BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Noticias
Martes, 23 de octubre de 2001 - 13:42 GMT
Afganos atrapados en la frontera
Guardia paquistaní en el paso de Chamán
Un guardia pakistaní impide el paso de los refugiados.
Naciones Unidas criticó duramente el acuerdo alcanzado entre Pakistán y el Talibán para abrir campamentos de refugiados en territorio afgano, impidiendo así a miles de personas cruzar la frontera.

Familia afgana cerca de Chaman, en la frontera entre Afganistán y Pakistán.
En un carro, con todas las pertenencias y las esperanzas a bordo.
Peter Kessler, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), calificó la decisión de "precedente peligroso".

Kessler señaló que no existen condiciones aceptables para el trabajo de ayuda humanitaria dentro de Afganistán, donde el personal local de las agencias ha sido golpeado y los depósitos de alimentos saqueados.

El vocero de la ONU reiteró el llamado formulado el lunes a Pakistán para que abra sus fronteras a los refugiados.

Pakistán insiste en que no está en condiciones de aceptar más refugiados, recalcando que ya alberga a unos dos millones de afganos, víctimas de la miseria causada por dos décadas de guerra y una devastadora sequía.

Frontera al rojo vivo

El paso de Chaman, a unos cien kilómetros de la ciudad de Quetta, en el sur de Pakistán, ha sido escenario en los últimos días de episodios de violencia y pánico.

Se estima que unos 15.000 afganos llegaron hasta la frontera desde el fin de semana, intentando escapar los bombardeos de Estados Unidos, el hambre y el inminente arribo del invierno.

Guardias paquistaníes en Chamán, en la frontera entre Afganistán y Pakistán
Los guardias pakistaníes controlan a la muchedumbre con cañas.
Pakistán permitió en un principio la entrada de algunos refugiados, pero la guardia que custodia la frontera cerró el paso de Chamán, dejando a la gran mayoría en la "tierra de nadie", la zona entre los puestos fronterizos a ambos lados.

El lunes, cuando los guardias del Talibán lanzaron disparos para controlar a la muchedumbre, cientos de refugiados cruzaron en pánico los controles y forzaron su entrada en territorio paquistaní.

Muchos otros fueron golpeados por guardias paquistaníes con cañas y obligados a dar marcha atrás.

La ONU logró hacer llegar el lunes agua, alimentos y carpas a algunos de los afganos, que son mantenidos a dos kilómetros de la frontera.

Ciudad fantasma

La corresponsal de la BBC en el norte de Afganistán, Kate Clark, señala que muchos de los refugiados que han huido de sus hogares en los últimos días provienen de Kandahar.

Esta cuidad, en el sur de Afganistán, ha sido tradicionalmente la sede de las autoridades del Talibán y se ha convertido en uno de los principales blancos de las bombas estadounidenses.

Algunos residentes describen a Kandahar como una "ciudad fantasma" y señalan que cerca del 80% de la población ha huido del centro hacia los alrededores, aldeas cercanas o la frontera con Pakistán.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

17 10 01 |  Noticias
Piden pausa en los bombardeos
15 10 01 |  Noticias
Afganos víctimas de las mafias
22 10 01 |  Noticias
Galería: afganos sin salida

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: