Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 2 de marzo de 2007 - 07:15 GMT
El arte del habano en Cuba
Fernando Ravsberg
Fernando Ravsberg
BBC Mundo, La Habana

Artesana torciendo un habano.
Cada artesano hace unos 100 habanos diarios.
"Si de todas formas va a fumar, entonces fume lo mejor", reza el llamado que Habanos S.A. realiza a los fumadores de todo el mundo en este IX Festival del Habano que se realiza esta semana en Cuba, del 26 de febrero al 2 de marzo.

Magnates de los puros, periodistas especializados y cientos de fumadores recorren esta semana los campos y las fábricas de donde salen los cigarros de tabaco torcido que fuman en sus países. Es como ir a las raíces de uno de sus mayores placeres.

Y a las raíces intentamos llegar nosotros cuando recorrimos todo el proceso de la producción de habanos y conversamos con sus protagonistas, desde los que lo comercializan en el mundo hasta los que lo siembran en su parcela de tierra.

Es bonito verlo terminado, la capita estirada, la cabeza, el olor. Esto es un arte, hay que pasar un curso y no es fácil
Ivis Roque, tabaquera

El tabaco es parte de la historia de Cuba, tanto que el propio Cristóbal Colon describió a los indios cubanos fumando habanos.

Tiempo después, un puro sirvió de escondite al llamado de alzamiento contra la colonia española y fue un distintivo de los guerrilleros de Castro en la Sierra Maestra.

Fuente de divisas

Hoy en día, los habanos representan un ingreso importante de divisas para el país.

"Aproximadamente, terminamos el año 2006 con un volumen de negocios de cerca de US$370 millones, lo que significa un crecimiento del 10% respecto a 2005", explicó el vicepresidente de Habanos (fabricante del habano Cohiba), Manuel García.

Ivis Roque armando habanos.
Para muchos, hacer habanos es una tradición y un trabajo bien remunerado.

García dijo a la BBC que su compañía tiene representantes en 129 países y comercia en todo el mundo, con excepción de Estados Unidos, debido al embargo económico que pesa contra la isla.

En la actualidad, Habanos S.A. crece a pasos acelerados sin que lo melle la competencia, controla el 35% del mercado mundial de puros Premium, y la cifra sube hasta el 75% si se excluye a EE.UU.

Y puede seguir aumentando: "Tierra tenemos suficiente como para poder seguir cultivando y capacidad también en la industria. Todavía tenemos espacio para crecer en nuestra producción y en la exportación¿, explicó García.

Tradición familiar

Si bien se siembra tabaco en varias provincias de Cuba, es en la más occidental, Pinar del Río, donde se dan las mejores hojas. Así que fuimos allí, al municipio de San Juan y Martínez, el corazón de la zona tabaquera.

A Pedro Pablo Regalado Monterrey lo encontramos en medio de las plantas de tabaco, junto a su padre y a cinco de sus empleados enderezando una a una las matas de tabaco dobladas por la lluvia del día anterior.

Plantaciones de tabaco en Pinar del Río
En Pinar del Río se encuentra el mejor tabaco de Cuba.

"Ésta es mi segunda siembra, porque a la otra la tuve que arrancar, se me enfermó, cogió la 'pata prieta', tuve que arrancarla, volver a preparar la tierra y volver a sembrar", nos explicó Regalado Monterrey sobre lo delicado que es el tabaco.

Son una familia de tabaqueros. "Mi papá es el del pulóver de rayas", nos indicó y agregó: "Mi papá siempre ha trabajado en el tabaco, tiene 62 años y desde que tenía 13 años trabajaba con mi abuelo en la vega (campos)".

Después de muchos experimentos estatistas, el cultivo de tabaco ha vuelto a ser de carácter privado y cooperativista, única forma de producción que ha logrado que se le den los cuidados imprescindibles para una buena cosecha.

Manos expertas

Pero para tener un buen habano no basta con tener las mejores tierras, el agua ideal y una estirpe de campesinos tabacaleros. Hacen falta las manos expertas de los artesanos que fabrican uno a uno los puros más famosos del mundo.

"Llevo 12 años y me gusta mucho hacer habanos", nos contó la tabaquera Ivis Roque, "es bonito verlo terminado, la capita estirada, la cabeza, el olor. Esto es un arte, hay que pasar un curso y no es fácil".

Torcedores armando habanos
Ciento de torcedores trabajan en cada fábrica.

Cada torcedor hace entre 60 y 110 habanos diarios, dependiendo del tamaño del puro, y se ganan salarios muy superiores al resto de los trabajadores cubanos. Además, reciben dos habanos diarios para su consumo.

"Son los mejores tabacos del mundo", subrayó Roque y agregó que éso depende de cómo se cultiven y cosechen y de sus manos, "de que se coloquen las hojas de la forma adecuada y nosotros lo hacemos bien, todo lo hacemos bien", dijo orgullosa.



ESCUCHE/VEA
BBC Mundo Hoy 02.03.07
Festival de habanos en Cuba



NOTAS RELACIONADAS
¿Puros baratos?
16 01 06 |  Economía
Buscan fin de subsidios al tabaco
06 10 05 |  Economía
Cuba prohíbe fumar en sitios públicos
07 02 05 |  América Latina
Los héroes no fuman...
10 08 05 |  Cultura y Sociedad
Cuba celebra al habano
01 03 03 |  Miscelánea

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen