OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 2 de noviembre de 2007 - 14:35 GMT
El gran escape
Marcelo Justo
Marcelo Justo
BBC Mundo

Interior de cárcel
De la celda a la calle, valija de por medio

Toda fuga de una prisión es de película, pero los géneros varían desde el drama o la acción, hasta la comedia.

En Alemania, con toda esa fama de teutona eficiencia que tienen, una chica de 19 años se escapó de una prisión en el noroeste del país, metida en la valija de su compañera de celda.

Aparentemente, los guardias de una cárcel de Baja Sajonia, en el noroeste del país, no sospecharon nada cuando la amiga de la fugitiva, una chica de 17 años, dejó la prisión con una maleta voluminosa.

En la valija no había ropa o libros, no había recuerdos o efectos personales.

Nada de eso: contenía una persona de cuerpo entero.

Misterioso equipaje

Hay que reconocer que la muchacha tuvo una asombrosa dosis de sangre fría y que su amiga, en la maleta, mostró una flexibilidad de goma, digna de un acto de prestidigitación.

Nuestro personal va a revisar cuidadosamente las valijas de cierto tamaño para que no vuelva a suceder
Dennis Weilmann, portavoz del ministerio de Seguridad de Baja Sajonia

Con músculos bien dotados para cargar una persona, atravesó los portales de la prisión como quien se va de vacaciones a un puerto lejano y lleva todo lo que puede en su equipaje, incluso una amiga, para no sentirse sola en el viaje.

Curiosamente, a la fugitiva le faltaban sólo dos semanas para cumplir con su pena por robo, pero obviamente eso le resultaba una eternidad.

El caso indudablemente dejó mal paradas a las autoridades carcelarias que, en el mejor de los casos, estaban distraídas cuando la muchacha salió con una maleta que debía parecerse a un pequeño baúl.

El portavoz de la cárcel pidió disculpas y prometió que no volvería a suceder.

"Nuestro personal va a revisar cuidadosamente las valijas de cierto tamaño para que no vuelva a suceder", dijo Dennis Weilmann portavoz del ministerio de Seguridad de Baja Sajonia.

Por el momento, las autoridades están buscando desesperadamente a las dos chicas para poder disfrazarse nuevamente con ese aire de teutona eficiencia que les gusta presentar al mundo.



NOTAS RELACIONADAS
Vida y lujos de un auditor británico
14 10 07 |  Cultura y Sociedad
El profesor imaginario
29 08 07 |  Cultura y Sociedad
Corrupción en América Latina
26 09 07 |  América Latina
¿Asesino o escritor?
09 08 07 |  Cultura y Sociedad
Misterio en los baños japoneses
13 07 07 |  Cultura y Sociedad
México contra Gran Hermano
22 06 07 |  Cultura y Sociedad




 

banner watch listen