Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 22 de enero de 2007 - 17:32 GMT
"Cocalero" Evo aparece en Sundance
Max Seitz.
Max Seitz
BBC Mundo, Argentina

Alejandro Landes
"Cocalero" es la ópera prima del cineasta Alejandro Landes.
"Ese elemento de niño-hombre que tiene Evo Morales fue una de las cosas que más me llamó la atención", confiesa a BBC Mundo el cineasta ecuatoriano Alejandro Landes.

Su película sobre el presidente de Bolivia, "Cocalero", se estrena este lunes en el festival de cine independiente Sundance, en Estados Unidos, tras ser seleccionada entre mil documentales de todo el mundo.

Esta producción de bajo presupuesto es un retrato íntimo de Morales durante la campaña electoral que lo llevó a la presidencia a fines de 2005, y su exhibición coincide -por una de esas oportunas casualidades- con el aniversario de la toma de posesión del líder cocalero.

Se trata de la ópera prima de Landes, quien nació en Brasil hace 26 años de padre ecuatoriano y madre colombiana.

A su paso por Buenos Aires, el director le explica a BBC Mundo que quiso hacer un film sobre Morales, el primer presidente indígena de Bolivia, tras asistir a un debate entre el ex presidente boliviano, Gonzalo Sánchez de Lozada, tras su salida del poder, y el líder cocalero.

"En ese escenario estaban las dos caras de América Latina: un blanco educado en las mejores universidades de Estados Unidos, quien cree en las fuerzas del mercado, y un líder aymara, sindicalista, que denunciaba el imperialismo estadounidense".

"Lo que más me llamó la atención es que la vida de Evo contaba muchas historias, la de Bolivia pero también la de las tensiones relacionadas con la raza, los recursos energéticos y la lucha de Washington contra las drogas".

Un "sí" negociado

Para rodar el documental, Landes consiguió US$20.000 de una compañía de Los Angeles, Estados Unidos. Con ese dinero compró una cámara de mini DV y otros equipos, y pudo seguir la campaña de Morales.

Evo Morales
El filme sigue a Morales durante la campaña que lo llevó a la presidencia.

Convencer al entonces diputado del Movimiento al Socialismo (MAS) y candidato a la presidencia de Bolivia de que lo dejara entrar en su vida no fue una tarea sencilla.

"Cuando fui a hacerle la propuesta me quedé un día entero en su oficina en el Congreso esperando que llegara. Recuerdo que allí había un gran óleo de él en la pared y una whipala (bandera cuadrangular de siete colores usada por las etnias de los Andes)", dice el director.

"Cuando Evo entró yo esperaba tener una reunión más formal, pero él estaba muy ocupado; me miró, me dio un rápido 'sí'. Después me di cuenta de que ese 'sí' lo iba a tener que renegociar todos los días".

Así fue como Landes pudo acercarse a momentos íntimos de Evo Morales: su comportamiento durante el ajetreado recorrido en la campaña electoral, cuando se preparaba para los actos -por ejemplo cuando se cortaba el cabello-, y su nerviosismo el día de las elecciones.

Suspicaz y cándido

Testigo privilegiado de la transformación de un líder cocalero indígena a mandatario, el cineasta ecuatoriano describe así la personalidad de Morales: "Es increíblemente trabajador y muy fraternal en su trato. Tiene un humor muy pícaro, de solterón".

Landes agrega que el ahora presidente es suspicaz y cándido en dosis parecidas.

El director relata que en un momento, quizás harto de la cámara, Morales lo acusó a él y a su equipo de ser agentes de la CIA.

"Por un lado, mantiene cierta distancia porque sabe que está en una situación especial, muy difícil, y eso a veces lo hace ser desconfiado".

El director relata -por ejemplo- que en un momento, quizás harto de la cámara, Morales lo acusó a él y a su equipo de ser agentes de la CIA.

"Poco podíamos hacer para demostrar lo contrario. Pero después de pasar un tiempo en el corazón de su movimiento político nos terminó aceptando".

En cuanto a la veta cándida de Morales, Landes afirma que cuando el líder cocalero observaba por la ventana del avión o del carro durante la campaña, miraba las cosas que ya había visto en muchas ocasiones "como si fuera la primera vez".

Ése fue precisamente el carácter de "niño-hombre" que le resultó atrayente como realizador.

Mundo cocalero

La película tiene una coprotagonista: Leonilda Zurita, una líder sindical cocalera de Cochabamba, que figura entre quienes encabezan el actual movimiento contra el prefecto opositor Manfred Reyes Villa.

Niña indígena juega con planta de coca
El documental describe la vida de los campesinos que cultivan coca.

A través de ella se muestra la relación de Morales con lo que Landes describe como el "mundo único" de los campesinos cochabambinos que cultivan coca.

"Cuando Estados Unidos enfocó su guerra contra el narcotráfico en estos indígenas empobrecidos, ellos se unieron para sobrevivir. Para ellos, Evo representa la fortaleza que han conseguido. Ahora no sólo defienden sus cultivos, sino también la presidencia de Morales".

Landes terminó de rodar el documental el 22 de enero de 2006, cuando su principal protagonista se convirtió en jefe de Estado de Bolivia.

"Evo no se lo creía cuando ganó las elecciones, pero después se lo vio sereno, muy comprometido con el papel que le tocó en la historia de su país y con la responsabilidad que ello representaba".

El presidente boliviano aún no ha visto la película. Por lo pronto Landes le envió una carta informándole de la selección en el Sundance Festival.

"Espero que podamos llevarle el documental pronto, para mostrárselo no sólo a él sino a los cocaleros. Me encantaría ver cómo reaccionan al verse en la pantalla".

NOTAS RELACIONADAS
¿Le llegó la hora a Sundance?
18 01 07 |  Cultura y Sociedad
La alternativa de Sundance
16 01 04 |  Cultura y Sociedad
Sundance elogia a Hayek
23 01 03 |  Miscelánea
Sundance apoya documentales
15 01 02 |  Miscelánea

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen