BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: José Vericat.
  Noticias
Martes, 02 de abril de 2002 - 10:05 GMT
Sin agua, ni electricidad en Ramala
Comercio en Cisjordania.
La oscuridad y la falta de agua acompañó la ofensiva israelí a territorio palestino.
Escribe José Vericat, colaborador de la BBC en la Franja de Gaza y Cisjordania.

Estos días los palestinos en Cisjordania están sufriendo la ofensiva israelí más importante desde el principio de la intifada hace diecisiete meses, con una movilización de más de 20.000 reservistas.


Antes la gente estaba pegada al televisor siguiendo cada boletín de noticias hora tras hora. Ahora intentamos dormir mientras escuchamos los bombardeos y los tiroteos. O hablamos y tomamos té. Después de cuatro días así uno empieza a ponerse histérico

Abdul Abd al-Jabar
Esta acción, que comenzó el viernes pasado, tiene lugar después del fracaso de la misión del enviado especial estadounidense Anthony Zinni, que trataba que palestinos e israelíes acordaran una tregua.

Mientras ocurría la cumbre de la Liga Árabe en Beirut, a la que a Arafat no le fue permitido asistir, el movimiento de resistencia islámica Hamas lanzaba una campaña de ataques suicidas que han acabado con la vida de decenas de israelíes.

Los objetivos de esta nueva incursión israelí han sido la ciudad de Ramala, que por segunda vez en esta intifada es sometida a una reocupación completa, y el completo aislamiento del presidente palestino Yasser Arafat.

Encerrados

Abdul Abd al-Jabar, de 32 años, lleva desde el jueves encerrado en la casa de sus suegros donde vive con su mujer. Como todos en Ramala tiene miedo de los francotiradores israelíes y no se atreve a salir a la calle. "No sabes dónde están y de dónde te pueden disparar," comenta.

El jueves después de un devastador ataque suicida en Netania, los habitantes de Ramala compraron todo el pan que pudieron. Ahora se les empiezan a acabar las reservas.

El lunes por la mañana se quedaron sin electricidad. Tampoco tienen agua corriente. Sólo les quedan las botellas que metieron en el frigorífico antes de la incursión.

Ataques israelíes.
La ofensiva es considerada la de mayor envergadura de esta intifada.
Abdul dice no tener miedo personalmente porque está convencido de que sólo buscan a aquellos metidos en política.

Este palestino trabaja en Try Fitness el gimnasio más prestigioso de los territorios palestinos. Pero su familia si tiene miedo por él; el único hombre adulto en la casa. Ellos creen que no hace falta una razón para ser arrestado e interrogado.

"Nadie sabe cuanto va a durar esto. Unos dicen días otros semanas e incluso meses."

Explica cómo pasan el tiempo: "Antes la gente estaba pegada al televisor siguiendo cada boletín de noticias hora tras hora. Ahora intentamos dormir mientras escuchamos los bombardeos y los tiroteos. O hablamos y tomamos té. Después de cuatro días así uno empieza a ponerse histérico."

"La cosa tiene que tocar fondo para que mejore. Creo que esto es el fondo. Van a entrar casa por casa, pueblo por pueblo para arrestar a militantes. Pero la Autoridad Palestina está contra las cuerdas. Quieren forzarles a que acepten cualquier cosa," dice haciendo un análisis de la situación.

"Tenía esperanzas"

La situación es peor para Waad, de 28 años. El domingo, a las ocho de la mañana, cuatro soldados salieron de un vehículo blindado en un barrio de Ramala, llamaron a la puerta de su casa y se llevaron a su hermano de 26 años después de haberle interrogado.

"Le preguntaron a quien conocía," explica. Después lo sacaron a la calle junto con otros dos jóvenes. Les vendaron los ojos y les metieron en el vehículo militar.


Estoy en contra de los ataques suicidas contra civiles. Y creo en la creación de un estado palestino dentro de las fronteras de 1967. Pero es difícil para Arafat controlar las organizaciones militantes si no controla el territorio.

Waad
"No creo que permanezca arrestado mucho tiempo porque no estaba metido en política," insiste su hermana. Es estudiante y es su iniciación con este tipo de temas. "Pero también sabemos que los israelíes no distinguen," añade.

En la casa ahora sólo están la madre, Waad y sus dos hermanos pequeños. Su padre está recibiendo tratamiento médico en Jordania. Ella trabaja de traductora.

"Tenía esperanza con la misión de Zinni y después con la cumbre de la Liga Árabe. Pensé que había una oportunidad. Pero ahora ha pasado lo que ha pasado y Sharon tiene luz verde para hacer lo que quiera," reflexiona.

"Estoy en contra de los ataques suicidas contra civiles. Y creo en la creación de un estado palestino dentro de las fronteras de 1967. Pero es difícil para Arafat controlar las organizaciones militantes si no controla el territorio. La gente se siente bajo mucha represión, llevamos mucho tiempo de ocupación," continua.

"Estoy a favor de la paz, pero no cualquier paz," dice concluyendo.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

1 04 02 |  Noticias
Israel endurece su ofensiva
1 04 02 |  Noticias
Las palabras de Sharon
1 04 02 |  Noticias
En el búnker de Arafat
1 04 02 |  Noticias
Israel expulsaría a pacifistas
31 03 02 |  Noticias
Atentado suicida en Israel
31 03 02 |  Noticias
Papa: Belén "en grave peligro"
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: