Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 31 de agosto de 2006 - 14:59 GMT
Recuperando la belleza de Kabul
Mark Dummett
BBC, Kabul

Kabul
Gran parte de la antigua ciudad de Kabul quedó enterrada bajo los escombros.
En el siglo XVII, Saib-e-Tabrizi escribió un poema sobre la belleza de Kabul que aún puede escucharse en las calles de la capital afgana.

Mi canción exalta sus deslumbrantes tulipanes
Y la belleza de sus árboles me hace enrojecer
¡Cómo brilla el agua que corre desde Pul-i-Bastaan!
¡Que Alá proteja esta belleza del ojo malvado del hombre!

Hoy en día, son pocos los poetas que escriben sobre la deslumbrante belleza de los tulipanes.

Muchos de sus "ladrillos más preciosos que los tesoros de Shayagan" son ahora, una montaña de escombros.

El río Kabul es hoy un riachuelo pequeño y sucio y la mayoría de los árboles fueron cortados para hacer leña.

Historia bajo los escombros

La guerra, la tiranía y el planeamiento urbano inspirado en la ex Unión Soviética han dejado su marca en la capital afgana.

Muchos edificios resultaron dañados durante la guerra.

El peor período fue durante la década de los 90, cuando el centro histórico de la ciudad, a quien Saib-e-Tabrizi dedicó su poema, se convirtió en campo de batalla de las diferentes facciones de los muyahedines.

Las paredes de barro de las mansiones, de los patios y mezquitas no lograron sobrevivir a las bombas.

"Éste era el centro de la pelea", dice Khalilullah, quien permaneció allí durante le peor época.

"Cada día, unos 20 ó 30 cohetes hacían impacto en las casas. Mucha gente murió", agrega.

Después de cinco años de relativa tranquilidad en la ciudad, la gente ha regresado a los bazares de la antigua Kabul.

La ciudad está experimentando una suerte de renacimiento y lo que no puede conseguirse en los atestados mercados callejeros, puede obtenerse en los ruidosos talleres que han vuelto a funcionar.

Pero los edificios no se han recuperado tan fácilmente.

Los que todavía permanecen en pie están a punto de colapsar. Muchas de las calles antiguas están escondidas bajo metros de basura y escombros.

"Queremos reconstruir nuestras casas pero no tenemos dinero para hacerlo", dice Khalilullah. "Son monumentos históricos".

Se buscan artesanos

Dos organizaciones están contribuyendo a la restauración del viejo Kabul.

Khalilullah, residente de Kabul
Si se pudiese restaurar la ciudad como debe ser, vendrían muchos turistas
Khalilullah, residente de Kabul
La Red de Desarrollo Agha Khan ha reconstruido un barrio residencial mientras que la Fundación Montaña Turquesa, dirigida por el Príncipe de Gales y el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, comenzó a trabajar en la recuperación de Murud Khane, la zona más antigua en la rivera norte del río.

En este momento, el área está amenazada por "inversores inmobiliarios sin escrúpulos y muy agresivos", dice Rory Stewart, escritor y ex diplomático quien ahora preside la fundación.

El regreso de millones de refugiados ha provocado un aumento en el precio de las propiedades de Kabul, y la construcción -a una velocidad asombrosa- de cientos de edificios enormes con ventanas de vidrios azules o verdes.

La mayoría está lejos del centro, pero eso podría cambiar.

"Quieren levantar edificios de muchos pisos, baratos y mal construidos que no retienen nada de lo maravilloso del antiguo Kabul", asegura Stewart.

La fundación planea restaurar una serie de edificios históricos importantes que albergarán entre otras cosas, a una escuela de arte afgano.

También quiere construir viviendas utilizando diseños y técnicas tradicionales.

Para esto se requiere entrenar a una nueva generación de artesanos.

La mayoría de nuestros artistas murieron o resultaron heridos, o se fueron a vivir a países vecinos
Yusuf Suratgar, artesano
"La guerra implicó la desaparición de una gran cantidad de artistas y de nuestras tradiciones culturales", dice Yusuf Suratgar, quien enseña tallado y otros complicados métodos de diseño para puertas de madera y persianas.

"La mayoría de nuestros artistas murieron o resultaron heridos, o se fueron a vivir a países vecinos".

"Identidad perdida"

"Si se pudiese restaurar la ciudad como debe ser, vendrían muchos turistas", piensa Khalilullah.

Artesano
Para restaurar la ciudad, se necesita entrenar a toda una nueva generación de artesanos.
"No queremos edificios modernos", dice. "Éste es el lugar de nuestros padres, de nuestros abuelos. Aquí somos felices".

Un proyecto de restauración que ya ha logrado atraer visitas son los Jardines de Babur.

Allí, las familias hacen picnics en los jardines construidos originalmente en el siglo XVI para la tumba del fundador del imperio Mogul, hoy restaurado por la organización Agha Khan.

El ambiente en los jardines es alegre y tranquilo. Una vez allí, es posible olvidarse del conflicto en el sureste del país y de las duras condiciones en las que viven la mayoría de los afganos.

Uno de sus visitantes, Akhtar, cree que esto es algo bueno: "Kabul necesita más lugares como este para las familias afganas".

Su hijo, Limur, está en desacuerdo: "en realidad no necesitamos jardines ni árboles, primero hay que lograr la paz".

Sin embargo, Rory Stewart cree que sería un error abandonar el patrimonio afgano.

"La esperanza de que Kabul redescubra su identidad depende de que a estas comunidades -y a estos edificios -se les permita florecer. Ellos son los únicos remanentes de una identidad que se perdió durante la guerra civil".

NOTAS RELACIONADAS
Afganistán: OTAN toma el control
31 07 06 |  Internacional
La otra guerra en Afganistán
27 07 06 |  Internacional
EE.UU. no dejará que gane el Talibán
28 06 06 |  Internacional
Kabul, antigua y codiciada
13 11 01 |  Internacional
Afganistán: radiografía
22 12 04 |  A fondo

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen