BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Ciencia
Viernes, 11 de mayo de 2001 - 21:45 GMT
Síndrome de clase turista: 1 de cada 10
Asientos de avión
Quedarse sentado y quieto por largos períodos incrementa el riesgo.
Una de cada diez pasajeros de vuelos prolongados desarrollan coágulos de sangre, según los resultados de un estudio científico.

Un equipo de investigadores londinenses reveló que el número de víctimas de trombosis de vena profunda (TVP) después de viajes largos es 40 veces más alto de lo que se pensaba.

Sin embargo, muchos de estos coágulos son asintomáticos y no llegan a convertirse en coágulos más grandes y potencialmente mortales.

El uso de medias de compresión especiales, que ahora reparten algunas aerolíneas, reduce los riesgos.

Emma Christofferson
Emma Christofferson murió tras un vuelo de 20 horas.
Sin embargo, los resultados de esta investigación seguramente preocupará a futuros pasajeros.

El más reciente estudio, publicado por la revista médica The Lancet, ya provocó polémica, pues algunos científicos cuestionan el alto número de casos citados por el cirujano vascular John Scurr y su equipo.

En marzo, en una reunión internacional de científicos, expertos de aviación y autoridades aeronáuticas propició una investigación sobre el número de muertes por TVP tras viajes prolongados.

Víctimas

Cerca de 10 personas al año mueren a causa de coágulos de sangre en los pulmones, como Emma Christofferson, de 28 años, quien murió después de un vuelo de 20 horas a Australia.

Los familiares de 14 víctimas británicas de TVP entablaron una demanda multimillonaria contra las aerolíneas involucradas.

Scurr, de los hospitales de Middlesex y la Universidad de Londres, señaló que su equipo utilizó una prueba ultrasonográfica extremadamente sensible que le permitió detectar más casos.

Detectando coágulos
Los investigadores usaron un sofisticado equipo para localizar coágulos.
Su equipo examinó a más de 200 pasajeros tras vuelos de ocho horas o más de duración.

La mitad de ellos recibió medias especiales y no presentaron ningún síntoma mientras que se encontraron coágulos en las piernas del 10% de los otros.

Scurr explicó que lo que dectectaron fueron pequeños coágulos, algunos de los cuales "desaparecerán; pero otros son como semillas que germinarán y se convertirán en coágulos grandes".

Paso seguido, Scurr aclaró que todos podían viajar, incluso aquellos que han tenido problemas circulatorios previamente.

Indicó que si se seguía el consejo médico y se usaban las medias apropiadas, el riesgo se reduce y que las aerolíneas están cooperando con los científicos para disminuir los mismos.

Agregó que "para la mayoría de la gente no es un peligro volar".

Faltan estudios

Medias de compresión
Las medias de compresión reducen el riesgo.
En otro artículo de la misma edición de la revista The Lancet el doctor Jack Hirsh de la Universidad McMaster de Ontario, Canadá, advierte que se necesitan estudios más detallados y exhaustivos antes de tomar una decisión final.

"Sería prematuro ordenar a las aerolíneas que cambien la configuración de sus aviones o introducir procedimientos costosos hasta que no se tenga más información sobre el problema y la efectividad de medidas preventivas más sencillas", opina Hirsh.

El TVP tras vuelos largos es también conocido como el síndrome de la clase turista, pues son estos pasajeros los más afectados debido al reducido espacio que tienen para mover las piernas.

El secretario general de la Asociación de Transporte Aéreo Británica, Roger Wiltshire, dijo a la BBC que "aceptan que existe un riesgo por la inmovilidad".

"Es por eso que las aerolíneas han hecho tanto durante los últimos 12 meses para aconsejar a los pasajeros a que hagan ejercicios y tomen suficientes líquidos durante el vuelo", indicó Wiltshire.

Sin embargo, declaró que no era la responsabilidad de las aerolíneas proveer las medias de compresión.

John Hodges, afectado por la dolencia después de un vuelo trasatlántico, dijo a la BBC que después de su experiencia, no viajará nunca sin antes tomar las precauciones necesarias para proteger su salud.

"Si vuelvo a montarme a un avión, compraré un par de medias de compresión: los médicos parecen estar de acuerdo en que son beneficiosas".


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

18 04 01 |  Ciencia
Cojín contra la trombosis
12 03 01 |  Ciencia
Vuelos peligrosos

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: