BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Javier Farje
  Noticias
Martes, 02 de octubre de 2001 - 13:02 GMT
Las razones del maulana
Javier Farje y el maulana Sami-ul-Haq
El corresponsal de la BBC con el maulana Sami-ul-Haq.
Escribe Javier Farje, enviado especial de la BBC a Pakistán.

El maulana Sami-ul-Haq no mide sus palabras. Barbado, con la majestad de un obispo, en realidad es el equivalente musulmán de un purpurado católico, salvando, claro está, las diferencias.

Ul-Haq conduce una madrasa -una escuela islámica- cerca de Peshawar, la ciudad noroccidental paquistaní vecina a Afganistán que alberga a miles de refugiados de ese país.

George W. Bush
"¿Está el Sr. Bush contento?"
Fue en esta madrasa, la Dar-ul-Uloom Haqqania, en Akorha Khatak, donde muchos de quienes conforman el movimiento Talibán se formaron. Talibán significa estudiantes, en persa.

El maulana está rodeado de alumnos, que siguen cada palabra suya con la devoción de apóstoles.

De esta madrasa -cuyos estantes están llenos de libros escritos por Sami-ul-Haq y cuyas torres espigadas y limpias contrastan con las construcciones polvorientas del camino aledaño- saldrán los voluntarios que resistirán cualquier intento de Estados Unidos de atacar Afganistán.

"¿Contento Sr. Bush?"

A la primera pregunta, en la que le pedimos que se pronuncie sobre los atentados en Nueva York y Washington, el maulana nos da una respuesta predecible. Algo, por lo demás, inevitable porque la pregunta es también predecible.

Osama bin Laden, afiche.
Bin Laden, "soldado del Islam", según este afiche.
"Pregúntenle al señor Bush sobre los ataques de Israel a los palestinos, los niños y las mujeres asesinados, la ocupación de Cachemira por parte de India, el ejército terrorista indio atacando al pueblo de Cachemira...Chechenia. ¿Está el Sr. Bush contento?", dice Ul-Haq.

El maulana Ul-Haq nos da una versión propia de estos hechos. Son aviones estadounidenses los que están bombardeando Palestina y Chechenia, nos dice. Y se pregunta, tres veces más, si "el señor Bush está contento".

La voz del maulana, que por momentos se apasiona cuando habla de Cachemira, los palestinos y Chechenia, traiciona el semblante tranquilo y apacible que su presencia obispal emana. Es una voz estridente, salida de una estatua.

Palestinos, Cachemira, Chechenia et al

El discurso sobre Cachemira, los palestinos y Chechenia se repite con una insistencia rayana en el cliché.


El Islam es una religión pacífica y nuestro pueblo es pacífico. El Islam condena el terrorismo

Maulana Sami-ul-Haq.
"El Islam es una religión pacífica y nuestro pueblo es pacífico. El Islam condena el terrorismo...", dice y agrega un "pero", seguido por sus reflexiones sobre los palestinos, chechenos y Cachemira.

"Un hombre entra a un parlamento en Suiza y mata a mucha gente, ¿es culpa de Osama?", nos pregunta el maulana y sonríe a la audiencia. Sus estudiantes esbozan una sonrisa irónica y los periodistas nos miramos como diciendo "¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?"

"Quiero pruebas"

"Hay una poderosa alianza militar, una coalición contra Afganistán, y Pakistán está en una posición muy difícil.¿Qué se puede hacer?", pregunta una periodista.

"Estados Unidos debe aprender la lección que le dieron a Rusia", pontifica el maulana.

Uno de los periodistas presentes, un polaco que se vistió de musulmán para impresionar a sus anfitriones, le muestra la primera plana de un diario local con las fotos publicadas por el FBI de los supuestos autores de los atentados de hace tres semanas.

"¿Qué piensa usted de esta gente, son para usted héroes?", pregunta.

El maulana mueve la cabeza, como quien espanta a un fantasma o a un pensamiento incómodo. Finalmente, se decide: "Si esta gente hizo lo que dicen que hizo, no está bien. Un musulmán no puede hacer cosas como ésa. Pero quiero pruebas de que realmente fueron ellos quienes lo hicieron".

"Encontraron una maleta, con cartas, con instrucciones..." -se exaspera otro periodista- "¿Qué más pruebas quiere?".

El maulana contesta con un "Ummmm" y vuelve al discurso sobre Cachemira, etc. "No sé sin son culpables", corta la repregunta.


Si prueban que Osama bin Laden fue responsable de lo que sucedió, entonces el Talibán deberá entregarlo a un tribunal internacional. El Talibán no ha podido entregarlo porque los estadounidenses no han probado nada

Maulana Sami-ul-Haq.
"Si Estados Unidos le ofrece pruebas de la culpabilidad de Osama bin Laden, ¿Cree usted que debería ser entregado a un tribunal internacional?, le pregunto.

"Hasta ahora los estadounidenses no han probado nada, pero si prueban que Osama bin Laden fue responsable de lo que sucedió, entonces el Talibán deberá entregarlo a un tribunal internacional. El Talibán no ha podido entregarlo porque los estadounidenses no han probado nada", asegura.

Y ante las manos alzadas que prometen más preguntas incómodas, el maulana levanta la palma de su mano pontifical, como diciendo "hasta aquí nomás".

Se levanta y se va, mientras nosotros volvemos al polvo del camino.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: