Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 8 de julio de 2005 - 20:41 GMT
G8: no todos contentos

Vladimir Hernandez
Enviado especial a la Cumbre del G8

El primer ministro británico, Tony Blair, cerró la cumbre del Grupo de lo Ocho con una sonrisa de satisfacción por lo que asegura que se logró, y que, en sus palabras, cuenta con el respaldo de varias organizaciones no gubernamentales.

Líderes del G8
El G8 acordó más palabras y menos acción
Amigos de la Tierra

No obstante, luego de su conferencia de prensa fue difícil conseguir alguna que alabase los resultados del conclave de los países más poderosos del mundo.

Tanto el problema del calentamiento global, como el programa de ayuda para los países más pobres del planeta, no lograron satisfacer las expectativas de las organizaciones que presionaban por políticas de cambio.

BBC Mundo le presenta las objeciones a los tres temas centrales.

África

Las organizaciones no gubernamentales que se enmarcan dentro de la campaña "Make Poverty History" (Hacer Historia la Pobreza), la que más fuerte ha pujado en esta cumbre del G8 y que organizó los conciertos del Live 8, se manifestaron decepcionadas por lo que se decidió para el continente africano.

El conclave de los ocho países aprobó incrementar el paquete de ayuda a US$50.000 millones, el doble de lo que se esperaba, que se hará efectivo antes de 2010.

"El G8 condenó a los países africanos a no lograr las metas del Milenio (trazadas por las Naciones Unidas para reducir la pobreza)", señaló el Movimiento al Desarrollo Mundial.

Los resultados obtenidos en Gleneagles se han quedado cortos de las esperanzas de millones de personas que forman parte de esta campaña para erradicar la pobreza
Jo Leadbeater, Oxfam

La principal crítica de grupos como Oxfam, Action Aid, Amigos de la Tierra, Greenpeace, entre otros, es que el programa de ayuda no se hace efectivo inmediatamente, lo que no evita que el problema desaparezca en el corto plazo.

Jo Leadbeater, directora de políticas de la ONG británica Oxfam, indicó que "los resultados obtenidos en Gleneagles se han quedado cortos de las esperanzas de millones de personas que forman parte de esta campaña para erradicar la pobreza".

Cuando se le preguntó al primer ministro Tony Blair por la demora con la que llegará la ayuda, emitió un esquiva respuesta: "Dependerá de cómo se implemente el paquete aquí acordado".

Los detalles de la forma, los montos y los procedimientos para entregar la ayuda prevista no fueron explicados, aunque a grandes rasgos se dirigirán a programas de vacunación, ayuda alimentaria y de prevención y tratamiento del SIDA.

"Todavía hay una brecha entre las expectativas que se generan para acabar con la pobreza y las políticas que se deciden. La campaña continúa", aseguró la organización Action Aid.

Si bien es cierto que los grupos sociales pedían que se elevase el monto de recursos que aprobaría el G8 para Africa, de US$25.000 a US$50.000, se esperaba su entrega inmediata y no escalonadamente en los próximos cinco años.

Subsidios

La opinión de la mayoría de los grupos no gubernamentales que asistieron a la cumbre es que más que aumentar la ayuda directa a los países africanos, también eran necesarias medidas para hacer mas "justas" las relaciones comerciales entre los países.

Protesta en Escocia
Algunos protestaron hasta el último día.

Sin embargo, el primer ministro británico se refirió escuetamente al tema y prometió que hubo "compromisos" de los miembros del G8 para empezar negociaciones que fijaran una fecha definitiva para eliminar los subsidios.

"El G8 acordó más palabras y menos acción", fue la respuesta de Amigos de la Tierra.

Durante los dos días de la cumbre circularon insistentes versiones de que Estados Unidos había traído una propuesta de eliminar subsidios y restricciones comerciales para favorecer una liberalización del comercio con los países africanos.

Sin embargo, al final del encuentro de mandatarios ningún acuerdo sobre el tema fue anunciado, pese a que tanto George W. Bush y los otros líderes manifestaron su disposición a tocar el tema y tomar decisiones "significativas".

Quizás el tema de los subsidios era el más álgido de esta cumbre, y así quedó, álgido y sin definición.

Cambio climático

Greenpeace, Amigos de la Tierra, Tearfund, Worldwide Fund (WWF), entre otros grupos ambientales, consideran que la declaracion acerca del calentamiento global no tuvo la fuerza necesaria.

Stephen Tindale. de Greenpece en el Reino Unido, dijo que "aunque no se avanzó, por lo menos tampoco se retrocedió".

Estados Unidos nunca cedió en su posición y siempre se mantuvo firme en evitar apegarse a nuevas normas que reduzcan gases contaminantes, como lo establece el Protocolo de Kioto.

Ello pese a que los siete miembros restantes del grupo coincidían en lo contrario.

Al final de este encuentro, Tony Blair tuvo que admitir que no tenía sentido insisitir en Kioto si Estados Unidos (el mayor contaminante del mundo) no lo aprueba.

Por eso el primer ministro británico habló de la necesidad de buscar un nuevo tratado para cuando finalice Kioto en 2012.

El presidente francés, Jacques Chirac, presentó como logro de la reunión la admisión hecha por Washington de la responsabilidad humana en el calentamiento global.

No obstante, esto ya ha sido reconocido anteriormente, y algunos grupos ambientales alegan que "eso se sabe desde hace más de 10 años".

Aunque el tema del clima se incluyó desde ya en la próxima cumbre del G8 en Moscú, en 2006, será en septiembre de este año cuando se vuelva a discutir el calentamiento global, en la Asamblea de las Naciones Unidas.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen