Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 19 de septiembre de 2003 - 21:38 GMT
Isabel: comienza la limpieza

Comenzaron las tareas de limpieza este viernes en algunas zonas de la costa este de Estados Unidos tras el paso del huracán Isabel, que mantuvo paralizada Washington por segundo día consecutivo, dejó al menos 15 muertos, más de 300.000 evacuados y 3 millones de hogares sin luz, entre otros estragos.

Bandera estadounidense desgarrada por los vientos de Isabel
El viento disminuyó su intensidad, pero todavía genera peligro.

El río Potomac se desbordó en algunas zonas y sus aguas anegaron las calles de la capital y el colonial barrio de Alexandria, Virginia.

"Hemos entregado 11.000 sacos de arena y ya se agotaron nuestros suministros", dijo Sarah Miller, portavoz del distrito de Alexandria.

Este viernes continúan sin operar los aeropuertos y todo el sistema de transporte público terrestre, incluido el metro. De igual forma, las escuelas se mantienen cerradas y se los empleados públicos tienen el día libre.

El Congreso también cerró sus puertas y el presidente George W. Bush se encuentra en la residencia de Camp David, en las montañas de Maryland.

Según el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU., Isabel perdió potencia desde que tocó tierra con grado dos, este jueves en los estados de Carolina del Norte y Virginia, con vientos de 160 kilómetros por hora y fuertes lluvias.

Tras convertirse en tormenta tropical, sigue avanzando sobre Washington en dirección nor-noroeste hacia el oeste de Pennsylvania y la región de los grandes lagos.

Aunque las ráfagas se han reducido a 104 km. por hora y se pronostica que seguirán perdiendo intensidad, las autoridades consideran que el fenómeno meteorológico todavía representa un serio riesgo.

Zonas de desastre

El presidente George W. Bush, declaró zonas de desatre las zonas de Carolina del Norte y Virginia que fueron azotadas por el huracán Isabel, destinando fondos de ayuda especiales del gobierno federal.

Murieron personas en Virginia, Carolina del Norte, Maryland y Pennsylvania, en accidentes de tránsito o a causa de caídas de árboles.

Las cifras provisionales de daños indican un monto de por lo menos US$500 millones.

Kitty Hawk, Carolina del Norte
El viento y el agua han causado estragos en la costa atlántica.

Vecinos de áreas veraniegas como Kitty Hawk en Carolina del Norte, relataron cómo el huracán -que llegó en algún momento a adquirir la categoría cinco- hizo volar literalmente sus casas.

Las autoridades por otra parte, advierten sobre el peligro de inundaciones generado por las intensas lluvias que acompañan a los fuertes vientos.

El corresponsal de la BBC en Virginia, Rob Watson, indicó que olas enormes se han tragado la playa y amenazan ahora a las casas ubicadas en las localidades costeras, debido al dramático incremento en el nivel del mar.

"Existe una masiva inundación en toda la región debido a las lluvias torrenciales que acompañan a los vientos huracanados", informó Watson.

"Habiendo sufrido tres o cuatro huracanes, sé que éste no es uno con el que se pueda jugar", dijo uno de los damnificados que abandonó su hogar por uno de estos refugios especialmente diseñados para esta contingencia.

"Me siento mucho más seguro aquí, porque pienso que Isabel puede causar bastante daño".

La última vez que el Este estadounidense fue golpeado por una tormenta de similar magnitud fue en 1999, cuando el huracán Floyd causó daños calculados en US$4.500 millones.



NOTAS RELACIONADAS
EE.UU. se prepara para Isabel
18 09 03  |  Portada
Listos para Isabel... y la cámara
18 09 03  |  Imágenes


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen