OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 12 de marzo de 2009 - 17:18 GMT
Colombia mide su homofobia
Hernando Salazar
Hernando Salazar
BBC Mundo, Bogotá

Hombres cogidos de la mano
El estudio reveló la existencia de muchos prejuicios negativos sobre los estudiantes gays.

Un estudiante gay de un colegio público de Bogotá se ve obligado a usar el baño de mujeres porque sus compañeros le impiden entrar al baño de hombres. Otro muchacho que declaró su homosexualidad ha sido buscado insistentemente por una pandilla juvenil que lo quiere agredir físicamente.

Esos son apenas dos casos de los encontrados por el estudio "Homofobia y convivencia en la escuela", realizado en ocho colegios públicos de la capital colombiana.

El profesor Erik Cantor, un antropólogo que dirigió la investigación, considera que este trabajo, patrocinado por la Universidad Pedagógica Nacional y la corporación Promover Ciudadanía, es "pionero en América Latina".

En diálogo con BBC Mundo el investigador explicó que se encontraron comportamientos homofóbicos "muy preocupantes" en las escuelas, algo que hasta ahora no se había medido en Colombia.

"Por ejemplo, el 70% de los alumnos se burla de sus compañeros homosexuales o lesbianas, el 50% los rechaza, el 30% siente miedo y el 20% asco", indica Cantor sobre los resultados de una encuesta que se hizo entre medio millar de estudiantes heterosexuales.

El estudio reveló la existencia de muchos prejuicios negativos sobre los estudiantes gays. Un 38% considera que las lesbianas son personas "raras" y un 28,9% las define como "insatisfechas sexualmente".

A su vez, un 48% dice que los homosexuales son "afeminados", mientras que un 30% los señala como "débiles de carácter".

Homofobia y violencia

Erik Cantor
El 70% de los alumnos se burla de sus compañeros homosexuales o lesbianas, el 50% los rechaza, el 30% siente miedo y el 20% asco
Erik Cantor, antropólogo de la Universidad Pedagógica Nacional

El profesor, quien enseña en la Universidad Pedagógica Nacional, admite que esas actitudes homofóbicas favorecen la violencia contra los homosexuales y las lesbianas.

El pasado fin de semana Álvaro Miguel Rivera, un líder de la comunidad gay en Cali, la tercera ciudad de Colombia, fue brutalmente asesinado en su apartamento.

Rivera también militaba en el Polo Democrático Alternativo (PDA), el principal partido de izquierda en Colombia.

Aún no se saben los motivos de su crimen, pero la organización Colombia Diversa, que defiende los intereses de la comunidad gay, le pidió a las autoridades judiciales que "no se apresuren "a descartar la homofobia como causa del crimen. Muchas veces, asesinatos de ese tipo son atribuidos a motivos "pasionales".

"El asesinato de Álvaro Miguel Rivera ocurre en un contexto de violencia generalizada contra la población de gays, lesbianas, transgéneros y bisexuales (LGTB)", dijo Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa.

Colombia Diversa informa que sólo entre 2006 y 2007 en Cali hubo 67 homicidios entre el colectivo LGBT.

Rivera había llegado hace algún tiempo a Cali, huyendo del oriente del país, donde había sido amenazado.

Paradojas legales

En contraste con los hallazgos del estudio de Cantor y con crímenes como el de Rivera, la Corte Constitucional de Colombia ha dado pasos muy importantes en el reconocimiento de derechos a los LGBT.

Carlos Gaviria
No hay ningún argumento racional que justifique la homofobia, pero yo creo que obedece fundamentalmente a los factores religiosos, que se transmiten a través de la educación
Carlos Gaviria, presidente del Polo Democrático Alternativo

Carlos Gaviria, quien durante ocho años hizo parte de la Corte Constitucional y ahora preside el PDA, reconoce que generalmente "hay una gran brecha" entre las decisiones judiciales y la realidad.

En diálogo con BBC Mundo, Gaviria señaló que él no sabe los motivos del crimen de Rivera, pero no duda en afirmar que "en Colombia sí hay un fenómeno homofóbico".

Gaviria explica que muchos militantes del Polo Rosa, el colectivo que agrupa a la comunidad gay de su partido, han sido víctimas de "maltratos y abusos", inclusive por parte de la Policía.

"No hay ningún argumento racional que justifique la homofobia, pero yo creo que obedece fundamentalmente a los factores religiosos, que se transmiten a través de la educación", agrega el ex magistrado.

"Miradas restringidas"

Cantor admite que "en la escuela se continúan reproduciendo miradas muy restringidas sobre la sexualidad, que determinan la discriminación y exclusión contra jóvenes homosexuales y lesbianas".

Y señala que esa discriminación llega a tales extremos, que muchas veces los mismos gays y lesbianas caen en lo que se define como "homofobia internalizada".

"Esto quiere decir que, para evitar el rechazo, los muchachos homosexuales y las lesbianas intentan disciplinar sus cuerpos y sexualidades, y se mantienen ocultos por mucho tiempo. Y esto puede llevar al consumo de sustancias psicoactivas, a la deserción escolar e incluso a conductas suicidas", explica.

Cantor dice que los hallazgos de la investigación no se pueden generalizar a todo el país, aunque admite que hay regiones colombianas donde la homofobia es peor.

Para el investigador, frente a los hallazgos de homofobia las escuelas tienen el reto de brindar una educación sexual con una visión más diversificada, que no solo se preocupe por evitar embarazos y la transmisión de enfermedades sexuales.



NOTAS RELACIONADAS
México: candidato gay va por alcaldía
01 03 09 |  América Latina
Grupos gay critican al Papa
24 12 08 |  Video
Batalla legal por bodas gay
20 12 08 |  Cultura y Sociedad
Derechos gays: paradoja colombiana
04 09 08 |  América Latina
Argentina: pensión por viudez gay
27 08 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen