Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 25 de abril de 2004 - 02:59 GMT
Los niños y el mal dormir
Niños fumando
Los padres se deben asegurar de que los niños desansen bien.

Según un reciente estudio de la Universidad de Michigan en Estados Unidos, los niños de edad pre-escolar que tienen problemas con el sueño, son dos veces más propensos a fumar cigarrillos o a utilizar drogas y alcohol durante su adolescencia.

Sin embargo, los investigadores señalan que el dormir mal no necesariamente significa que el niño tendrá problemas con el alcohol y las drogas más adelante en su vida.

Pero dicen que padecer problemas con el sueño a tan temprana edad podría ser una "señal" de complicaciones futuras.

Los resultados de la investigación fueron divulgados a través de la publicación "Alcoholismo; investigación clínica y experimental", y señala que los padres deben preocuparse de que el pequeño duerma bien.

La relación entre problemas para dormir y el uso y abuso de alcohol es bien conocido en el caso de los adultos; la bebida se utiliza para poder dormirse, sin embargo, el estudio de la Universidad de Michigan es el primero que se hace sobre los niños.

Ansiedad y depresión

El equipo de investigadores observó a 257 niños hombres y a sus padres durante 10 años.

Lo interesante del estudio es que el vínculo entre el mal dormir y el abuso de substancias se mantiene pese a la existencia de otros problemas
Dr. Robert Zucker, jefe del estudio
Cuando los niños tenían entre tres y cinco años, se les preguntó a sus madres si tenían problemas para dormir o si se sentían muy cansados durante el día.

A las edades de nueve y 11 años, a las madres se les preguntó si los niños tenían dificultades para poner atención, si eran agresivos y si presentaban señales de ansiedad y depresión.

Finalmente, cuando tenían entre 12 y 14 años se les preguntó a ellos mismos sobre el alcohol, las drogas y sobre el cigarrillo.

Se descubrió que un tercio de los niños había tenido problemas con el sueño a temprana edad.

Estos jóvenes eran dos veces más propensos a usar alcohol a los 14 años o a fumar de vez en cuando, y a utilizar algún tipo de droga, en comparación a los adolescentes cuyas madres dijeron que no habían tenido problemas para dormir cuando eran pre-escolares.

Padres alcohólicos

El 60% de los jóvenes observados tenía algún padre con problemas de abuso de alcohol.

Los padres deben poner atención cuando sus hijos les dicen que están cansados y que no pueden dormir
Prof. María Wong
Por otra parte, el estudio determinó que la relación entre complicaciones con el sueño y el abuso de drogas y alcohol se mantenía fuerte incluso cuando también existían problemas como la depresión, la agresión y el alcoholismo en uno de los padres.

"Lo interesante del estudio es que el vínculo entre el mal dormir y el abuso de substancias se mantiene pese a la existencia de otros problemas", dijo el doctor Robert Zucker que lideró la investigación.

"Esto indica que hay alguna disfunción neurobiológica que aún no conocemos y que debemos estudiar", señaló.

Por su parte, la profesor María Wong que también trabajó en el estudio recalcó que, "los padres deben poner atención cuando sus hijos les dicen que están cansados y que no pueden dormir".

Recomendó que los padres estimulen a que sus niños duerman lo suficiente y que hagan actividades que los relajen antes de irse a dormir.

En tanto, Neil Stanley de la Sociedad Británica para el Sueño dijo a la BBC que, "no debemos pensar que los niños por sí solos van a manejar su sueño ya que casi nunca dicen que quieren irse a dormir".

Los niños necesitan reglas y límites, recalcó el experto.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen