OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 9 de julio de 2008 - 14:51 GMT
El caso del decapitador de conejos
Steve Rosenberg
BBC

Conejo
Nadie se explica por qué lo hace.

Elfriede Dumont de 74 años me invita a pasar a ver el jardín de su casa, en Alemania.

Es pequeño, pero está bien cuidado, hay pequeños abetos que rodean el césped, tiene flores en la terraza y hay leña apilada cuidadosamente.

Antes también había una conejera, pero ya no.

"Una mañana, cuando salí a dar de comer a mis conejos, me sorprendió ver que la puerta de la conejera estaba abierta", me explica Elfriede.

"Miré adentro y vi que estaba Rocco estirado. Le faltaba la cabeza. Más tarde me encontré con Felina entre los arbustos. También la habían matado. No entiendo por qué".

Rocco y Felina son tan sólo dos de los 30 conejos que ya fueron encontrados muertos en las poblaciones de Witten y Dortmund desde el verano pasado.

Muchos de los conejitos han sido decapitados y desangrados.

Descubrimiento mortal

Éste es uno de los casos más impactantes de crueldad contra animales que pueden recordar los habitantes de estas poblaciones alemanas.

Elfriede Dumont
Miré adentro y vi que estaba Rocco estirado. Le faltaba la cabeza. Más tarde me encontré con Felina entre los arbustos. También la habían matado
Elfriede Dumont

"Nunca pensé que aquí podría suceder una cosa así", dice Sabrina, nieta de Elfriede.

"Este es un lugar muy tranquilo. Uno incluso puede dejar la puerta del coche abierta y no pasa nada. Aún así, ¡hay gente que asesina conejos!".

Sabrina me cuenta sobre otro incidente. Se descubrieron más conejos muertos en el patio de una escuela.

"Los conejos estaban allí sin cabeza y los niños los encontraron por la mañana mientras jugaban en el patio. Esto aún es más horrible que encontrarlos en tu propio jardín".

En la comisaría de policía, el agente Volker Schuette me muestra fotografías de las mascotas decapitadas. Son asesinatos que siguen un patrón espantoso.

"Siempre es lo mismo", explica Schuette. "Los detectives encuentran al conejo muerto en conejeras. Alguien les ha cortado la cabeza y los ha desangrado. Así que no encontramos ni sus cabezas, ni sangre".

Nunca pensé que aquí podría suceder una cosa así
Sabrina

La policía teme que el atacante de conejos podría comenzar a asesinar a personas.

Así que han designado a un equipo especial para intentar rastrear al asesino.

Satélites espía

Ahora están examinando los cuerpos de los conejos para encontrar muestras de ADN y se ha interrogado a unas 300 personas. Pero la policía admite que todavía desconoce quién está decapitando los conejos y por qué.

Tampoco se sabe cómo el asesino ha seleccionado a sus víctimas.

La mayor parte de los conejitos decapitados fueron ocultados del público, se encontraron en patios traseros o jardines.

Policía alemán
La policía admite que desconoce quién está llevando a cabo los asesinatos.

Se ha hablado de la posibilidad de que el asesino haya estado utilizando imágenes de satélites en internet para encontrar casas con conejeras.

En las afueras de la población de Witten, Julia Perkun abre el nuevo candado que ha comprado para su conejera.

La señora Perkun instaló tantas cerraduras y candados que su conejera parece más bien una caja fuerte.

Dentro del recinto, Julia me muestra a sus 13 conejos que se escurren entre la paja y se comen el desayuno a base de verduras.

Entre ellos se encuentra Reebok, un conejito blanco, y Sansón, que tiene unas orejas grandes y marrones que le llegan hasta el suelo.

Julia asegura que escogió este lugar remoto en el bosque para que estén bien resguardados del asesino de conejos. Me pide que no revele su escondite.

"Este lugar no se ve desde la calle", me dice la señora Julia "e intento no decirle nada a nadie sobre este sitio. La gente sólo sabe que tengo conejos, pero yo no digo donde se encuentran, así que espero que mis conejos estén a salvo".

El miedo está provocando que los habitantes de estas poblaciones alemanas oculten a sus mascotas en los bosques, como es el caso de la señora Julia, o en sus garajes, o en sótanos.

Mientras siga libre el asesino, los conejos del valle del Ruhr estarán obligados a vivir en la clandestinidad.



NOTAS RELACIONADAS
Ratones masacran aves
25 07 05 |  Ciencia y Tecnología
La caza del zorro como excusa
21 02 05 |  La Vida es Juego
Buscan a "asesino" de animales en serie
11 02 04 |  Ciencia y Tecnología
Gemelos manatíes nacen en un zoo
04 12 03 |  Ciencia y Tecnología
Falleció Copito de Nieve
24 11 03 |  Cultura y Sociedad
Ecología: al borde de un desastre
18 11 03 |  Ciencia y Tecnología
Iniciativa Darwin al rescate
24 03 03 |  Science




 

banner watch listen