OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 6 de junio de 2008 - 17:01 GMT
Zimbabue: hambre y sangre
Javier Farje
Javier Farje
BBC Mundo

Mujer en zona rural de Zimbabue
La suspensión de la ayuda podía afectar a miles de personas en el campo.
En Zimbabue, la decisión del gobierno del presidente Robert Mugabe de suspender la ayuda alimentaria proveniente de organismos de ayuda humanitaria podría sumir en la hambruna a casi cuatro millones de personas.

La tercera parte de la población depende íntegramente de los alimentos que las agencias internacionales distribuyen en las regiones más pobres, debido al colapso de la economía del país.

Por un lado, la inflación, ha llegado a 165.000%; por otro, las cosechas de los últimos años en lo que alguna vez fue llamado "el granero de Africa", han sido exiguas.

Judith Melby, de la organización de ayuda británica Christian Aid dice que la suspensión de distribución de alimentos convertirá una situación ya grave en "desesperada".

El gobierno de Harare acusa a lso organismos internacionales de ayuda de ayuda de hacer campaña política a favor de la oposición del Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), de Morgan Tsvangirai.

Sin embargo, Melby coincide con otras organizaciones que consideran que la medida adoptada por el gobierno del presidente Robert Mugabe está destinada a no permitir que esas agencias de ayuda sean testigos de la violencia política en las zonas rurales.

Activistas opositores heridos
Muchos activistas han sido atacados por los seguidores del gobierno
Intimidación

El campo fue siempre considerado el bastión de apoyo al gobierno de Mugabe, desde que se convirtiera en primer jefe de gobierno de la antigua Rodesia en 1980, luego de obtener su independencia.

Pero las expropiaciones forzadas de tierras a los antiguos dueños blancos y la mala administración de la economía en los últimos diez años han desequilibrado ese balance de poder que ha mantenido al antiguo guerrillero independentista en las últimas tres décadas.

El MDC está convencido de que la suspensión de la distribución de ayuda es parte de una campaña de intimidación, proveniente de un presidente que no quiere dejar el poder por la vía democrática.

Este viernes, Tsvangirai, el candidato presidencial del MDC fue detenido por segunda vez, cuando se encontraba haciendo campaña para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 27 de junio.

La policía argumenta que se trata de manifestaciones electorales ilegales, que tienen que ser suspendidas porque no se puede garantizar su seguridad.

En todo caso, lo cierto es que los seguidores del MDC han sido hostilizados por los llamados "veteranos", grupos de choque del partido del gobierno, el ZANU-PF, y que toman el nombre de quienes lucharon por la independencia del país.

Tonderai Ndira
Tonderai Ndira quizo un cambio pacífico. Fue turturado y asesinado.
Tonderai

Una de las víctimas mortales de la campaña de intimidación contra la oposición es Tonderai Ndira, un activista de métodos pacíficos que denunció a Robert Mugabe desde las filas de una juventud cada vez más rebelde y descontenta.

Su campaña casi personal contra el gobierno lo llevó a la cárcel 35 veces y, en una ocasión, la policía superó lo que debe ser todo un récord: 38 acusaciones en una sola tanda.

Ndira vivía en un bario marginal del este de Harare, Tafara.

Durante gran parte de los apenas 33 años que llegó a vivir, Tonderai Ndira movilizó a los más pobres y los más débiles para que se unieran a la oposición.

"Es claro que el cambio que estamos pidiendo está aquí" dijo en una ocasión. "Si no lo logramos, el pueblo debe levantarse y luchar por la victoria" dijo una vez.

Luego de las elecciones del 29 de marzo, que el MDC ganó a nivel presidencial y de parlamento, el gobierno desató una gran campaña de intimidación hacia la oposición.

Los "veteranos" y la policía quemaron, torturaron y mataron a activistas opositores.

Tonderai Ndira era dirigente Asociación Combinada de Residentes de Harare, una organización que hacía campaña por servicios elementales: pavimento en las calles, recojo de basura, agua y desagüe.

El 13 de mayo, según amigos y testigos presenciales, un grupo de 10 hombres, algunos enmascarados, llegó muy temprano a la calle polvorienta donde vivía Ndira, armados con fusiles AK47.

Afiche de campaña de la oposición
El candidaro opositor, Morgan Tsvangirai ha sido detenido por hacer campaña electoral.
Desaparecido

El grupo tocó la puerta de la casa del activista y contestó su esposa. Que vuelvan más tarde fue el mensaje de Ndira.

El grupo armado no estaba para cortesías. Lo sacaron de la cama en ropa interior y lo secuestraron.

Sus familiares buscaron de forma frenética al desaparecido, temerosos de que corriera la misma suerte de otros activistas, cuyos cuerpos inertes han tenido que ser reconocidos por sus parientes en la morgue de Harare.

El cuerpo destrozado y putrefacto de Tonderai Ndira sólo lo pudo reconocer su familia por su altura y un anillo que sus asesinos no se tomaron el trabajo de llevarse.

Tenía huellas de golpes y balazos y, aunque no hubiera estado en proceso de descomposición, igual habría sido difícil de reconocer.

La historia de Tonderai Ndira, los casi 50 activistas asesinados, y de las cuatro millones de personas a quienes el gobierno de Mugabe les está negando ayuda alimentaria es la historia del Zimbabwe de hoy.

Y nadie parece, por el momento, tener la fuerza para cambiarla.



NOTAS RELACIONADAS
Tsvangirai regresa a Zimbabue
24 05 08 |  Internacional
Zimbabue: anuncian comicios
16 05 08 |  Internacional
Tsvangirai acepta el desafío
10 05 08 |  Internacional
Robert Mugabe, el gran superviviente
31 03 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen