OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 16 de noviembre de 2008 - 00:23 GMT
El preso que se envió por correo
Greg Morsbach
BBC

Caja de cartón
Las autoridades dijeron que el fugitivo es alto y de hombros fornidos.

La policía de Alemania está buscando a un narcotraficante que escapó de una cárcel luego de enviarse a sí mismo por correo, en una caja.

El fugitivo, un ciudadano turco de 42 años de edad, había estado trabajando, junto a otros prisioneros, en la fabricación de artículos de escritorio destinados a unas tiendas.

Las autoridades de la prisión, situada en Willich, cerca de la ciudad de Düsseldorf, en el oeste de Alemania, dijeron que el hombre, alto y de hombros fornidos, se escondió al final de su turno en una caja de cartón, que medía aproximadamente 150x120 cm.

Cuando el servicio de mensajería expresa semanal llegó a recoger varias cajas de mercancías, la que contenía al prisionero -quien cumplía una sentencia de siete años de privación de libertad- también fue colocada en la parte de atrás del camión.

Poco después de que el camión saliera de la cárcel, el forajido hizo un gran hueco en la lona y saltó a su libertad.

El chofer le avisó a la policía cuando vio la lona agitándose en el viento.

"Cómplices"

La directora del penal, Beate Peters, le dijo a la BBC que se trata de un incidente vergonzoso.

En su opinión, el hombre tenía cómplices fuera de la cárcel.

No me sorprendió que alguien se fugara. Durante años le he estado pidiendo al gobierno más guardias de seguridad, pero ahora me van a tener que hacer caso
Beate Peters, directora de la cárcel

"Seguro que en cuanto saltó de la parte de atrás del camión, sus amigos lo recogieron", dijo.

"No tenemos ni la más remota idea de dónde se esconde el fugitivo, pero pensamos que sigue en este país y que está tratando de no llamar la atención antes de dar su próximo paso", añadió.

Peters le dijo a la BBC que es muy probable que otros prisioneros conocieran su plan, pero que no hablarían debido a un "código de honor" y también porque en Alemania es un delito ayudar a alguien a escapar de la cárcel.

La directora señaló que el incidente demostró que es necesario reforzar la seguridad de la cárcel con urgencia.

"No me sorprendió que alguien se fugara. Durante años le he estado pidiendo al gobierno más guardias de seguridad, pero ahora me van a tener que hacer caso", dijo.



NOTAS RELACIONADAS
El gran escape
02 11 07 |  Cultura y Sociedad
Un vistazo a Europa
03 11 05 |  Carceles
India: escaparon 300 presos
17 12 07 |  Internacional




 

banner watch listen