BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Noticias
Martes, 24 de diciembre de 2002 - 12:33 GMT
Irak: ¿guerra sin pruebas?
George W. Bush y Saddam Hussein, presidentes de EE.UU. e Irak, respectivamente

"El número de agentes biológicos y químicos que Saddam posee actualmente es muy pequeño. Y es aventurado afirmar que pone en peligro a la región".

Así lo cree el mayor Charles Heyman, especialista británico en temas de defensa y editor de la revista Jane's World Armies.

En una entrevista con la BBC, Heyman -que sirvió en el ejército del Reino Unido por casi dos décadas- dijo que la posibilidad de que haya o no una guerra con Irak dependerá del resultado de la "operación psicológica" que se está llevando a cabo en este momento.

Según explicó, en ella participan, además de los gobiernos estadounidense y británico, la ONU y los medios.


¿Cree que es inevitable una guerra en Irak?

No creo que sea algo inevitable. Hay un 30% de posibilidades de que no haya guerra en Irak.

Irak
Hay signos de que Saddam Hussein atraviesa un momento muy duro. Podría decirse que se está tambaleando.

O Saddam permite la entrada a cualquiera que desee inspeccionar Irak o bien termina en el exilio.

Hay una presión sobre él de varias organizaciones, especialmente del ejército, y puede que acabe exiliado en Siria. Creemos que el primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, habló de ello con el presidente sirio, Bashar al-Assad, cuando éste visitó recientemente Londres.

Pero en definitiva, si Hussein no procede al desarme, no hay duda de que George W. Bush y Blair irán a una Guerra del Golfo II a principios de 2003, quizás con 200.000 soldados.

¿En qué sentido sería un conflicto distinto del conflicto de 1991?

Pienso que tendría tres fases.

La primera es la presión diplomática-militar, que es lo que ocurre en este momento. Se trata más bien de una operación psicológica, destinada a convencer al ejército iraquí de que la resistencia es fútil.

Hans Blix, jefe de los inspectores de armas de la ONU
Blix calificó de "incompleto" el informe iraquí.
Si esto no funciona y los inspectores elaboran un informe verdaderamente negativo para Saddam Hussein, se pasará a la segunda etapa. Sería una operación militar limitada, probablemente para tomar Basora (ciudad petrolera en el sudeste) y aislar la región occidental del país, desde donde los iraquíes podría lanzar misiles Scud contra Israel. El éxito de una ofensiva así -algo incuestionable- generaría más presión sobre Saddam.

Además, la segunda fase le daría tanto a la coalición occidental como al régimen de Hussein una visión del verdadero poder del ejército iraquí, que desde el punto de vista militar creo que es muy limitado. Lo que se verá, concretamente, es si las fuerzas de Irak combatirán o no. En este momento, las apuestas están colocadas en que el ejército de Saddam no dará batalla.

Si todo esto falla, podría haber una tercera etapa: una enorme operación militar destinada a derrocar a Hussein.

Usted dijo que está en marcha una operación psicológica. ¿Sería como decir que la intervención de la ONU es parte de una "puesta en escena"?

No, no creo que se trate de una fachada. El Consejo de Seguridad, por supuesto, debe reaccionar a los hechos. Y sabe perfectamente que se está en medio de una guerra psicológica para presionar a Saddam Hussein y su régimen.

Pero los representantes en el Consejo de Seguridad también saben que, si eso no funciona, Estados Unidos y el Reino Unido irán a la guerra.

En suma, no creo que lo que pasa en el Consejo de Seguridad sea una fachada, sino parte del rompecabezas de la fase inicial de la operación contra Irak.

¿Hay realmente pruebas de que Irak posea y desarrolle armas de destrucción masiva? Es que, mientras funcionarios estadounidenses dicen tener imágenes satelitales de sitios no declarados por Bagdad en su informe sobre armamento, fuentes del gobierno británico han admitido en privado, según el diario The Guardian, que no hay suficientes evidencias de que los iraquíes desarrollen armas letales.

Bombas químicas
Irak no poseería más armas de destrucción masiva que Corea del Norte.
Bueno, en Jane's World Armies hemos tratado de responder a esa pregunta en los últimos diez años, intentando obtener la información con nuestros propios recursos. Y, por supuesto, no lo hemos logrado.

Personalmente, no estoy totalmente convencido de lo que señalan los dossiers producidos internacionalmente, incluyendo el del gobierno de Blair.

Al mismo tiempo, el trabajo que hemos realizado parece indicar que algunos elementos de armas de destrucción masiva, biológicas y químicas, fueron ocultados a la ONU en el régimen de inspecciones previo.

Pero, ciertamente, el número de agentes biológicos y químicos que Saddam posee actualmente es muy pequeño.

Y es aventurado afirmar que pone en peligro a la región, sería ir demasiado lejos. Puede ser que ello ocurra en los próximos años, pero no en este momento.

Entonces, ¿por qué se actúa contra Irak y no, por ejemplo, contra Corea del Norte?

Es una cuestión de Realpolitik. Es posible que, una vez que resuelva el conflicto en Irak, Estados Unidos se ocupe de Corea del Norte.

¿Puede Washington intervenir en varios frentes al mismo tiempo?

Aunque es la única superpotencia mundial, si se analiza su poder militar se puede concluir que es incapaz de ocuparse simultáneamente de Afganistán, Irak y Corea del Norte.

En este momento no puede estar presente más que en Afganistán e Irak.

¿Cuáles cree usted que son las partes de la declaración de armas de Irak que Estados Unidos no distribuyó entre los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad?

Bashar al-Assad, presidente de Siria
Siria habría aceptado que Saddam viva allí en el exilio.
Yo sólo puedo hablar de las versiones que escuché. No tengo evidencias concretas, porque no vi el documento y por ahora no he podido conversar con alguien que lo haya tenido en sus manos.

Pero lo que los analistas dicen es que hay una lista de todas las empresas que ayudaron al régimen de Saddam Hussein durante la guerra entre Irak e Irán en la década de los 80. En la nómina habría compañías estadounidenses y británicas. La difusión de esa información sería algo vergonzoso para ambos países.

¿Qué movimientos de tropas hay actualmente en la región del Golfo Pérsico y cuánto dinero están costando?

El desplazamiento de soldados a la zona ha sido mucho menor de lo que los medios han dicho. Como máximo, puede haber entre 12.000 y 14.000 efectivos de combate en Kuwait, probablemente preparados para tomar Basora. Ese número de hombres no alcanza para una operación militar de gran escala.

Hay, sí, gran cantidad de aviones y buques en el área, pero para una gran ofensiva se necesitan más tropas. Tanto Estados Unidos como el Reino Unido planean enviar numerosos soldados después de Año Nuevo, probablemente desde mediados de enero.

En términos económicos, en medio de una crisis global, ¿pueden Estados Unidos y el Reino Unido pagar los costos de una guerra?

Depende del tipo de guerra. Si pensamos en una operación breve, Estados Unidos deberá gastar entre US$30.000 millones y US$40.000 millones y el Reino Unido seguramente, hasta US$5.000 millones. Significará un golpe para ambas economías, pero podrán salir adelante.

Técnicos trabajan en un F/A-18
Las fuerzas estadounidenses se están preparando en el Golfo.
Otra será la situación si hay una operación a gran escala. En este caso, sin duda ambos países saldrán perjudicados. Es que seguramente deberán pedir dinero prestado en el mercado internacional, porque tanto Estados Unidos como el Reino Unido tienen un serio problema de déficit fiscal.

¿Cree que algunos medios están participando en la actual operación psicológica contra Irak?

Los medios son un elemento esencial en la operación psicológica. Se habla todo el tiempo de presuntas filtraciones del Pentágono y de los funcionarios británicos. También se difunden rápidamente los comunicados de prensa de ambos gobiernos.

Los medios parecen actuar como agente de prensa de Washington y Londres, para asegurarse de que el mensaje llegue inmediatamente a Irak y directamente a Saddam Hussein. Además, es una forma de convencer a la oposición del Reino Unido y Estados Unidos de que es una causa justa.

¿Qué es lo que realmente está en juego con Irak? ¿El petróleo? ¿El papel de Estados Unidos como superpotencia mundial?

No creo que Estados Unidos haya planeado todo esto para quedarse con el petróleo iraquí. Primero, porque no suelo dar crédito a las teorías conspirativas y, segundo, porque sería llevar la política exterior a un extremo.

Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de EE.UU.
Washington ya apunta a Corea del Norte.
Pero no hay duda de que, si Estados Unidos y el Reino Unido terminan controlando Irak, se van a beneficiar de algún modo de los envíos de petróleo desde ese país.

En este momento, los franceses y los rusos se están acercando a la posición de Washington y Londres porque temen ser marginados de algunos beneficios que traería una campaña militar.

Casi con seguridad habrá un efecto sobre los precios del petróleo, porque al haber más cantidad disponible bajará su valor. Y esto será una ventaja para casi todas las economías occidentales.

Con todo, insisto: éste no es un caso relacionado directamente con el petróleo. Se trata más bien de Saddam Hussein y las armas de destrucción masiva.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: