Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 7 de abril de 2005 - 10:52 GMT
El genio de Billie Holiday
Pablo Aguirre
Pablo Aguirre
Productor de "Notas de jazz" de la BBC

Este 7 de abril se cumplen 90 años del nacimiento de Billie Holiday, la famosa cantante de jazz, cuya singular voz y forma de interpretar canciones jamás han sido igualadas.

Billie Holiday durante la grabación de la canción anti-racista "Fruta extraña", uno de sus temas más famosos.
Holiday durante la grabación de la canción anti-racista "Fruta extraña", uno de sus temas más famosos.

En la actualidad se la considera como una de las más destacadas vocalistas de toda la historia del jazz.

Para muchos, Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan, Carmen McRae, Betty Carter, o algunas de las cantantes contemporáneas, como Diana Krall, Dee Dee Bridgewater o Diane Reeves -siendo todas ellas excelentes- no han abarcado las distintas facetas de la profunda marca dejada por Billie Holiday. Probablemente no tuvieron el tipo de vida que ella tuvo.

Como buena vocalista de jazz, Billie Holiday cantó con algunos de los más importantes solistas de su época: Lester Young, Ben Webster, Coleman Hawkins, Roy Eldridge, Barney Kessell, Gerry Mulligan, Harry "Sweets" Edison y muchos otros, a quienes dejaba suficiente espacio para improvisar con sus instrumentos. No obstante, siempre lo que más se acentuaba eran su estilo y su voz tan personales.

La historia de Billie Holiday fue llevada a la pantalla con la cantante y actriz Diana Ross, en la película de Hollywood "Lady Sings The Blues", estrenada en 1972.

Pero como muchas cintas cinematográficas, esta película es sólo un bosquejo de la vida y obra de Billie en el mundo del jazz.

Comienzos duros

Billie Holiday nació el 7 de abril de 1915, en Baltimore, y sufrió muchas penurias en sus primeros años.

Comienzos
A los 15 años cantó "Body And Soul" ("Cuerpo y alma"), en un club de jazz, y su interpretación fue tan dramática que dejó al público asistente con lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta

Su padre, un músico de 18 años de edad, abandonó la familia cuando ella era muy pequeña y su madre, de 16 años, sumida en la miseria, se vio obligada a dejar a la pequeña Billie en la custodia de familiares que abusaron constantemente de la menor.

A los 11 años sufrió el trauma de la violación y vivió con hambre, privaciones y apuros durante un largo tiempo.

Al cumplir 14 se trasladó a Nueva York, donde trabajó como sirvienta y luego como prostituta. Según versiones legendarias, a los 15 años cantó "Body And Soul" ("Cuerpo y alma"), en un club de jazz, y su interpretación fue tan dramática que dejó al público asistente con lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta.

Desde entonces comenzó a cantar en bares, restaurantes y clubes. Cuatro años después grabó su primer disco con la orquesta de Benny Goodman.

En el año 1935 consiguió su primer contrato de grabación bajo su nombre y, aunque las canciones que le pidieron cantar no eran las mejores, normalmente reservadas para vocalistas de renombre de la época, Billie las hizo famosas por la forma tan peculiar de su interpretación.

Rúbrica individual

La calidad de su voz no era operática y su rango no era muy amplio, pero Billie Holiday tenía la habilidad natural de imponerle a su canto un hálito de vida, pleno de sentimiento, emoción y humanidad, haciendo uso de "glissandos" y pausas musicales.

Norah Jones
Billie Holiday ha tenido influencia sobre cientos de cantantes, incluyendo a Norah Jones.

Ponía todo su corazón en cada nota musical. Esto lo lograba en forma genial, retozando con la síncopa y el swing. A ello se agregaba su timbre de voz único, inimitable e inconfundible. Ésa fue la fórmula que la llevó a la fama.

Si bien su estilo ha sido imitado hasta el día de hoy, o ha servido de base para desarrollar otros -como los de Betty Carter o Cassandra Wilson-, Billie Holiday jamás ha sido igualada y fue la pionera de esa forma de cantar que ha influido sobre cientos de vocalistas posteriores, incluida la joven Norah Jones.

En la primera parte de su carrera, Billie Holiday grabó con el sello Columbia junto a músicos como Benny Goodman, el pianista Teddy Wilson y el saxofonista Lester Young.

Con este último tuvo una simbiosis extraordinaria: parecía que ambos habían nacido el uno para el otro. La forma de tocar el saxo de Young era el equivalente de la forma de cantar de Billie. Ambas, susurrantes y cálidas, se complementaban perfectamente.

En esos años muchas de las canciones grabadas por ella estaban destinadas a las "rocolas" o tocadiscos operados con monedas. Sin embargo, Holiday las transformó en clásicos del jazz.

Linchamientos

Su popularidad creció y durante la Segunda Guerra Mundial fue una de las cantantes favoritas de las tropas apostadas en el frente de batalla.

Fruta extraña
Su popularidad creció y durante la Segunda Guerra Mundial fue una de las cantantes favoritas de las tropas apostadas en el frente de batalla.

Fue en esa época en que compuso su canción anti-racista "Fruta extraña", en la que describe víctimas de linchamientos colgadas de árboles, que le aumentó su fama internacional.

Durante la década de los 40 grabó también con el sello Decca y la mayor parte del repertorio estuvo constituida por canciones acompañadas por grandes orquestas de cuerdas que, aunque bastante impresionantes, se alejaron del jazz.

No obstante hubo también varias composiciones suyas que pasaron a ser clásicos del repertorio del jazz: "God Bless The Child" y "Loverman", entre otras.

Aprietos de drogas

En la década siguiente Billie Holiday grabó algunos de sus discos más "jazzísticos", en una etapa madura de su carrera, con algunos de los más famosos instrumentistas del jazz, muchos de los cuales estaban trasladándose del swing a los estilos "be-bop" y "cool".

Fue una época rica en lo musical para el jazz. Pero, a diferencia de lo que sucedía con su creación artística, el instinto de Billie Holiday ante la vida misma dejaba mucho que desear.

Ya a fines de los 40 Billie había pasado un período de más de un año en un reformatorio por problemas de drogas. Se enamoró de rufianes que la explotaron, le robaron dinero, abusaron de ella y la hicieron adicta a la heroína. Pasó más períodos en prisión.

Por eso, al llegar la década de los años 50 su voz se encontraba un poco más insegura, no obstante su capacidad para interpretar canciones con mucho sentimiento aumentó y realizó giras internacionales.

Muchos críticos y autores de libros sobre la historia del jazz señalan que su trabajo en esa década, principalmente con el sello Verve, fue el mejor de todos. Y al escuchar sus grabaciones, uno no puede evitar encontrarles la razón. Fue sin duda su mejor período artístico, a pesar del cambio en su voz.

La gran paradoja que dejó Billie Holiday es la de una creación musical de gran genio, que la elevó a la fama y la colocó en la galería de los músicos famosos del siglo XX.

Pero ello en el marco de una atormentada vida llena de penurias y miserias que la acompañó hasta el final, cuando la policía llegó a arrestarla, bajo cargos de narcóticos, mientras se encontraba en su lecho de muerte, en 1959.



ESCUCHE/VEA
A 90 años del nacimiento de B. Holiday
VÍA LIBRE 7.04.05



NOTAS RELACIONADAS
Falleció gigante del jazz Artie Shaw
31 12 04 |  De todo un poco
Parker medio siglo después
12 03 05 |  De todo un poco
Jazz, drogas y trastornos mentales
02 09 03 |  De todo un poco
Adiós a un pionero del jazz
14 07 03 |  Miscelánea
Adiós a Nina Simone
21 04 03 |  Miscelánea


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen