OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 17 de enero de 2009 - 17:41 GMT
La pianista venezolana de Obama

Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Washington

Gabriela Montero (Foto: cortesía www.gabrielamontero.com)
Montero integrará el cuarteto que interpretará una pieza creada para la ocasión por John Williams.

Gabriela Montero considera que en la política, como en la música, son tiempos para "explorar otras avenidas".

Shakira no será la única artista latinoamericana que participará en los eventos de la toma de posesión de Barack Obama este martes 20 de enero en Washington DC.

Aún más cerca, frente a las escalinatas del Capitolio donde se realizará la ceremonia de juramentación estará una venezolana, la pianista Gabriela Montero,

Montero integrará el cuarteto que interpretará una pieza creada para la ocasión por John Williams, el famoso y prolífico compositor de música para películas como la Guerra de las Galaxias, Tiburón o Parque Jurásico.

Será justo antes de que Barack Obama se juramente para el cargo de presidente de EE.UU. la pianista interpretará una pieza cuyo nombre aún no se ha dado a conocer.

Me parece que la labor que han hecho Gustavo Dudamel y José Antonio Abreu es increíble y se merecen todo el éxito que están teniendo en este momento. Hice mi debut con ellos como solista tocando a los 8 años con la Orquesta Juvenil, la primera orquesta que fundó José Antonio en los 70 (...) pero no vengo del Sistema.
Junto a Montero estarán dos ganadores del codiciado premio Grammy: el celista estadounidense de origen chino, Yo Yo Ma, el violinista judío estadounidense Itzahak Pearlman, y además el clarinetista afro-americano Anthony McGill.

La misma Montero podría estar a punto de compartir la distinción, pues su último disco, "Barroco" está nominado a un Grammy como Mejor Clasical Crossover y como Mejor Producción.

Se trata de una grupo de "músicos serios pero que gustan de explorar", según dijo a BBC Mundo Gabriela Montero, quien ha sido alabada por su particular manera de "improvisar" sobre los clásicos.

Para Montero, la poca rigidez estilística del cuarteto y hasta su múltiple integración étnica bien podría simbolizar el signo de los tiempos por venir.

¿Cómo llegó a ser invitada para integrar este cuarteto?

Yo tengo una trayectoria de ser una artista versátil. Soy músico clásico, pero además hago la improvisación lo que le da un ángulo distinto a mi carrera. Además el hecho de que soy latinoamericana, de que soy venezolana, de que soy mujer. Todo eso coincidió para que en ese cuarteto estemos representado varias de las etnicidades, de los sectores que vivimos en este país en este momento.

Gabriela Montero (Foto: cortesía www.gabrielamontero.com)
El último disco de la artista ha sido nominado para un premio Grammy.
La ejecución que tendrás el martes, ¿qué va a tener de particular, de distinto?

John Williams se ha esmerado muchísimo para que sea perfecto para la importancia de la ocasión. Es una obra que contiene un tema muy conocido y aparentemente uno de los favoritos del presidente electo Obama. Es una obra que tiene momentos solemnes, muy profundos pero además una alegría, un júbilo, por lo que viene. Encierra un poco el pasado de este país que ha sido por momentos agridulce y nos deja un sonido de esperanza, de alegría.

Cuando se participa en forma tan entusiasta del fervor popular que implica cada cambio político, ¿no corre el riego el artista de quedar muy definido dentro de una línea partidista?

Yo soy muy abierta en lo que son mis posiciones políticas. Yo creo que lo que pasa es que Obama arrastra tanta gente y tiene una cualidad tan positiva que es difícil no dejarse seducir por eso.

¿Esa seducción trasciendo las líneas de lo republicano o lo demócrata?

En él vemos un gran cambio en este país, por el sólo hecho de haber sido el primer afroamericano en ser elegido para esa posición tan importante a nivel mundial. Pero es que además de eso, él como ser humano, creo que tiene unas cualidades especiales que van a ayudar a empezar a dar un giro a este planeta que está tan convulsionado.

"No vengo del Sistema"

Frecuentemente Montero es alcanzada por el "merecido éxito" mundial del Sistema de Orquestas Juveniles de Venezuela. Y por eso frecuentemente tiene que aclarar que aunque admira "el Sistema" no es producto de ese semillero.

Yo no vengo del Sistema, porque no es para los pianistas. Yo no me formé en Venezuela. Nací en Venezuela y a los 8 años me vine a EEUU. Mi relación con las orquestas juveniles es fantástica porque a los muchachos los adoro. Me parece que la labor que han hecho Gustavo Dudamel y José Antonio Abreu es increíble y se merecen todo el éxito que están teniendo en este momento. Hice mi debut con ellos como solista tocando a los 8 años con la Orquesta Juvenil, la primera orquesta que fundó José Antonio en los '70 (...) pero no vengo del Sistema.

¿Pero estás vinculada al movimiento musical venezolano?

De una manera muy sentimental porque conozco a todos los músicos y hemos tocado juntos muchas veces, me parece que son increíbles y siempre estoy interesada en si puedo ayudar en algo, entonces trato de hacerlo. Pero cuando tienes una carrera internacional con una agenda tan apretada como la que tengo yo es imposible estar involucrada como quisiera. Yo viví allá (en Venezuela) tres años, entre 2003 y 2006, y pude hacer algo de docencia y contribuir un poco.

La excitación del momento en tu carrera no se debe sólo a la toma de posesión de Obama, sino que hay algunos hitos importantes en las semanas por venir, entre ellos un posible Grammy.

Gabriela Montero (Foto: cortesía www.gabrielamontero.com)
Montero dijo que fueron varios los factores que coincidieron para que fuera invitada al evento.
Sí, mi último disco con el sello Emi, que se llama Barroco, que es un disco de improvisaciones basado en temas barrocos conocidos y populares, ha sido nominado al Grammy como Best Clasical Crossover. No sé que va a pasar el 8 de febrero (día de la entrega) pero nada más tener una nominación es un sello de aprobación de que como artista clásico estoy rompiendo barreras pero estoy haciendo algo que le gusta a la gente y me gusta a mí.

¿Y qué es lo que consigue la gente en la obra, el público que no es muy versado en la música clásica?

Todo el mundo ha escuchado los temas conocidos, como las Cuatro Estaciones de Vivaldi, los conciertos de Bach. Todos tienen esa música arraigada en su ser. Yo lo que hago es que agarro esos temas e improviso. Para mí la improvisación es algo que me gusta, que me divierte, es algo espontáneo que rompe completamente el molde de lo que yo hago en el mundo clásico que es tocar a los grandes compositores con respeto a la partitura. Creo que un oyente que quizá no esté tan acostumbrado a la música clásica pueda encontrar por allí un camino más viable y más fácil.

¿Improvisar en un piano no te acerca al jazz?

Al principio cuando empecé a hacer esto en público de forma tan abierta hace unos pocos años -yo siempre improvisé, lo que pasa es que no lo hacía el público como ahora. La gente se confundía tratando de categorizarme como jazzista porque son los pianistas de jazz los que improvisan. Pero en el mundo clásico hasta hace un siglo se improvisaba. No te voy a decir que era algo normal porque eso es un talento pero es algo que sucedía. Siempre trato de hacer la gran diferencia que el estilo jazz es una cosa y el estilo clásico es otra cosa.

Entonces ese estilo artístico menos rígido que llevas a la toma de posesión ¿puede simbolizar en lo político un tiempo por venir menos rígido, con una mayor capacidad de improvisación?

Todos los músicos que vamos a estar presentes somos músicos clásicos pero todos de alguna forma hemos llegado a otros tipos de música. Yo reo que el músico clásico de este siglo está empezando a abrirse como no sucedió en el siglo XX, cuando lamentablemente música clásica se infectó de esa rigidez y esa seriedad que hizo que mucha gente se distanciara de la música clásica porque no podía relacionarse con una música tan avanzada. Vamos a estar cuatro músicos "serios" pero que además exploramos. Quizá de eso se trata estos próximos años que vienen. Ojalá porque necesitamos cambiar, necesitamos explorar otras avenidas y ser más flexibles.



NOTAS RELACIONADAS
Obama: el hombre que inicia una era
16 01 09 |  Cultura y Sociedad
Londres y el jazz del siglo XXI
15 11 08 |  Cultura y Sociedad
Abreu, con los grandes de la música
17 05 08 |  Cultura y Sociedad
Doble premio para Venezuela en Londres
16 05 08 |  Cultura y Sociedad
El ejemplo que Caracas dio... en Londres
27 08 07 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen