BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Noticias
Miércoles, 10 de abril de 2002 - 11:52 GMT
Israel: una sociedad en guerra
Un joven israelí llora tras un atentado suicida en Haifa
La población israelí tiene muy presente los últimos atentados palestinos suicidas.
Escribe Jana Beris, corresponsal de la BBC en Jerusalén.

Los israelíes se sienten en guerra y están convencidos de que el actual operativo "Muro de Defensa" es indispensable para defender a sus propios hogares.

El atentado perpetrado este miércoles al norte del país, en el que una fuerte explosión provocada por un palestino suicida -miembro al parecer de "Hamas" - cobró la vida de por lo menos 8 personas y dejó a más de 15 heridas, es visto por el israelí promedio como una nueva confirmación de ello.


Según una encuesta de opinión pública aparecida recientemente en el matutino 'The Jerusalem Post', el 72% de los israelíes apoya el operativo y el 17% se opone a él

Según lo planteado por el gobierno israelí, se trata de una ofensiva militar contra lo que Sharon llamó esta semana "la infraestructura terrorista de Yasser Arafat", algo que los israelíes , en su enorme mayoría, parecen esperar hace tiempo, apenas perdieron la confianza en su otrora interlocutor palestino.

Lo que los palestinos presentan como "una agresión contra el pueblo palestino", para los israelíes es un intento demorado de desmantelar la base de acción de los grupos radicales palestinos, tanto los integristas Hamas y Yihad Islámico, como los Batallones Mártires de al-Aqsa de al-Fatah, responsables todos de numerosos atentados suicidas y de otra índole, contra civiles y militares israelíes.

Apoyo a la ofensiva

Y en este sentido, la gente tiene aquí presentes muy especialmente a las decenas de muertos cobrados por los últimos atentados palestinos suicidas, cinco consecutivos perpetrados en un plazo de cinco días, además de la terrible explosión de un miembro de Hamas durante una cena tradicional de la Pascua judía, en un hotel de la ciudad de Netanya, ataque que cobró la vida de 27 civiles y destruyó familias enteras.

Ariel Sharon, primer ministro de Israel.
Muchos no votarían por Sharon si hubiese elecciones hoy.

Entre otros "blancos selectos", se contaron un supermercado, una calle céntrica de Jerusalén, un café lleno de gente en la misma ciudad y un restaurante en la norteña Haifa.

Decenas de civiles, entre ellos varios niños, murieron en esos atentados.

Con esto de fondo, cabe suponer que los números no sorprenden. Según una encuesta de opinión pública aparecida recientemente en el matutino "The Jerusalem Post", el 72% de los israelíes apoya el operativo y el 17% se opone a él.

Posición de Sharon

Pero eso no es indicativo automático de apoyo a la propuesta política de Sharon, referente a lo que suceda aquí después de terminado el operativo militar actual.

Luchar contra el terrorismo, sí -dicen los israelíes-, pero después, hay que llegar a una solución con los palestinos.


Únicamente un cambio práctico del gobierno israelí en el tema de los asentamientos, hará posible un progreso político claro. El Primer Ministro, parece sin embargo no reconocer esta verdad

Editorial del periódico Haaretz

Una clara confirmación de ello la dio otra encuesta, publicada recientemente por el rotativo israelí "Yediot Ahronot": El 62% de los israelíes apoya a Sharon en el operativo actual, pero sólo el 32% dice que lo votaría si hubiera hoy elecciones.

Especialmente explícito al respecto fue el matutino "Haaretz", al referirse al discurso del Premier Sharon el lunes último en la Knesset, Parlamento.

"El Primer Ministro logró expresar fielmente el profundo dolor que embargó a todo el público israelí por la ola terrorista que invadió el país "- afirmaba el editorial de este muy respetado periódico liberal, de tendencia de izquierda.

"Muchos también se identificaron con su condena y hasta manifestación de repugnancia respecto a Arafat...con vínculos directos al terrorismo", agrega "Haaretz", pero resume su editorial en tono directo y crítico afirmando que en la propuesta política de Sharon "no hay nada que garantice la independencia palestina y la continuidad territorial suficiente".

"Está claro que en toda fórmula de negociaciones, únicamente un cambio práctico del gobierno israelí en el tema de los asentamientos, hará posible un progreso político claro. El Primer Ministro, parece sin embargo no reconocer esta verdad"-resume el editorial.

Críticas

Especialmente terminante al respecto fue el lunes el jefe de la oposición de izquierda, el líder del partido pacifista Meretz, Iosi Sarid, quien condenó el terrorismo contra civiles como "totalmente injustificable, aún si es contra la ocupación", pero acusó al mismo tiempo al Primer Ministro Sharon de no proponer ninguna solución real para el tema palestino, alegando que no comprende que debe ponerse fin a la ocupación.

Soldados israelíes
Los soldados israelíes han recibido expresiones de apoyo por parte de la población.

Claro que las críticas no vienen sólo de un lado. También la derecha , que apoya con especial entusiasmo el operativo militar actual, tiene las suyas, aunque no contra Sharon.

Uno de varios ejemplos lo dio esta semana el escritor Eyal Megued en el diario "Maariv", al condenar las manifestaciones de ciertos sectores de la izquierda contra el operativo "Muro de Defensa".

"Cuando vayan a manifestar frente al Ministerio de Defensa exigiendo la salida de las ciudades palestinas, sepan que dejan en ese momento de ser parte de la coalición de la paz y se convierten en parte de la coalición del terrorismo. Piensen de qué lado están"-les dice con crudeza.

"Gestos"

Todo esto no quita, volviendo al comienzo, que la sensación general hoy en día, sea de un pueblo que apoya el operativo militar en ciudades palestinas, dado que él se siente amenazado.


Civiles se presentan en forma voluntaria en paradas de transporte de soldados o en puestos de control aledaños a sus poblados, con alimentos y cartas de apoyo a los combatientes

Ello se traduce en forma evidente no sólo en los comentarios de soldados que son reclutados a la reserva-y ya son algunos miles- sino en "gestos" especiales que tienen diferentes sectores de la población, propios de una guerra.

Civiles se presentan en forma voluntaria en paradas de transporte de soldados o en puestos de control aledaños a sus poblados, con alimentos y cartas de apoyo a los combatientes.

La Universidad Hebrea de Jerusalén adopta medidas especiales para aliviar la situación de sus estudiantes que son llamados al servicio militar, no sólo facilitándoles nuevas fechas de exámenes perdidos o dándoles franquicias para cursos que deban repetir, sino también otorgándoles ayuda económica directa para costear clases particulares, fotocopias de apuntes y otros gastos en los que tengan que incurrir por su ausencia.

Compañías de teléfonos celulares anuncian "obsequios" de numerosos minutos gratis a los soldados reclutados, para que puedan comunicarse con mayor facilidad con sus familias y diversas empresas prometen bonificaciones a sus funcionarios que deban vestir uniforme y salir a "defender a la patria".


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

10 04 02 |  Noticias
Misión de Powell llega a Europa
9 04 02 |  Noticias
Powell prepara propuesta de paz
9 04 02 |  Noticias
Cruentos combates en Jenín
9 04 02 |  Noticias
Israel: entra y sale
8 04 02 |  Noticias
El reto de Colin Powell

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: