OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 25 de febrero de 2009 - 23:50 GMT
Picasso, un guiño al pasado
Lourdes Heredia, BBC Mundo, Washington
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Londres

Picasso inspirado en Delacroix.
Parte de la serie inspirada en "Mujeres de Argel" del pintor Delacroix.

La National Gallery abrió este miércoles la exposición "Picasso: desafiando al pasado" (Picasso: Challenging the Past), donde el artista malagueño se enfrenta con los grandes maestros de la pintura.

La exhibición, que ha sido calificada como una "retrospectiva de retrospectivas" por sus organizadores, es un montaje que ignora la cronología y se decanta por la trayectoria temática.

La primera sala está dedicada a seis autorretratos. Picasso aparece con 16 años, usando una peluca, que bien podría aparecer en una obra de Goya o de Rembrandt.

"Autorretrato con peluca", de Pablo Picasso
La exposición arranca con un autorretrato de Picasso cuando tenía 16 años.

"La exposición se inicia con el autorretrato que hizo Picasso en 1897 (Autorretrato con peluca). Ya desde esa época se presenta asimismo como un gran maestro", explica el curador de la exposición, Christopher Riopelle.

Tal como muestra esta pieza, explica el experto, desde esa temprana edad Picasso (1881-1973) no sólo se inspira de los grandes maestros, sino también juega con ellos.

Además de utilizar una peluca al estilo Goya, en los bordes de la pintura se pueden observar unos brochazos que fueron dejados a propósito en referencia a Velázquez, que dejaba trazos de sus pinceles mientras trabaja en sus obras.

Picasso también "juega" con Van Gogh en uno de sus autorretratos (Hombre con sombrero de paja y helado) que fue pintado en 1938. Ahí aparece con un sombrero como el del gran maestro, pero además saborea un helado.

"Hombre con sombrero de paja y helado", de Pablo Picasso.
Picasso no sólo se inspira de los maestros, también juega con ellos.

Las otras salas se dedican a los desnudos femeninos, personajes y tipos, compañeras y bodegones.

"En esta exposición se pueden observar todos los periodos y el proceso de experimentación", enfatizó Riopelle.

En la pared los organizadores copiaron una frase de Picasso: "Como cualquier artista, soy antes que nada un pintor de mujeres".

"El arte de Picasso fue siempre sorprender. Cuando la gente pensó que sólo existía el cubismo, él decidió pintar algo completamente distinto", señaló Anne Robbins, co-curadora del National Gallery.

El pasado como trampolín

La muestra finaliza en una gran sala dedicada a las "variaciones", que son las pinturas inspiradas en obras icónicas de la pintura europea como Velázquez, Manet o Poussin.

"Para sorpresa de críticos y admiradores, en 1954, cuando cumple 73 años, Picasso, comenzó a pintar variaciones de las obras de grandes maestros. Lo hizo en periodos de trabajo muy intensos. Elegía un cuadro y lo hacía suyo", explicó Riopelle.

La primera obra a la que se enfrentó Picasso fue "Mujeres de Argel", del pintor francés Eugène Delacroix.

La co-curadora Anne Robbins enfatizó a BBC Mundo, que Picasso "nunca quiso copiar a los grandes maestros, sino medirse con aquellos artistas que lo inspiraron".

La serie de las "Meninas" de Picasso inspirado en Velázquez.
Picasso enfrentó y jugó con los grandes maestros como Velázquez.

"Picasso no fue un esclavo de sus maestros. Este fue más bien un juego competitivo", subrayó la curadora.

En 1957 comienza a trabajar con "Las Meninas", de Velázquez que lo inspiró a hacer más de 50 lienzos y en 1961, retoma "Le Déjeûner sur l' Herbe" de Manet, donde desviste a los hombres y engrandece a las mujeres.

"Este periodo de dialogar con sus maestros surge como respuesta a aquellos que aseguraron en aquella época que la pintura había llegado a su fin. Fue la manera de Picasso de decir que en el pasado existe inspiración y un trampolín para el futuro", dijo Robbins.

Por último en 1962, la serie del "El rapto de las sabinas" refleja, en opinión de Riopelle, el compromiso de Picasso con lo que sucedía en el mundo en esa época durante la guerra de Corea.

Si bien en Londres no están los originales de los grandes maestros, como sí lo estuvieron en la reciente muestra en el Louvre de Paris, ésta es una gran oportunidad para observar una exposición que reúne obras de colecciones públicas y privadas provenientes de todo el mundo.

La exhibición, que podrá verse del 25 de febrero al 7 de junio, reúne más de sesenta obras.

Picasso revoluciona Londres

Picasso, que revolucionó la pintura del siglo XX, también logra cambios en las tradicionales galerías de Londres, que ningún otro artista había conseguido.

La exposición de Piccasso en el National Gallery.
Dos salas de la muestra están dedicadas a las mujeres.

Con esta exposición, por primera vez en la historia la National Gallery expone a un artista posterior a 1900, gracias a un acuerdo con la Tate Modern.

Hace años que estas grandes instituciones tenían un acuerdo por el cuál impusieron el año 1900 como línea divisoria de sus colecciones.

Incluso hubo un cambio de cuadros, en la que la National Gallery cedió un bodegón de Picasso a cambio de un paisaje de Van Gogh.

En esta ocasión, sin embargo, los organizadores enfatizaron que en esta muestra se justifica que la National Gallery sea la sede, ya que se trata de analizar el guiño que Picasso hace a los artistas anteriores a 1900.



NOTAS RELACIONADAS
Roban obras de Matisse y Picasso
05 01 09 |  Cultura y Sociedad
París, ciudad Picasso
09 10 08 |  Cultura y Sociedad
Recuperan otro grabado de Picasso
19 08 08 |  Cultura y Sociedad
De nuevo roban obras de Picasso
13 06 08 |  Cultura y Sociedad
Brasil/Picasso: acusado chef
15 01 08 |  Cultura y Sociedad
Recuperan obras de museo brasileño
09 01 08 |  Cultura y Sociedad
Museo brasileño sin seguro de robo
22 12 07 |  Cultura y Sociedad
Robo a ritmo de samba
25 02 06 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen