OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 23 de octubre de 2008 - 17:30 GMT
Annie Leibovitz o el arte de ver
Fernán González
Fernán González
BBC Mundo

Annie Leibovitz en la National Portrait Gallery de Londres
Annie Leibovitz habló de la experiencia de retratar a la reina Isabel II.

"Nunca fui una buena fotógrafa en el sentido técnico. Mi interés siempre ha sido ver, la forma de ver", insiste la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz al presentar este miércoles una exposición sobre su obra en la National Portrait Gallery de Londres.

La exposición "Una vida de fotógrafa" abarca un período de 15 años, desde 1990 a 2005.

A Leibovitz se le conoce por sus fotos de un John Lennon, desnudo y abrazado a Yoko Ono y de la actriz Demi Moore embarazada y desnuda.

Más recientemente sus retratos de la reina Isabel II de Inglaterra fueron parte de una polémica en la que se vio inmersa la BBC.

En esta retrospectiva itinerante que ya se presentó en Nueva York y París, Annie Leibovitz parece querer destacar otra faceta, más íntima, de su trabajo.

Foto perfecta

En el recorrido de casi una hora por varios salas de la galería nos lleva a periodistas y fotógrafos hasta el retrato de su madre, que a juzgar por la explicación de Leibovitz sería la foto perfecta, esa en que no parece haber cámara.

"Es a lo que una aspira", nos dice.

En ella, Marilyn Leibovitz mira a su hija con una expresión inescrutable.

Brad Pitt, fotografía de Annie Leibovitz.
A Annie Leibovitz se le conoce por las fotos de celebridades como Brad Pitt.

Annie Leibovitz cuenta que sus padres desaprobaron la imagen porque no había sonrisa.

La fallecida escritora estadounidense Susan Sontag, compañera sentimental de Leibovitz, tiene una presencia ineludible en la muestra.

Ahí está con su mirada triste en el Quai des Grands Agustins de París en 2002 y en los últimos momentos de su vida.

La idea de incluir estas fotos personales surgió, nos dice Leibovitz, cuando preparaba un homenaje póstumo a la escritora, quien falleció en 2004.

Sin embargo, la fotógrafa asegura que no volverá a exponer su vida íntima al público.

Bush y la reina

Los casi 55 minutos con Annie Leibovitz son una colección de anécdotas.

Leibovitz explica que se sintió incómoda trabajando en la Oficina Oval de la Casa Blanca al retratar al presidente Bush con sus más cercanos colaboradores, entre ellos el vicepresidente Dick Cheney y la Secretaria de Estado Condoleezza Rice después de los sucesos del 11 de septiembre.

"Era difícil trabajar con las ventanas de esa oficina", explica y describe la entrada de Bush, a quien ya conocía, con su habitual "aire de creido, de gallito de pelea".

"Lo que no sabía es que estaban preparando la guerra", confiesa.

Susan Sontag, Quai des Grands Augustins, Paris, 2002. Cortesía National Portrait Gallery.
Fotos íntimas como esta de la escritora Susan Sontag forman parte de la exposición.

Como era de esperar, Leibovitz habló, a instancias de algunos periodistas, de su experiencia al retratar la reina Isabel II el año pasado.

"No tengo mucho tiempo", dijo la soberana británica al comienzo de la sesión, a la que llegó 20 minutos tarde.

"Yo sabía que algo pasaba", afirma Leibovitz.

Y explica el mal humor de la reina porque generalmente "a las personas no les gusta que las fotografíen".

A eso hay que añadir, según acotó, la edad de Isabel II y que llevaba una pesada capa.

Leibovitz se refirió a la controversia generada por una compañía independiente que filmaba la sesión para la BBC.

La empresa cambió las imágenes de la entrada y salida de la reina, lo que dio la impresión de que se había retirado disgustada después de aparentemente rechazar las sugerencias de Annie Leibovitz para aligerar su indumentaria.

En realidad, la reina se comportó magníficamente durante los 25 minutos que duró la sesión, en palabras de Leibovitz.

Futuro

Al margen de las anécdotas, la fotógrafa confiesa que le gustaría tener más energía.

"Son tiempos interesantes", nos dice.

Annie Leibovitz, siempre cordial y con aire de coreógrafa, pasa balance a su trabajo y adelanta como percibe su futuro.

"Creo que he llevado el mundo del retrato a algún lugar. La fotografía digital abre todo un nuevo mundo. Me veo como una artista conceptual que puede usar la fotografía".

"Ese es quizás el próximo paso", añade.



NOTAS RELACIONADAS
La reina posa de nuevo
02 05 07 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen