación.

"Nuestro estudio indica que la humanidad tendría que encontrar formas de engañar al reloj biológico para que mantenga un ciclo de 24 horas, si se quiere tener resultados satisfactorios en misiones más largas".

El catedrático Neil Douglas, presidente de la Fundación Británica del Sueño, dijo que los resultados del estudio estadounidense tienen implicaciones para el dormir y el desempeño de quienes trabajan en turnos de noche o rotativos, pues no pueden guiarse por los ciclos de luz y oscuridad naturales.

"Es cada vez más evidente que duermen, trabajan y manejan peor que los trabajadores diurnos", dijo.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda
Mir 1986-2001

Guía interactiva

Notas relacionadas:

11 09 01 |  Ciencia
Enfermos del turno de noche
21 05 01 |  Ciencia
¿Cerebros que se encogen?
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: