OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 4 de octubre de 2008 - 09:17 GMT
Corea del Sur: debate por ciegos
John Sudworth
BBC, Seúl

Kim Jang Soo
Kim Jang Soo, en una de las manifestaciones para evitar que se les quite la exclusividad.

Manos firmes y dedos diestros podrían ser la clave para trabajar como masajista en Corea del Sur, pero en este país es necesario poseer otra condición.

Debe quedar registrado que eres ciego.

Es una protección legal que les asegura autonomía a las personas ciegas y les garantiza un ingreso.

El solo derecho de practicar un masaje, vigente desde hace casi un siglo, ahora significa que más de 7.000 masajistas con discapacidad visual se puedan ganar la vida.

Me reuní con Han Yong Seok, un alumno que se prepara para convertirse en masajista, en la Escuela Nacional para Ciegos de Corea del Sur, en Seúl.

Antes de venir a estudiar aquí, trabajaba como profesor.

Necesito aprender sobre este negocio para poder seguir sosteniendo a mi familia y ser parte de la sociedad
Han Yong Seok

Pero, tiempo después, perdió la visión y, como muchos de sus compañeros, dijo que no tenía otra opción que renunciar a su profesión.

"Simplemente, no pude conseguir otro trabajo que el de masajista", dijo Yong Seok.

"Necesito aprender sobre este negocio para poder seguir sosteniendo a mi familia y ser parte de la sociedad".

A la corte

Pero, ahora este privilegio exclusivo enfrenta un desafío, pues la Corte Constitucional está preparando una legislación que versará sobre el monopolio de la profesión y la discriminación contra las personas que pueden ver.

Park Yoon Soo
Park Yoon Soo considera que los masajistas que pueden ver son discriminados por el sistema.

La situación indica que los más de 7.000 masajistas ciegos que hay en el país no se dan abasto con la demanda.

Las grandes ciudades están llenas de salones, barberías y saunas. Estos establecimientos, que no cuentan con el permiso correspondiente para funcionar, ofrecen los servicios de masajistas sin impedimentos visuales. Un estimado de 500.000 practicantes en total.

Ahora, este ejército ilegal de personas sin problemas visuales busca que los magistrados del máximo tribunal de la nación se pronuncien sobre su derecho básico y humano de escoger su profesión.

Park Yoon Soo, el presidente de la asociación que promueve la acción legal, señaló que los masajistas sin impedimentos visuales enfrentan el peligro constante de ser arrestados.

"Ellos patrullan nuestros negocios, nos multan y nos convierten en criminales. Incluso podemos ir a la cárcel", dijo Yoon Soo.

"Las personas ciegas deberían ser ayudadas para conseguir otros trabajos y no darles los derechos exclusivos para ejercer un solo empelo".

Al agua

Ante el temor de una sentencia que pudiera afectarlos, los ciegos han participado en manifestaciones que demuestran su deseo de mantener la exclusividad del negocio de los masajes.

En Corea, incluso si una persona ciega es capaz de ser profesional, nadie los contrata. Los empleadores no nos quieren en esas posiciones
Kim Jang Soo

Algunos, incluso, han saltado de los puentes del río Ham.

La policía dijo que varias personas han resultado heridas. No se han registrado muertos, pues los funcionarios han estado atentos al rescate de los manifestantes que se lanzan al agua.

Kim Jang Soo, quien ha trabajado de masajista durante 25 años, lleva a cabo su "protesta individual" frente a la Corte Constitucional.

"¿Los ciegos no estarían en mejores condiciones si lucharan por convertirse en doctores, abogados o ingenieros", le pregunté.

"La gente que puede ver tiene la opción de conseguir miles de trabajos", me respondió.

"Pero, en Corea, incluso si una persona ciega es capaz de ser profesional, nadie los contrata. Los empleadores no nos quieren en esas posiciones".

Es cierto que el rápido avance de la economía de Corea del Sur no les ha traído igualdad de oportunidades a todos.

Las personas que usan sillas de ruedas, por ejemplo, con frecuencia se quejan de la escasez de acceso a algunos medios de transporte público.

Fortalecimiento

Kang Min Kyu es el director de la unidad de políticas para personas con discapacidades del Ministerio de Salud.

Min Kyu dijo que Corea del Sur es ahora una democracia próspera, pero señaló que no tiene la antigüedad y experiencia de otras.

"Estamos procurando fortalecer nuestras políticas dirigidas a los discapacitados", dijo Min Kyu.

"Pero, para ser realistas, es muy difícil para las personas con severos problemas visuales conseguir un trabajo. El trabajo de masajista es importante para su supervivencia y el gobierno cree que el sistema actual debería mantenerse".

¿Es el trabajo de masajista una protección valiosa para una minoría vulnerable o una excusa condescendiente ante la carencia de igualdad?

Se espera que la corte constitucional dé a conocer su veredicto en las próximas semanas.



NOTAS RELACIONADAS
Un can en la mezquita
25 09 08 |  Cultura y Sociedad
Hallan clave de degeneración macular
06 03 06 |  Ciencia y Tecnología
Dieta de fruta contra la ceguera
15 06 04 |  Ciencia y Tecnología
Ojo biónico: un punto de vista
05 04 05 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen