Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 18 de mayo de 2004 - 11:05 GMT
Claves de la política de demoliciones

Mayo de 2004 ha sido uno de los meses de mayor destrucción en la Franja de Gaza desde septiembre de 2000, cuando comenzó el actual levantamiento palestino o intifada.

Tras la aprobación de la Corte Suprema israelí de las operaciones del ejército en el campamento de Rafah, BBC Mundo analiza la política de demolición y los objetivos que persigue alcanzar Israel.








¿Es la política de demolición nueva?

No. Las demoliciones ocurren con regularidad. Sin embargo, raramente suceden con tanta intensidad.

Casa demolida en Gaza
Demolición: un hecho cotidiano en Gaza.

Sólo en la Franja de Gaza más de 18.000 palestinos han perdido sus hogares desde el inicio de la intifada, según cifras suministradas por la agencia para los refugiados palestinos de la ONU (UNRWA, por sus siglas en inglés).

La mayoría se llevan a cabo en la populosa zona de Rafah cerca de la frontera egipcia, donde están situados puestos del ejército israelí.

Sin embargo, las demoliciones también han ocurrido en otras zonas de la Franja de Gaza, donde más de 7.000 judíos viven en asentamientos al lado de aproximadamente 1.300.000 palestinos.

¿Cuál es la escala de la actual ola de demoliciones?

En la primera mitad de mayo, los equipos de rescate de UNRWA informaron que 2.197 personas quedaron sin techo, tras la demolición de 191 viviendas en la Franja de Gaza.

Rafah fue la zona más afectada. Sólo en dos días 1.064 personas perdieron sus casas.

No obstante, el ejército israelí -que en el pasado ha dicho que las cifras de Unrwa son exageradas- sostiene que no pasan de 40 las casas demolidas.

¿Qué le pasa a las familias?

UNRWA - que se describe como la principal agencia humanitaria en los territorios palestinos ocupados - intenta brindar ayuda inmediata para cubrir las necesidades de los sin techo y construir refugios para algunas familias.

Sin embargo, sus fondos "no alcanzan para la creciente crisis humanitaria que enfrentan los sin techo", señala.

¿Qué dicen los israelíes?

El ejército israelí asegura que las demoliciones no son arbitrarias. Dice que las casas son utilizadas por hombres armados y como puntos de salida para túneles subterráneos utilizados por militantes palestinos para acceder a armamento que entra de contrabando desde Egipto.

Agrega el ejército que sus tropas reciben ataques desde los edificios y que, por lo tanto, las demoliciones son un acto legítimo de autodefensa, una necesidad militar inmediata para proteger la vida de los soldados.

Los residentes de Rafah enfrentan ahora la posibilidad de cientos de demoliciones más, bajo los planes israelíes de ampliar el "Corredor Filadelfia", el pasillo de terreno que el ejército controla entre Rafah y la frontera egipcia.

Se reportan más ataques contra las fuerzas israelíes en esa zona que en cualquier otra parte de los territorios palestinos.

La intifada también ha traído consigo la renovación de la política israelí de demoler casas de sospechosos de llevar a cabo ataques en Israel.

Además, se han llevado a cabo demoliciones de casas por motivos administrativos en Cisjordania cuando el gobierno israelí ha sostenido que fueron construidas sin permiso.

¿Qué dicen los palestinos?

Los palestinos están indignados con la pérdida de vidas y las destrucción de hogares y comunidades.

Consideran que las demoliciones constituyen un castigo colectivo por las muerte reciente de 13 soldados, además de ser un intento estratégico de expulsarlos de las zonas cercanas a la frontera.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, dijo que la política de destrucción de casas es parte de "la cruel continuación de la campaña de agresión" contra su pueblo.

Los palestinos reaccionaron con enojo y sorna ante la decisión de la Corte Suprema de Justicia israelí.

Un portavoz del grupo que presentó una apelación a la acción israelí, señaló que el dictamen de la Corte Suprema era un ejemplo más de cómo funciona el sistema judicial israelí, al que describió como un instrumento para tapar los crímenes de un ejército de ocupación.

El comisionado general de UNRWA, Peter Hansen, señala que la "abrumadora mayoría" de los miles que han perdido sus casas en Gaza "sólo han sido culpables de estar en el lugar equivocado a la hora equivocada".

¿Cuál ha sido la reacción internacional?

Las demoliciones han sido recibidas con un coro internacional de rechazos.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, pidió el cese inmediato de tales acciones "que equivalen a un castigo colectivo y una clara violación de la ley internacional".

Funcionarios de la Unión Europea también criticaron la acción israelí.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional dijo que equivalen a crímenes de guerra.

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Colin Powell, criticó la destrucción de casas en Rafah, al tiempo que dio su apoyo, en líneas generales, al derecho israelí a la autodefensa.



NOTAS RELACIONADAS
Nuevo ataque israelí en Gaza
18 05 04  |  Portada
Sharon: nuevo plan sobre Gaza
09 05 04  |  Internacional
Cuarteto se aferra al plan de paz
04 05 04  |  Internacional
Cuarteto busca revivir hoja de ruta
04 05 04  |  Internacional
Derrota para Sharon
02 05 04  |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen