OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 6 de mayo de 2008 - 16:47 GMT
Sarkozy, aniversario sin festejos
Gerardo Lissardy
Gerardo Lissardy
París

Nicolas Sarkozy
Las últimas encuestas muestran que Nicolas Sarkozy sigue perdiendo popularidad.

Este martes se cumple un año desde que Nicolas Sarkozy fue elegido presidente de Francia con la promesa de reformar el país, aunque quizás el cambio más grande registrado hasta ahora sea el desplome de su propia popularidad.

Los balances de analistas y medios sobre este aniversario buscan explicar la pérdida inédita de apoyo popular a Sarkozy, más que describir las reformas impulsadas por el presidente, que están lejos de la "ruptura" que prometía.

 ¿Qué dicen en París?

El mandatario de 53 años ha decidido conmemorar la fecha con una cena de bajo perfil con sus ministros, todo un síntoma de su situación actual y sus esfuerzos por remodelar su imagen con un estilo más sobrio y austero.

La pregunta que muchos se hacen es si Sarkozy podrá recuperar el respaldo perdido, en medio de crecientes desafíos políticos y económicos.

"Puede recuperarse, pero con un estilo más clásico para un presidente de la República", le dijo a BBC Mundo Guy Hermet, profesor del Instituto de Estudios Políticos de París (IEP). "Tiene que abandonar en parte su vulgaridad", afirmó.

"Etapas"

Un año después de hacerse con el poder y gozar de un índice de aprobación de 65%, la popularidad de Sarkozy ha caído al 32%, según encuestas recientes. Federico Vacas, director de estudios de la encuestadora IPSOS Francia, explicó que el nivel de respaldo al presidente ha pasado por distintas etapas.

"Una etapa fueron los primeros seis meses, en los cuales fue muy popular. En una segunda etapa se le comenzó a criticar, pero básicamente por cuestiones de estilo o por la mediatización de su vida privada", relató Vacas en diálogo con BBC Mundo.

Carla Bruni y Nicolas Sarkozy
La relación de Sarkozy con la ex modelo Carla Bruni también ha generado polémica.

El experto explicó que "la tercera etapa está caracterizada por una popularidad también en baja, pero ya referida a fuertes expectativas no satisfechas, básicamente en la cuestión del poder adquisitivo".

De hecho, la promesa de mejorar el poder de compra de los franceses fue uno de los factores clave para el triunfo electoral de Sarkozy, que obtuvo un 53% de los votos al enfrentarse a la socialista Ségolene Royal en mayo de 2007.

Pero la falta de cambios sustanciales en los bolsillos de la gente ha generado un efecto bumerán para el presidente.

Los sondeos también muestran un derrumbe en la confianza de los consumidores y los empresarios en la economía francesa, ambos en saldos negativos.

"Pequeñas medidas"

En estos 12 meses Sarkozy promovió algunas reformas, por ejemplo en el régimen de jubilaciones de determinados empleados públicos, en la forma de gestión de las universidades y en materia impositiva, con algunas exoneraciones fiscales.

Sin embargo, esos cambios parecen insuficientes para un presidente que antes de su elección aseguró que las reformas en Francia debían hacerse de un solo impulso, sobre todo al comienzo de la gestión.

"Nada cambió muchísimo; son pequeñas medidas que no pueden revertir el problema presupuestario (de Francia)", le dijo a BBC Mundo Michel Husson, experto del Instituto francés de Investigaciones Económicas y Sociales.

Tal vez de vulgar (Sarkozy) pase a ser una figura heroica
Michel Husson, académico francés

A juicio de Husson, el principal reto es el déficit en las cuentas fiscales de Francia, con una deuda pública que durante 2007 llegó al 66% del Producto Interno Bruto.

"Tienen que ahorrar gasto y no tienen la menor idea de cómo hacerlo sin una resistencia social terrible", comentó.

El problema puede agravarse en un contexto de crisis económica a nivel internacional, con una desaceleración prevista para Europa este año.

¿"Heroísmo"?

Los problemas de popularidad de Sarkozy se tradujeron en la derrota de su partido de centro derecha, la UMP, en las elecciones municipales de marzo, lo que aumentó el nerviosismo de sus propios legisladores.

En una reciente entrevista televisiva, Sarkozy admitió haber cometido "errores" y prometió enfocarse en la agenda de reformas que pareció diluirse en medio de su publicitado romance y boda con Carla Bruni, una ex modelo y cantante italiana.

Sin embargo, la duda es si Sarkozy está dispuesto a reformar Francia aún a costa de una menor popularidad. "Eso sería heroísmo político; tal vez de vulgar pase a ser una figura heroica", evaluó Hermet. "Pero de eso no estoy seguro".



NOTAS RELACIONADAS
La oposición francesa huele sangre
25 04 08 |  Internacional
Francia: huelga de indocumentados
23 04 08 |  Internacional
Sarkozy evalúa boicot olímpico
25 03 08 |  Internacional
Caen la derecha y Sarkozy
17 03 08 |  Internacional
Sarkozy al "rescate" de los suburbios
08 02 08 |  Internacional
¿Quién es Carla Bruni?
16 01 08 |  Cultura y Sociedad
Francia evalúa impacto de disturbios
28 11 07 |  Internacional
Política y ADN: coctel a la francesa
04 10 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen