Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 15 de febrero de 2008 - 23:25 GMT
Gioconda Belli: un poema inédito
Manuel Toledo
Manuel Toledo
BBC Mundo, Granada, Nicaragua

Gioconda Belli. Foto: Manuel Toledo, BBC Mundo
Belli acaba de ganar el Premio Biblioteca Breve 2008.

La poetisa y novelista nicaragüense Gioconda Belli, una de las escritoras más destacadas de las letras hispanoamericanas actuales, presentó en el IV Festival Internacional de Poesía de Granada, Nicaragua, un nuevo poema dedicado a su país.

Belli accedió a compartir con los lectores de BBC Mundo estos versos, hasta ahora inéditos, que escribió hace pocas semanas.

La autora, quien divide su tiempo entre Santa Mónica, California, Estados Unidos, y Managua, Nicaragua, acaba de obtener en España el Premio Biblioteca Breve 2008, de la editorial Seix Barral, por su novela "El infinito en la palma de la mano".

"El título está tomado de un poema del inglés William Blake, 'The auguries of inocence', y es un poco una fabulación sobre la historia de Adán y Eva", le dijo a la BBC.

Belli también ha sido merecedora del premio de poesía de la Universidad Nacional de Nicaragua (1972), el Premio Casa de las Américas (Cuba, 1978), el Premio de la Fundación de Libreros, Bibliotecarios y Editores Alemanes y el Premio Anna Seghers de la Academia de Artes de Alemania (1989), el Premio Internacional de Poesía Generación del 27 (España, 2002) y el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla (2006).

Desilusión

La autora, que fue miembro del Frente Sandinista durante la revolución nicaragüense y ocupó diversos cargos en el gobierno cuando ésta triunfó, ha expresado su desencanto por la vida política actual de Nicaragua.

Gioconda Belli. Foto: Manuel Toledo, BBC Mundo
Gioconda Belli leyó sus versos en las calles de Granada, Nicaragua.

Ella critica que la retórica oficial de su país trate de crear la ilusión de que el sandinismo sigue existiendo, algo que ella considera dañino, en especial para los jóvenes, "porque les están vendiendo como revolución algo que no es revolución, sólo el oropel".

A pesar de que gran parte de su escritura refleja "la sensación de la derrota, de la pérdida del ideal revolucionario, de la impotencia, de sentir que lo que era tan místico se convirtió en otra cosa", muchos de sus versos también expresan su optimismo por el futuro de Nicaragua.

En un poema anterior, había dicho: "Ah, Nicaragua, vos sos mi hombre con nombre de mujer".

En el que ahora publicamos por primera vez, "Nicaragua", Belli vuelve a tratar a su país en masculino, como a un amante.


"Nicaragua", por Gioconda Belli, 2008

Volcán Concepción, Isla de Ometepe, Nicaragua. Foto: Manuel Toledo, BBC Mundo
Viene el atardecer sobre el perfil puntiagudo del volcán a lo lejos...

Tantas veces me he propuesto olvidarte
como si fueras un amante cruel de esos que le cierran a uno
la puerta en las narices
O uno de aquellos que cuanto más se aman
más olvido prodigan
Pero nada de lo que hago lo consigue
Viene el verdor la lluvia el viento
el revoleteo de los papeles en las calles
el roble derramando sus flores como cáscaras de seda en las aceras
el rostro del chavalo con el trapo
su sonrisa que cruza y trasciende la pobreza
Viene el atardecer sobre el perfil puntiagudo del volcán a lo lejos
las nubes derramando pintura roja y púrpura sobre el cielo
el hablar deslenguado rápido juguetón de la gente
y todo lo que maldigo y desdigo de vos se me deshace
y me irrumpe el amor como si me corrieran caballos en el pecho
y te contemplo atravesada de ceibos y corteses
de madroños caobos y palmeras
y te amo patria de mis sueños y mis penas
y te llevo conmigo para lavarte las manchas en secreto
y susurrarte esperanzas
y prometerte curas y encantos que te salven
Palabras digo puesto que son ellas la argamasa de mi vida
y a punta de palabras te imagino una y otra vez renacida
genial, despojada de cuanta polilla te corroe día a día los cimientos
Arranco de tu pelo a los que te venden te roban y te abusan
Te cuento cuentos en la esquina de mi almohada
Te arropo y te tapo los ojos
para que no veas a los verdugos que llegan a cortarte la cabeza
Y me consuela que seas irredenta
Tierra paisaje
Saber que moriré, que morirán mis angustias
y que vos seguirás
anclada en el mismo lugar
comiéndote mis memorias
y mis huesos.



NOTAS RELACIONADAS
Carnaval de la poesía en Nicaragua
15 02 08 |  América Latina
Gioconda Belli gana el Seix Barral
14 02 08 |  Cultura y Sociedad
Nicaragua pide ayuda antidrogas
05 02 08 |  América Latina
Casco antiguo, ideas nuevas
08 02 08 |  América Latina
Mejora la salud de Benedetti
10 01 08 |  Cultura y Sociedad
Los tomos salvadores de Shah Rais
11 10 07 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen