Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 23 de abril de 2007 - 17:57 GMT
Yeltsin: una vida en imágenes

Boris Yeltsin en 1993

El ex presidente de Rusia Boris Yeltsin, a quien le dan el crédito de haber destruido la Unión Soviética, murió en Moscú a los 76 años de edad.

Boris Yeltsin en 1989, cuando era candidato por Moscú en las elecciones parlamentarias

En 1988, dos años después de haber sido transferido a un alto cargo en Moscú, renunció al buró político. Poco después, para escándalo de los comunistas, fue elegido al parlamento.

Yeltsin frente al parlamento, durante un fallido golpe de Estado

En agosto de 1991, sectores conservadores intentaron un golpe de estado contra el presidente de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov.

Boris Yeltsin y Mijaíl Gorbachov en 1991

Yeltsin, como presidente de la Federación Rusa, se opuso al golpe y ayudó a Gorbachov, su antiguo benefactor, a regresar al poder.

Yeltsin durante el funeral de tres jóvenes que murieron durante el intento de golpe.

Sin embargo, utilizó el fallido golpe para desacreditar tanto a Gorbachov como a los golpistas. Su próximo paso fue prohibir el Partido Comunista. Antes de fin de año, la Unión Soviética dejó de existir.

Yeltsin jura como presidente

Como resultado, el primer líder electo de Rusia como república soviética se convirtió en presidente del estado independiente que resultó de la desintegración de la URSS.

Boris Yeltsin con el entonces presidente de EE.UU., Bill Clinton, en 1997.

Pronto Yeltsin se convirtió en un importante interlocutor de la política internacional, aunque muchos rusos se avergonzaban por su desempeño a ese nivel.

Yeltsin (der.) en Rostov, durante un concierto de rock, como parte de su campaña de reelección en 1996.

Durante su enérgica campaña de reelección en 1996 sufrió un infarto, pero fue objeto de una exitosa operación de quíntuple bypass al corazón.

Yeltsin anuncia su renuncia en 1999.  Le traspasa el poder al primer ministro, Vladimir Putin.

Su comportamiento errático -según algunos debido a beber demasiado alcohol- contribuyó a que perdiera popularidad. Renunció en 1999 y le traspasó el poder al primer ministro, Vladimir Putin.

Boris Yeltsin en un juego de voleibol en 2002

Desde ese momento se le vio muy pocas veces en público. Muchos rusos lo recuerdan con cariño, pero otros lo acusan de haber sido el causante de muchos de sus males.



NOTAS RELACIONADAS



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen