Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 19 de julio de 2006 - 11:39 GMT
La estrategia de Israel
Paul Adams
Corresponsal diplomático, BBC

Soldado israelí en frontera con Líbano.
Israel dijo que el conflicto no se detendrá para la diplomacia.

A una semana de haber comenzado la crisis, ¿cuál es la estrategia de Israel?

Los esfuerzos diplomáticos internacionales están intensificándose, pero la campaña militar de Israel continúa sin descanso.

"El proceso diplomático no está orientado a reducir la ventana de oportunidad para las operaciones militares", le dijo a periodistas la ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, luego de reunirse con una delegación visitante de Naciones Unidas.

"Pero, tendrá lugar en paralelo", agregó la funcionaria.

El secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, lo expresó de manera bien distinta, llamando a un cese de hostilidades para suministrar una ventana en la cual la diplomacia pueda conducirse.

Por el momento, Israel lo hará a su manera, y los mediadores de Annan tendrán que adelantar su misión con un trasfondo de conflicto continuado.

Golpe decisivo

Edificios destruidos en Líbano
Israel ha bombardeado objetivos a lo largo del país.

El factor desencadenante para la operación israelí "Recompensa Justa" fue la captura de dos de sus soldados, pero así como su operación en la Franja de Gaza (desencadenada de exactamente de la misma manera) rápidamente se amplió a algo mucho más comprensivo, su ataque a Líbano tiene ahora un propósito mucho más amplio.

Israel quiere propinarle un golpe decisivo a Hezbolá, destruyendo la mayoría del arsenal de proyectiles adquiridos a Irán y Siria por la organización chiita desde que Israel se retiró del sur de Líbano en 2000.

Luego desea ver a Hezbolá desarmada y desintegrada, en línea con los términos de la Resolución 1559 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, aprobada en septiembre de 2004.

Según Livni, Israel también desea ver el despliegue efectivo del ejército libanés a través del sur de Líbano, y quiere estar seguro de que Irán y Siria no podrán rearmar a Hezbolá en el futuro.

Un nuevo intento

Es una agenda audaz.

En palabras del mayor general Giora Eiland, ex director del Consejo Nacional de Seguridad de Israel, la operación en Líbano "nos ofrece la posibilidad de tener éxito en algo que intentamos lograr y fracasamos, tanto en 1982 como en 2000".

"La existencia de un estado independiente y no beligerante al norte", escribió en el diario israelí Ma'ariv, "podría ser obtenida ahora".

No hay razón alguna para continuar con este enfrentamiento
Yossi Beilin, dirigente del partido de oposición Meretz

Pero la destrucción generalizada de la infraestructura de Líbano, y la muerte de civiles y soldados libaneses, puede parecer una manera curiosa de obtener ese objetivo deseable.

El general Eiland advirtió que si Israel simplemente emitiera un ultimátum a Líbano, podría salirle el tiro por la culata.

La campaña militar podría prolongarse por semanas, resultando en un "desplazamiento en nuestra contra en la comunidad internacional". También desencadenaría una crisis política en Líbano "y volveremos al caos".

Hasta el momento, las tácticas del gobierno disfrutan de amplio respaldo en el público israelí, incluso entre los civiles del norte quienes han tenido que resistir las repetidas andanadas de proyectiles Katyusha.

Apoyo público

Edificios destruidos en Líbano
El ataque a Beirut no da señales de aminorar.

Pero unas cuantas voces solitarias alegan que Israel ya ha ido demasiado lejos.

El dirigente del partido de oposición Meretz, Yossi Beilin, sostuvo que "no hay razón alguna para continuar con este enfrentamiento".

Hablando con la BBC, urgió al diálogo con Hezbolá, utilizando a terceros, si es necesario, y afirmó que también debería encontrarse alguna manera de hablarle a Siria.

El escritor y académico izquierdista radical Yitzhak Laor fue aun más lejos.

En una columna aparecida el martes pasado en el diario Ha'aretz, criticó a las fuerzas armadas, conocidas como Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés).

"Solo el insufrible estatus de las IDF en la sociedad israelí ha evitado que los israelíes, que emergieron con grandes esfuerzos de la guerra de Líbano, apunten a los altos oficiales y digan 'ya es suficiente'".

Una aplastante mayoría de los israelíes no está de acuerdo.

Las encuestas de opinión sugieren que más de 80% de ellos apoya al gobierno.

Y así, hasta que el proceso diplomático tenga un mayor avance - se espera la llegada de Condoleezza Rice a la región tan pronto como este fin de semana- la campaña militar israelí continuará.



NOTAS RELACIONADAS
Enorme operativo de evacuación
18 07 06 |  Portada
Líbano: economía bajo fuego
18 07 06 |  Economía
Israel: no cesarán los ataques
17 07 06 |  Portada

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen