Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 8 de febrero de 2007 - 22:38 GMT
Pekín, enfocada en 2008
Gordon Farquhar
BBC, Pekín

Trabajador chino.
Un obrero trabaja en el nuevo terminal del aeropuerto de Pekín.
Mientras me dirigía a mi hotel después de arribar a Pekín, fui testigo de un incidente que puede resumir perfectamente la vida en la capital de China.

Tres hombres de negocios, que vestían finos trajes y conducían un Mercedes último modelo, fueron obligados a detenerse en una transitada intersección para darle el paso a una señora que conducía su triciclo cargado de leña.

Fue un símbolo apropiado para entender cómo el antiguo orden se une al moderno en Pekín.

Fui hace seis años, durante el proceso de postulación para los Juegos Olímpicos de 2008, y los funcionarios de la ciudad estaban muy nerviosos.

Ya habían sido rechazados en una oportunidad por el Comité Olímpico en 1993 y temían que lo mismo volviera a pasar.

Ahora a los funcionarios les preocupa no poder cumplir con las altas expectativas que se tienen de ellos.

Podemos posiblemente desestimar los temores de que las avenidas no estén listas para agosto de 2008.

Pekín es una ciudad que sabe cómo llevar a cabo proyectos de construcción a larga escala. La línea del horizonte está saturada de nuevos bloques de oficinas y apartamentos.

Educación

Diseñadores
Programas educativos se transmitirán por televisión para educar a la población sobre el evento.
Son edificios modernos de diseños radicales que impresionan por su alcance y escala. Por eso, es de esperar que la infraestructura, las calles, los complejos habitacionales, los medios de comunicación, la villa olímpica y los centros deportivos dejen huella.

Los organizadores lidian con el desafío de concebir unos Juegos integrales, que vayan más allá de la suma de las disciplinas.

En un ejemplo de cómo tratan de hallar el Factor X, han decidido producir folletos para instruir a los espectadores locales que llenarán los estadios.

Algunos de los deportes olímpicos son todavía un misterio para los chinos y los organizadores no desean repetir lo que sucedió en Seúl, donde grupos grandes de espectadores, despreocupados de sus boletos, vitoreaban en los lugares incorrectos.

Se proyectarán programa de televisión así como también lecciones generales para reforzar los mensajes sobre cómo comportarse con "civismo" durante el certamen.

Pekín quiere ser un anfitrión atento y sensible a las diversas culturas de sus visitantes. Se trata de política internacional como deporte.

Contaminación

Contaminación.
Uno de los problemas que pudiese opacar los Juegos serían los altos niveles de contaminación en la ciudad.
Hay varios temas que serán imposibles pasar por alto. Miles de carros se registran aquí todos los días, con lo cual se exacerba uno de los más graves problemas de Pekín, la contaminación.

En 1998, los niveles internacionales de calidad del aire se registraron sólo durante 100 días. Sin embargo, con un programa de inversión de alrededor US$12 millones, promovido por el torneo, la situación ha mejorado y el número de días aumentó a 240 al año.

Suena genial hasta que, aplicando las matemáticas, se concluye que en uno de cada tres días la niebla tóxica es un problema.

Sería muy afortunado si las competencias transcurriesen durante 17 días libres de aire viciado.

El estadio Olímpico de 90.000 asientos es una fantasía arquitectónica (y probablemente una pesadilla para la ingeniería). Nunca he visto algo como eso antes. Tiene 42.000 toneladas de acero transparente alrededor y sobre el estadio que le hacen honor a su nombre "el estadio nido de aves".

También tiene un "cubo de agua", un amplio complejo acuático, una burbuja cubierta de plástico de alta tecnología que sirve de punto de iluminación para el estadio.

Esta obra se ha financiado por medio de donaciones de chinos, con alto poder adquisitivo, que viven en Hong Kong, Singapur y otras naciones.

Costos

Pekín 2008
El costo de la organización de los Juegos Olímpicos parece no preocupar a la creciente economía china.

Los costos de la mayoría de las avenidas han sido cubiertos por esquemas de asociaciones entre organizaciones públicas y privadas, lo que ha ayudado a minimizar el impacto en las finanzas de la ciudad.

Pero es difícil conseguir a alguien que pueda dar una respuesta directa a la pregunta: "¿Cuál será el costo total?"

La infraestructura costará miles de millones, pero el comité organizador insiste en que los costos no excederán los de Atenas en 2004, los cuales alcanzaron más de mil millones de libras.

La economía de Pekín creció 12% el año pasado y el ingreso promedio per capita se ha duplicado desde 2000, al tiempo que la población también ha crecido sustancialmente a más de 15 millones.

China tiene las más grandes reservas de divisas en el mundo, de ahí que haya poca duda sobre cómo se afrontarán los proyectos de infraestructura necesarios para los Juegos Olímpicos.

Expectativas

Pekín fue una propuesta atractiva para el comité olímpico en 2001.

En su lanzamiento como sede, la ciudad argumentó que los Juegos serían un instrumento de cambio para mejorar la vida sus habitantes.

Pekín ha puesto la barra de medición muy alta y tendrá que demostrar un progreso genuino en materia de derechos humanos e introducir políticas de protección ambiental antes de que haya un consenso internacional que declare los Juegos de 2008 como un éxito.



NOTAS RELACIONADAS
Pekín 2008, a menor costo
06 09 04 |  Cultura y Sociedad
Pekín 2008: una gran inversión
01 09 03 |  Cultura y Sociedad
Grecia: olimpíadas amenazan economía
17 06 04 |  Internacional
Galería de fotos: Pekín anfitrión
13 07 01 |  Internacional
Pekín celebra la victoria olímpica
13 07 01 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen