OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 24 de enero de 2009 - 06:12 GMT
10.000 cartas para Obama
Carlos Ceresole
Carlos Ceresole
BBC Mundo, Los Ángeles

"Mr. President Barack Obama
The White House
1600 Pennsylvania Avenue NW
Washington, DC 20500

Te pedimos por favor que pares las redadas de emigración porque a mí me da mucho miedo por mis padres que se los lleven y que por favor des una amnistía para los papeles. Gracias".

Con este mensaje, Alejandra, de 11 años, sumó su reclamo a otros miles recolectados por varias organizaciones hispanas angelinas pidiendo al recién asumido mandatario una reforma migratoria integral y el fin de los operativos contra los inmigrantes indocumentados.

Dora Valdovinos
Creemos que él va a entender mejor nuestro problema de lo que lo hizo (George W.) Bush y por eso pensamos que nuestro pedido va a dar resultado
Dora Valdovinos, integrante de la Hermandad Mexicana Transnacional
Mientras Obama transitaba su primera semana de gobierno, la Hermandad Mexicana Transnacional y la Coalición 25 de Marzo junto a activistas de la Unión de Trabajadores de Servicios convocaban, desde los medios de comunicación hasta las iglesias de la comunidad, a reunir 10.000 cartas dirigidas a la Casa Blanca.

Dora Valdovinos, integrante de la Hermandad, explicó a BBC Mundo que el objetivo es "llamar la atención del presidente desde un primer momento, para que no se olvide de las necesidades de los hispanos, que tanto hemos hecho para que él llegue a donde está".

"Hemos votado por Obama porque él sabe lo que es la discriminación. Ha pasado por eso".

"Creemos que él va a entender mejor nuestro problema de lo que lo hizo (George W.) Bush y por eso pensamos que nuestro pedido va a dar resultado", expresó la activista por los derechos de los inmigrantes.

Además de las correspondencia escrita -unas 7.000 ya fueron enviadas y las 3.000 restantes están en proceso- desde el martes pasado se realizaron centenares de llamados al conmutador de la Casa Blanca y se enviaron otros tantos faxes y correos electrónicos.

Dramas familiares

El texto del mensaje formal preparado por las organizaciones pone énfasis en el "efecto dañino" de las deportaciones en la vida familiar.

"Madres y padres son separados de sus hijos porque no hay nuevas leyes o reformas vigentes que contemplen la situación".

"A menudo estas familias destrozadas siguen luchando duramente para su reunificación, en una muestra de su fortaleza y determinación para lograr el éxito, de la misma manera en que usted lo ha hecho Señor Presidente".

Pero apenas cumplida la uniformidad del pedido, en general, las cartas se vuelven luego más personales.

Desde aquellas como la de Clavel, que le pide al presidente "una tarjeta de residencia para su hermana", o la de Elena, una residente legal que se queja de que "en las redadas pagamos justos por pecadores", hasta otras -como la de Alondra- que le confiesa a Obama ser su "mayor admiradora" y que "si la recibiera personalmente convertiría su sueño en realidad".

Muchos de los mensajes son de niños, que mandan dibujos de sus familias junto con el pedido.

Vea algunas de las cartas

La agenda del presidente

Aunque sin entrar en demasiados detalles, la Casa Blanca también hizo público esta semana en su sitio en internet el enfoque que dará la administración Obama a sus políticas en áreas claves de gobierno.

Inmigración es una de ellas. Allí el presidente reconoce que "los políticos en Washington han explotado por mucho tiempo este tema para dividir a la nación antes que encontrar soluciones reales".

Cartas para Obama
Además de las cartas, se han enviado faxes y correos electrónicos.
Y postula una serie de puntos a partir de los cuales producir "una solución integral que traiga seguridad a la frontera, haga que las leyes se cumplan y reafirme nuestra herencia como una nación de inmigrantes".

La agenda presidencial recoge reclamos de los grupos que denuncian la inmigración ilegal, como el castigo a quienes den empleo a indocumentados y el aumento de personal, infraestructura y tecnología en la línea fronteriza.

Y también los pedidos de las organizaciones pro-inmigrantes, como el aumento de las plazas legales para radicarse en el país, la idea de preservar la unidad familiar, crear un camino para la ciudadanía para los que ya están aquí y ayudar al desarrollo económico de México para reducir la necesidad de emigrar de los que quieren venir.

Detalles diabólicos

Jorge Mario Cabrera, portavoz de CHIRLA (Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles), asegura que Obama está dando las señales adecuadas.

"A pocos días de asumir la presidencia, ya hay indicios específicos de que en temas importantes de derechos humanos, de una apertura a la reforma migratoria, Obama ya ha dado el primer paso abriendo el diálogo".

Cabrera reconoce, sin embargo, que con una economía en crisis y el desempleo en alza en Estados Unidos es poco realista pedirle al presidente que exponga a sus trabajadores a la competencia con mano de obra llegada desde el exterior.

Lo importante es que mientras llega el momento para discutir este tema con la sociedad se acuerde una moratoria en las redadas que aterrorizan a toda nuestra comunidad
Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles
"Lo importante es que mientras llega el momento para discutir este tema con la sociedad se acuerde una moratoria en las redadas que aterrorizan a toda nuestra comunidad. Y esto debe ocurrir en los primeros 100 días de la administración de este presidente", afirma.

Este anuncio general de la Casa Blanca sigue un camino aceptable, según Cabrera, pero "el diablo está en los detalles, así que tendremos que trabajar muy cerca del gobierno y del Congreso para asegurarnos de que sean justos y nuestra comunidad tenga la oportunidad que se merece".

Más de lo mismo

Otras organizaciones recibieron con menos optimismo la publicación de la agenda presidencial para el tema migratorio.

"Es básicamente la misma reforma propuesta por Kennedy y McCain el año pasado (rechazada por la Cámara de Representantes)", dijo a BBC Mundo Gloria Saucedo, directora de la Hermandad Mexicana Transnacional.

Uno de los puntos más preocupantes para los grupos pro-inmigrantes es aquel en el cual se propone la creación de un sistema que permita a los indocumentados en el país sin antecedentes penales "pagar una multa y ponerse en la fila para conseguir la ciudadanía".

"Eso significa 20 años más de espera y no es lo que queremos, por eso la importancia de seguir organizando a la gente hasta que logremos que tomen en cuenta lo que pedimos las comunidades de base", dijo Saucedo.

Por lo pronto, si Obama logra hacerse tiempo durante la semana entrante para atender el tema migratorio, ya tiene más de 10.000 pedidos en camino hacia la Casa Blanca.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen