Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 27 de junio de 2007 - 10:40 GMT
El heredero de la máscara de plata
Elva Narcia
Elva Narcía
BBC Mundo, Madrid

El Hijo del Santo al lado de un retrato de su padre
El Hijo del Santo da brillo y continuidad a la leyenda de su padre.
Santo, el enmascarado de plata, una leyenda de la lucha libre en México tuvo diez hijos, de los cuáles solamente uno siguió sus pasos.

Manteniendo la tradición del misterio y viviendo la doble vida del enmascarado, El Hijo del Santo da brillo y continuidad a la leyenda de su padre y a ratos se escabulle en busca de su propia identidad.

El heredero de la máscara de plata, dotado de una visión empresarial, patentó el nombre con el que su padre se convirtió en héroe e inspiración de generaciones enteras.

Actualmente comercializa el nombre El Santo como marca de ropa, prepara el lanzamiento al mercado de una tira cómica y en un futuro, "cuando tenga mucho dinero", piensa abrir un museo con las máscaras, los trajes, los objetos personales de su padre, muerto el 5 de febrero de 1984 a la edad de 67 años.

Santo, el enmascarado de plata, protagonista de historietas y de películas en las que enfrentaba a seres de ultratumba se convirtió en icono de la cultura popular en los años 60.

Películas como "Santo contra las mujeres vampiro" (1962), "Santo contra el estrangulador" (1963), "Santo y la venganza de la momia" (1970) trascendieron fronteras y lo colocaron como uno de los luchadores más conocidos en América Latina.

Su hijo más pequeño heredó la máscara y con ella una serie de retos y problemas.

Esto fue lo que El Hijo del Santo le contó a BBC Mundo durante su reciente visita a Madrid, en donde participó en una velada de lucha libre en la que enfrentó a Scorpio Jr. en un ring improvisado en el anfiteatro Gabriela Mistral de la Casa de América:


A lo largo de tu carrera has tomado una serie de decisiones que van en busca de construir tu propia identidad, crear tu propia leyenda. ¿Cómo has enfrentado el reto de vivir a la sombra de la imagen de lo que fue tu padre?

Yo he luchado mucho por que El Santo siga brillando a través de mí, pero en muchas ocasiones, aunque sean mis proyectos, la prensa y la gente se distraen y le dan los reflectores a mi papá..., es una lucha constante por reafirmarme.

Pero, ¿por qué elegiste ser el hijo del santo y no otro personaje?

El Hijo del Santo
Cuando descubrí que mi papá era El Santo se multiplicó mi admiración y desde entonces soñé con ser igual que él.
Yo empecé con otro nombre, yo empecé como otro luchador, fue mi padre el que decidió que yo iba a ser El Hijo del Santo. Para mí, ése fue un gran reto porque sabía que era un deseo de mi padre que su personaje no muriera, él me eligió a mí, pero nunca se imaginó el paquete que me iba a dejar, ni los problemas que me iba a dejar, ni todo con lo que yo he tenido que luchar.

¿Problemas?

En todos los sentidos, en el sentido de superar el peso de ser el hijo del Santo, las comparaciones, cuestiones legales también, hoy yo he logrado que El Santo sea una marca registrada. Ahora El Santo está registrado en patentes y marcas, hay una marca de ropa, he logrado muchas cosas, le doy mucho brillo al Santo por eso me molesta que los medios no me den mi lugar.

Pero además de recibir problemas también estás capitalizando con ser El Hijo del Santo.

Claro, mi padre me lo dejó como un porvenir, mi padre claramente me dijo que era mi patrimonio. Me di cuenta que luchar con el nombre de Santo me iba a dar buena paga y yo se cómo cobrar, sé como ganar mi dinero porque yo vivo de mi cuerpo y de mi salud.

Después descubrí que El Santo me podría generar un dinero vendiendo mercancía, vendiendo playeras, vendiendo máscaras y lo empecé a hacer bien, pero me criticaban mucho, me criticaban porque me decían que en lugar de estar luchando estaba vendiendo playeras.

Pero yo tengo que pensar en mi futuro, porque va a llegar un momento en el que ya no pueda luchar y no me voy a cruzar de brazos, así es que lo que voy a buscar es que El Santo sea un patrimonio para mí y para mis hijos.

¿Cómo viviste la carrera de tu padre?

Mi papá era mi ídolo y, paralelamente, sin saber que él era El Santo, yo admiraba al Santo. Cuando descubrí que mi papá era El Santo se multiplicó mi admiración y desde entonces soñé con ser igual que él.

¿Cómo descubriste que tu papá era El Santo?

Me invitó a una lucha, pero no sabía que era él quien iba a luchar. Cuando íbamos en el auto mi papá iba en el coche sin la máscara y de pronto llegamos a un lugar donde había mucha gente y empezaron a gritar "ahí viene El Santo", y yo me preguntaba dónde estaba El Santo, de pronto al voltear me di cuenta que en la parte de atrás del auto estaba El Santo. No me explicó nada, fue una sorpresa muy fuerte y entonces no supe qué hacer.

¿Qué sentiste?

El Hijo del Santo
Un sueño: ser como su padre.
Fueron muchos sentimientos encontrados, orgullo, emoción, me asusté porque la gente lo empezó a rodear y pensé que le iban a hacer algo, cuando lo vi luchar lloré porque le pegaron, y cuando El Santo reaccionó y ganó pues me emocioné, fue muy fuerte, emociones muy fuertes para un niño de 8 años.

Entonces ya no era lo mismo ver luchar al Santo que ver luchar a tu papá que además era El Santo.

Empecé a verlo diferente y cada vez que ponía mi cabeza en la almohada era para soñar.

Tu papá te heredó la máscara, te heredó al personaje, ¿se lo vas a heredar tú a tu hijo?

Claro, tengo un hijo de 10 años y lo estoy preparando, porque él igual que yo sueña con ser luchador. Como yo ya pasé esa historia, en lugar de ponerle obstáculos, lo estoy apoyando, pero también quiero que estudie y tiene que ser muy buen luchador, mejor que el papá y que el abuelo, pero el sería o El Nieto del Santo, o El Santo Tercero o El Nuevo Santo o a la mejor simplemente El Santo Tercera Generación.

¿No te preocupa heredarle problemas como tu papá te los heredó?

Como yo ya vi qué tipo de problemas son, yo estoy haciendo todo para él, para que, aunque no luche, él sea el dueño de este personaje.

Yo ya estoy viendo a futuro porque mi papá no lo vio y hubo muchos tropezones, yo ya lo estoy haciendo todo para que mi hijo no tropiece, estoy limpiando un poquito el camino.



NOTAS RELACIONADAS
Fotoblog de lucha libre
12 09 06 |  Imágenes
Artistas mexicanos emergen de la cripta
03 03 07 |  Cultura y Sociedad
El desafío a la percepción
02 11 06 |  Cultura y Sociedad
Frida Kahlo: su cuadro más caro
25 05 06 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen