Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 16 de noviembre de 2006 - 12:44 GMT
Carmen Maura: de profesión, luchadora
BBC Estudio 834

Inma Gil
Inma Gil
BBC Mundo, redacción

Lleva más de 35 años de rodaje a sus espaldas y sus más de 70 películas y obras de teatro avalan y trivializan a la vez cualquier presentación posible.

Carmen Maura, actriz española
Es como jugar. Lo que es rodar, rodar, es divertidísimo, a mi me encanta
Esas casi cuatro décadas de trabajo le valieron varios premios Goya y otros galardones de Festivales de Cine, como el de San Sebastián y -recientemente- el de Canes, por su papel en la película Volver, del director español Pedro Almodóvar, con quien formó durante años un dúo profesional que parecía perfecto.

Con una voz cálida y sabiamente modulada, Carmen Maura conversó con BBC Estudio 834 en un céntrico hotel de la capital británica, donde estuvo para asistir a un homenaje retrospectivo a su carrera, como parte del Festival de Cine Español de Londres.

Vocación tardía

La de Maura fue una vocación más bien tardía: llegó después de los 25 años, cuando ya estaba casada, con un hijo y otro en camino y un porvenir cómodamente planeado. Había estudiado filosofía y bellas artes en París y ya era directora de una galería de arte en Madrid, cuando decidió dar un giro radical a su vida.

Carmen Maura, actriz española, firmando autógrafos en Londres
El trabajo ha sido para mi una ayuda enorme para mantenerme equilibrada y para ser feliz

"Estaba en un grupo de teatro de aficionados y empecé a darme cuenta de que era una cosa para la que tenía una facilidad enorme. O sea: no era buena cocinera, ni madre perfecta, ni esposa maravillosa... y sin embargo lo de actuar, se me hacía facilísimo".

"Un día me vio en una función pequeñita un crítico y me dijo: 'tú, ¿por qué no te dedicas a esto?' Y en el camino de allí a mi casa, o sea en 20 minutos, dije 'pues voy a ser actriz'. Y llegué a casa, se lo dije a mi marido y se armó! Y ahí me vinieron muchísimos problemas, pero creo que es una de las decisiones más acertadas que he tomado nunca".

Así fue cómo Carmen Maura optó por ser actriz, una profesión que en el escalafón social de la España de los años 70 no quedaba muy lejos de la prostitución. Para seguir su vocación tuvo que librar una dolorosa batalla con su familia que le valió la pérdida de la custodia de sus hijos y la fama de eterna luchadora.

"El trabajo ha sido para mi una ayuda enorme para mantenerme equilibrada y para ser feliz", confiesa la actriz. A sus 61 años recién cumplidos, esta abuela insiste en que divertirse es una parte fundamental de su trabajo.

"Es como jugar. Lo que es rodar, rodar, es divertidísimo, a mi me encanta".

La conexión Almodóvar

Carmen Maura comenzó a hacer cine con Pedro Almodóvar a finales de los años '70, en plena "movida madrileña", un movimiento contracultural juvenil surgido durante los primeros años de la Transición en España.

Carmen Maura, en una imagen de la película "Mujeres al borde de un ataque de nervios", de Pedro Almodóvar.
Con "Mujeres al borde de un ataque de nervios", en 1988, Maura llegó a Hollywood.

Por aquel entonces participó en películas como "Folle... folle... fólleme Tim!" o "Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón", que eran muy transgresoras para lo que estaba acostumbrada la España conservadora post franquista.

"Cuando trabajábamos con Pedro no teníamos ningún tipo de presión. Trabajábamos totalmente en libertad", recuerda Maura.

"Cuando yo empiezo a trabajar con Almodóvar yo estaba ya de primera actriz, estaba en el Teatro Nacional también. Y ahí me encuentro con él. Lo encontraba muy listo y super divertido y como yo en esa época tenía muchísimos problemas personales, para mí era como una liberación. Pero la gente de alrededor, mis compañeras actrices, mi familia, todo el mundo me decía que me equivocaba que era un ordinario, que era un horror".

Maura, que nunca había tenido formación clásica en interpretación, reconoce que en aquella época aprendió muchísimo del director manchego.

"Para mi fue como si hubiera ido a la mejor escuela. Y yo creo que también yo a él le di muchas cosas, porque yo era muy natural. Lo bueno que tenía yo para Pedro es que podía decir cualquier cosa y hacer que pareciera normal. Y el decía siempre que yo, sus películas como que las acercaba a la tierra, porque tienen un mundo muy surrealista".

"Pedro me enseñó cosas graciosas, como por ejemplo que cada chica tiene que aceptar su físico tal y como es. Me acuerdo que nos decía cosas como "Marilyn también tenía tripita y no pasaba nada".

Las dos Mauras

Carmen Maura, en una imagen de la película "Mujeres al borde de un ataque de nervios", de Pedro Almodóvar.
Carmen Maura, en la película "Mujeres al borde de un ataque de nervios", de Almodóvar.
En sus más de 70 películas Maura ha interpretado a personajes de toda índole.

"He tenido mucha suerte porque al tener un físico que no es ninguna cosa especial, ni de aquí ni de allá, ni gorda ni flaca ni alta ni baja, me han ofrecido y me siguen ofreciendo cosas totalmente distintas".

Maura asegura que la etiqueta de "chica Almodóvar" no ha sido un lastre, aunque "me ha venido muy bien", reconoce la actriz, ya que fue con el filme Mujeres al borde de un ataque de nervios, en 1988, cuando su carrera se proyectó por primera vez fuera de España.

La intérprete madrileña dice distinguir perfectamente entre "la Maura artista", que lleva tacones, y la Maura normal" que viste calzado plano. Y en lo que a sus personajes se refiere "cuanto más locas son, más me divierten", dice con una sonrisa convincente.

"Prefiero que sea una asesina, a que sea una ama de casa, porque es más divertido".

La tentación no está en Hollywood

Con semejante currículo cinematográfico puede sorprender que Carmen Maura no haya sucumbido a los encantos de Hollywood, como ha ocurrido con tantos otros actores de habla hispana.

Pero la actriz es contundente al asegurar que el brillo hollywoodiense nunca llegó a seducirla.

Prefiero que sea una asesina, a que sea una ama de casa, porque es más divertido
"Cuando yo llegué a Hollywood, ya era mayor. Es muy diferente cuando vas allí con energía, pensando que ahí empieza tu carrera. Yo ya había luchado muchísimo por mi carrera en España y entonces no me apetecía para nada empezar de nuevo".

"Y vi que era como otro mundo: trabajar allí es casi como otra profesión".

"Hombre, si de repente un día, me llama alguien para hacer de protagonista o para hacer un papel bonito, verdaderamente bonito, voy. Pero no para luchar ni para hacer una colaboracioncita. Eso es muy peligroso porque lo puedes pasar fatal".

Y entonces, ¿se decide por Holywood o por Boliwood?, pregunta la BBC.

-Eso qué es, lo de los indios, ¿no?

-Sí.

-Pues casi me iría con los indios, que me divierten más. ¡Uy sí!, yo creo que si me dieran a elegir...

(Risas)

"Además en las películas de la India pasan montones de cosas, se disfraza una muchísimo, toda llena de pendientes y de cosas... Yo creo que me iría con los indios".

Así que tal vez la veamos antes en Bombay que en Hollywood...

"Pues puede... desde luego lo de Hollywood lo veo clarísimo, no creo que me de tiempo ya".



ESCUCHE/VEA
Entrevista a Carmen Maura




Manuel Rivas, escritor gallego Manuel Rivas: en busca de las palabras

OTRAS CHARLAS RECIENTES


TODAS LAS VOCES

 

EL PROGRAMA



NOTAS RELACIONADAS
Almodóvar estrena en casa
11 03 06 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen