OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 2 de junio de 2008 - 03:01 GMT
Clinton vs. Barack, Obama vs. McCain
José Baig
José Baig
Mundo USA

Hillary Clinton
Clinton trata de convencer a los "superdelegados" para que la hagan candidata.
Este fin de semana Hillary Clinton tuvo dos motivos para celebrar y lamentar en su carrera por la nominación presidencial del Partido Demócrata de Estados Unidos.

El motivo de festejo es que arrasó sin ningún género de dudas en las elecciones primarias de Puerto Rico, celebradas este domingo, aunque nadie en su equipo, sin embargo, mencionó el hecho de que la abstención fue cercana al 85%.

 Victoria simbólica

Para lamentar que, pese a que la cúpula de su partido atendió su petición de hacer que los delegados de los estados de Florida y Michigan -castigados por adelantar la fecha del proceso interno- sean tomados en cuenta para la designación del candidato presidencial, solo contarán la mitad de esos votos.

La decisión de su partido y el triunfo electoral le sumaron a la senadora por Nueva York 125 votos más, pero todavía sigue estando en desventaja con respecto a Barack Obama, a pesar de que éste solo sumó 80 votos durante el fin de semana.

Voto popular

OPINE: ¿QUIÉN GANARÁ?
Barack Obama
José Bahamonde Miami Beach, Estados Unidos
En su discurso de celebración, la aspirante se afincó en los mismos argumentos que ha venido utilizando hasta ahora. Que hay más personas que han votado por ella que por su rival y que por eso tiene más posibilidades de ganar las presidenciales de noviembre.

"Más de 17 millones de personas (en todo el proceso de elecciones primarias) han votado por nuestra campaña. Ya no cabe duda: el pueblo habló y eligió a su candidata", dijo la senadora en un mensaje enviado a sus seguidores.

El equipo campaña de Clinton destaca la conquista del voto popular, pero el sistema electoral del partido demócrata establece que la nominación presidencial se otorga a quien tenga mayor número de delegados.

Esa persona es Barack Obama. Pero el senador por Illinois todavía no tiene la cantidad de delegados suficiente que le permitan asegurar la candidatura presidencial.

Si Hillary Clinton no se retira de la candidatura, y dado que ninguno de los dos tiene los delegados suficientes para asegurar la nominación, los únicos que podrían decidir a quién darle la nominación presidencial son los llamados superdelegados.

Los superdelegados

OPINE: ¿QUIÉN GANARÁ?
Waldo F, Santiago
Hillary Clinton aspira que el argumento del voto popular convenza a estos superdelegados, los funcionarios electos y personalidades del partido demócrata, que podrían hacerla candidata presidencial si decidieran votar por ella en la Convención Nacional de agosto.

La Convención Nacional es la reunión de todos los delegados electos y los superdelegados para designar quién va a ocupar la candidatura presidencial del partido.

La senadora Clinton ha insinuado en más de una ocasión que seguirá en campaña hasta esa fecha para tratar de convencer a los superdelegados de que, basándose en su triunfo en el voto popular y en su experiencia, la hagan a ella la candidata presidencial.

Pero Barack Obama ha dejado de responder a estos argumentos. De hecho, últimamente se refiere a Hillary Clinton con la condescendencia del triunfador hacia su antiguo rival.

Y hasta se anima a hacer la críptica afirmación de que Clinton "va a ser una gran ventaja en noviembre", como queriendo insinuar que, si obtiene la candidatura, la va a incorporar al equipo.

Obama vs. McCain

El discurso de Obama durante las últimas semanas se ha centrado en atacar a John McCain, el virtual nominado por el Partido Republicano.

La estrategia del precandidato demócrata ha sido tratar de mostrar a McCain como una continuación de las políticas del actual gobierno, desde la guerra en Irak, pasando por la economía y hasta la seguridad social.

Por ahora, tanto Hillary Clinton como Barack Obama ya dejaron atrás Puerto Rico y se concentran en las últimas elecciones primarias: Montana y Dakota del Sur, el martes 3 de junio.

Después de esa fecha, Obama dice confiar en que Hillary Clinton "hará lo correcto".

Pero, al menos por ahora, para Clinton los que deben "hacer lo correcto" son los superdelegados y poner a la primera mujer rumbo a la Casa Blanca.



NOTAS RELACIONADAS
Clinton arrasó en Puerto Rico
02 06 08 |  Internacional
Primarias: la hora de Puerto Rico
01 06 08 |  Mundo USA
EE.UU.: Clinton cada vez más lejos
01 06 08 |  Internacional
Obama "cerca del triunfo"
21 05 08 |  Internacional
Aplauden a Clinton por persistir
21 05 08 |  Internacional
Obama exige "libertad" en Cuba
23 05 08 |  Mundo USA

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen