BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Javier Lizarzaburu
  Noticias
Sábado, 23 de marzo de 2002 - 20:14 GMT
EE.UU.: escándalos golpean a la Iglesia
Cardenal Edward Egan oficia una misa en Nueva York
El cardenal de Nueva York, Edward Egan fue acusado de encubrir a varios sacerdotes sospechosos.
Escribe el corresponsal de la BBC en Washington, Javier Lizarzaburu.

Todo parece haber empezado con la curiosidad de un periodista. Hace unas semanas el Boston Globe publicó una serie de artículos sobre un cura, John Geoghan, 66 años, que enfrentaba un juicio por haber abusado sexualmente de un menor en el pasado.

El caso creció cuando empezaron a surgir decenas de otras víctimas que habían guardado silencio por 30 ó 40 años. Goeghan fue expulsado de la iglesia. Ahora sirve una condena que puede ser entre 10 y 15 años, pero todavía está pendiente otro juicio.

Cruces
La credibilidad de la institución católica estadounidense está herida.
Entretanto, la Arquidiócesis de Boston tuvo que llegar a un acuerdo financiero con 86 personas de la acusación por un monto que se calcula entre US$15 y US$30 millones.

¿Encubrimiento?

Más aún, uno de los elementos más acusatorios del papel de la institución religiosa fue que ésta, y en particular el cardenal Bernard Law, por años habían sabido de la conducta sexual de Geoghan y su actitud había sido la de transferirlo a una parroquia diferente cada vez que surgía una acusación.

"El problema más serio para la iglesia es el encubrimiento de estos actos. No haberlos denunciado [a las autoridades] puede ser muy dañino para la institución", dijo a la BBC, Chris Gillis, profesor de teología de la Universidad de Georgetown y uno de los historiadores más importantes de la Iglesia Católica en Estados Unidos.

Como bola de nieve

Lo que en principio se consideró un caso aislado, de pronto adquirió vida propia, cuando decenas de personas en varias partes de los Estados Unidos, empezaron a admitir ante la prensa que ellas habían sido víctimas de acoso y abuso sexual por parte de algún miembro de la iglesia católica.

Papa Juan Pablo II
El mismo Papa expresó su dolor por la situación.
En algunos casos, estas personas habían recibido indemnizaciones de parte de la iglesia a cambio de guardar silencio. En otros, eran personas que por primera vez se hacían cargo de esa experiencia del pasado y empezaban a hablar.

Los cargos de los que se suele acusar cubren una amplia gama de conductas. Éstas incluyen caricias incómodas, el manoseo de órganos sexuales, besos, acostarse desnudos en la cama, proyección de películas pornográficas y fornicación con uno o varios miembros de la iglesia.

Credibilidad en juego

La dimensión que viene adquiriendo esta situación se ha hecho evidente no sólo por la cantidad de casos que han salido a la luz (los cuales han generado sospecha de que quizás no se tratan de casos aislados), sino por las acusaciones a la credibilidad de la institución.

"Lo que la iglesia intenta ser, es una guía moral en la sociedad. La iglesia no tiene gran poder político, no tiene ejército. Así que su fuerza proviene de su posición moral" dijo Gillis y añadió "En el contexto actual, es muy difícil cumplir con este papel, cuando varios de sus miembros han actuado de manera inmoral".

Pagos millonarios

Otro aspecto delicado y también muy tangible para la iglesia católica es el financiamiento de estos casos. En Boston tan sólo, esa institución tendrá que recabar unos US$100 millones para indemnizar todos los casos que existen de acoso sexual.

Muchos católicos laicos están exigiendo que este dinero se recolecte de tal manera que no afecte para nada los proyectos de la iglesia, como la construcción de escuelas, centros médicos y otros de naturaleza convencional.

Monseñor R. Dillard abandona la iglesia de San Agustín, en Washington.
Monseñor Russell Dillard es otro de los implicados en el escándalo.
Otros se han mostrado escandalizados con la actitud de la iglesia de haber estado pagando por años millones de dólares a distintas víctimas, a cambio de su silencio.

"¿Acaso se trata de un póliza de seguros contra le pedofilia?" preguntó uno de ellos en uno de los múltiples artículos de prensa que vienen apareciendo.

Jason Berry, autor de "No nos dejes caer en la tentación-Curas Católicos y Abuso Sexual", señala en su libro que entre 1984 y 1992 la iglesia católica habría pagado unos US$400 millones en reparaciones y silencio.

Y todo esto es un gran dilema, dijo la Reverenda Margaret Graham, de la Iglesia Episcopal de San Juan en Georgetown. "Las proyecciones estiman que para el año 2010 en Estados Unidos habrá sólo un cura por cada 100 parroquias".

Y lo que es más, no sólo es el hecho que cada vez hay menos personas que eligen la vida del seminario sino que en muchos casos, "será muy posible ver a muchas de estas diócesis que no puedan literlamente pagar estos gastos y caer en la bancarrota".

Como se sabe, el Vaticano no ayuda económicamente a ninguna de sus arquidiócesis fuera sino, por el contrario, se espera que éstas contribuyan de alguna manera a los fondos de San Pedro.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

23 11 01 |  Noticias
Disculpa papal por internet

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: