OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 1 de junio de 2008 - 01:45 GMT
Primarias: la hora de Puerto Rico
Redacción BBC Mundo

Hillary Clinton en Puerto Rico
Los puertorriqueños no pueden votar en las presidenciales, pero pueden elegir al candidato.

Este domingo tienen lugar en Puerto Rico las elecciones primarias del Partido Demócrata, estado que puede convertirse en protagonista inesperado en la carrera por la Casa Blanca.

Lo que parecía destinado a ser un simple pie de página en la historia de la carrera presidencial, este año podría convertirse en un evento más significativo, dado lo reñido de la competencia entre Barack Obama y Hillary Clinton por lograr la candidatura del partido.

Puerto Rico es un territorio de Estados Unidos cuyos habitantes, pese a ser ciudadanos de ese país, no tienen derecho a votar en las elecciones presidenciales.

Sin embargo, los dos partidos políticos principales de Estados Unidos organizan primarias para que los puertorriqueños participen en la selección de los candidatos que se enfrentarán en los comicios definitivos de noviembre próximo.

En el bando demócrata apenas restan dos estados por llevar a cabo elecciones primarias: los escasamente poblados y por ende, poco influyentes Dakota del Sur y Montana.

Barack Obama de campaña en Puerto Rico
Obama sigue encabezando la competencia general por la nominación.

Esos certámenes tendrán lugar el próximo martes 3 de junio.

Puerto Rico, en cambio, tiene una población de cuatro millones de habitantes y cerca de 2,37 millones de personas registradas para votar.

Igualmente, envía 63 delegados a la Convención Demócrata.

Ventaja de Clinton

Los seguidores de Hillary Clinton guardan esperanzas de una victoria amplia de su candidata en Puerto Rico que podría ayudarla a recortar la relativamente pequeña ventaja, menor al millón de votos, que Obama le llevaría en el cómputo total del voto popular.

Los reglamentos del partido son claros en especificar que lo que cuenta para determinar al candidato es el número de delegados electos y no el número de votos obtenidos.

Pero el equipo de campaña de Clinton ha repetido insistentemente que una eventual victoria en el voto popular debería ser tenida en cuenta por el partido como uno de los elementos que defina quién será la persona que se enfrente al republicano John McCain.

¿Participación alta?

Bill y Chelsea Clinton en acto de campaña de Hillary Clinton en Puerto Rico
Las primarias de Puerto Rico han cobrado una importancia inusitada.

Sin embargo, otros analistas advierten de matices en las cuentas que hacen los proponentes de Clinton.

Para tener un impacto significativo en el conteo del voto popular nacional, se necesitaría que los puertorriqueños acudiesen masivamente a las urnas el domingo.

Y la participación electoral en la isla ha sido tradicionalmente alta.

En las elecciones locales de 2004, por ejemplo, la participación fue de un 82% de los votantes registrados.

Pero, advierten los escépticos, la esperanza demócrata de atraer cerca de un millón de votantes en esta primaria podría ser demasiado optimista.

El hecho de que los puertorriqueños no puedan votar en las elecciones presidenciales de noviembre generalmente los vuelve apáticos con respecto a las primarias.

Los temas políticos más candentes en Puerto Rico tienen que ver con asuntos de incidencia más local, en especial en lo que se refiere al estatus de la isla frente a Estados Unidos.

Hillary Clinton de campaña en Puerto Rico
Clinton es favorita para ganar en Puerto Rico.

Las simpatías de los puertorriqueños se dividen entre los que quieren que la isla se convierta en el estado 51 de la Unión, los que quieren que se mantenga la situación actual y los que están a favor de la independencia.

Al son que les toquen

Sin embargo, dado lo cerrado de la competencia, ninguno de los candidatos se ha dado el lujo de ignorar esta primaria, que tradicionalmente habría pasado casi desapercibida ante la opinión pública estadounidense.

Ambos candidatos han hecho campaña en la isla.

E incluso participaron de aspectos de la cultura política local, como marchas callejeras con baile incluido. Las cámaras han registrado a Obama y Clinton moviéndose al son de la música caribeña.

Obama grabó mensajes televisivos hablando castellano.

Y Clinton pasó buena parte del pasado fin de semana, con su esposo e hija incluidos, haciendo campaña a por toda la isla.

Si bien no se espera que las primarias de Puerto Rico lleven a un desenlace definitivo de la contienda demócrata, en este último trayecto de la pugna ninguno de los candidatos parece dispuesto a dejar pasar la menor oportunidad de anotar puntos.



NOTAS RELACIONADAS
EE.UU.: Clinton cada vez más lejos
01 06 08 |  Internacional
Obama "cerca del triunfo"
21 05 08 |  Internacional
Aplauden a Clinton por persistir
21 05 08 |  Internacional
Obama exige "libertad" en Cuba
23 05 08 |  Mundo USA

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen