OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 8 de agosto de 2008 - 16:15 GMT
86 esposas, 170 hijos, una lección
Andrew Walker
BBC, Bida, Nigeria

Bello Abubakar
Bello Abubakar dice que no sale a buscar a las mujeres, sino que ellas vienen a él.

El nigeriano Mohammed Bello Abubakar, de 84 años, recomienda a otros hombres que no sigan su ejemplo de casarse con 86 mujeres.

El ex profesor y ex predicador, quien vive en el estado de Níger con sus esposas y por lo menos 170 hijos, dice que sólo puede con su situación gracias a la ayuda de Dios.

"Un hombre con 10 esposas colapsaría y moriría, pero mi fuerza personal me la dio Alá. Por eso es que puedo controlar a las 86", nos dijo.

Según Bello, sus esposas lo buscaron por su reputación como curandero.

"No salgo a buscarlas. Ellas vienen a mí. Tomo en consideración el hecho de que Dios me lo ha pedido y simplemente me caso con ellas".

Pero sus comentarios han sido rechazado por las autoridades islámicas en Nigeria, que catalogan a su familia como un culto.

La mayoría de los estudiosos musulmanes coinciden en que un hombre puede tener cuatro esposas con la condición de que las pueda tratar igualmente.

Sin embargo, Bello Abubakar sostiene que no hay castigo en el Corán por tener más de cuatro esposas.

"A mi entender el Corán no pone un límite y todo depende de lo que te permita tu fuerza, tus atributos y tu habilidad".

"Dios no dijo cual debería ser el castigo para un hombre que tiene más de cuatro esposas, pero sí fue específico en cuanto al castigo por fornicar y cometer adulterio".

"Orden de Dios"

Cuando Bello Abubakar salió de su complejo residencial para hablar a la BBC sus esposa e hijos entonaron una canción de alabanza.

Ganiat Mohammed Bello
Cuando uno se casa con un hombre que tiene 86 esposas sabe que el sabe como cuidarlas
Ganiat Mohammed Bello

La mayoría de sus esposas tienen menos de la cuarta parte de su edad y muchas son más jóvenes que sus propios hijos.

Las esposas con las que conversó la BBC dicen que conocieron a Bello Abubakar cuando fueron a pedirle ayuda por diversas enfermedades que, según ellas, él consiguió curar.

"Apenas lo conocí se me fue el dolor de cabeza", dice Sharifat Bello Abubakar, quien para entonces contaba con 25 años.

"Dios me dijo que era hora de ser su esposa. Alabado sea Dios. Hoy soy su esposa".

Ganiat Mohammed Bello ha estado casada con el hombre a quien todos llaman "Baba" por 20 años.

Cuando estaba en la escuela secundaria su madre lo llevó a una consulta con Bello Abubakar, quien luego le pidió ser su esposa.

"Yo dije que no podía casarme con un hombre más viejo, pero me dijo que era una orden directa de Dios".

Ella se casó con otro hombre pero luego se divorciaron y decidió unirse a Bello Abubakar.

"Ahora soy la mujer más feliz de la Tierra. Cuando uno se casa con un hombre que tiene 86 esposas sabe que el sabe como cuidarlas", señaló.

Sin trabajo

Bello Abubakar y sus esposas no trabajan y no tienen medios visibles para poder mantener a una familia tan grande.

Las esposas de Bello Abubakar
Algunas de las esposas de Bello Abubakar son más jóvenes que sus hijos.

Bello se negó a decir de donde saca suficiente dinero para pagar el enorme costo de alimentar y vestir a tanta gente.

Para cada comida, ellos cocinan tres bolsas de 12 kilogramos de arroz, que equivalen a un total de US$915.

"Viene todo de Alá", aseguró.

Otros residentes de Bida, el pueblo donde vive en el norteño estado nigeriano, dicen que no saben como puede mantener a su familia.

Según una de las esposas, Bello Abubakar a veces le pide a sus hijos que vayan a mendigar 200 nairas (US$1,69) que, si todos lo hicieran, llegaría a cerca de US$290.

La mayoría de sus esposas vive en una casa pobre, sin terminar, en Bida; otros viven en su casa de Lagos, la capital comercial de Nigeria.

El se niega a permitir que los miembros de su familia y otros devotos tomen medicinas y sostiene que cree en la existencia de la malaria.

"Cuando te sientas aquí, si tienes una enfermedad yo puedo verla y eliminarla", dice.

Pero no todo el mundo puede ser curado y una de sus esposas, Hafsat Bello Mohammed, apunta que dos de sus hijos murieron.

"Estaban enfermos y le dijimos a Dios y nos dijo que le había llegado la hora".

Ella dice que la mayoría de sus esposas ven a Bello Abubakar como alguien que está en línea de sucesión del profeta Mahoma.

De hecho, el asegura que el Profeta Mahoma habla con el personalmente y le da detalladas descripciones de sus experiencias.

Es una afirmación muy seria de hacer para un musulmán.

"Esto es una herejía, es un hereje", dice Ustaz Abubakar Siddique, un imán de la Mezquita Central de Abuja.



NOTAS RELACIONADAS
Mujeres en la poligamia
20 07 06 |  Cultura y Sociedad
Arruinado por la poligamia
27 07 05 |  Cultura y Sociedad
Uno siempre regresa al primer amor
07 10 04 |  Cultura y Sociedad
La 12º esposa del monarca absoluto
06 09 04 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen