Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 29 de enero de 2004 - 17:16 GMT
Béisbol entre ciegos
Fernando Ravsberg
Fernando Ravsberg
BBC Mundo, La Habana

Foto: Raquel Pérez: Juego de béisbol de ciegos.
La práctica del béisbol entre ciegos comenzó en 2000.

"Los cubanos somos capaces de jugar pelota hasta con los ojos vendados". Esta frase tan común podría parecer una exageración producto de la pasión que sienten estos caribeños por su deporte nacional, el béisbol.

Sin embargo, esta vez me la dijeron ateniéndose estrictamente a la realidad, presenciábamos un partido en el que los dos equipos estaban compuestos por ciegos que llevaban, además, los ojos vendados.

Esta práctica comenzó en el año 2000, gracias al impulso del ex jugador italiano Alfredo Millar que trajo a un equipo italiano y donó a los cubanos los implementos necesarios para poder jugar.

Pelotas con cascabeles, guantillas de madera, bases sonoras, vendas para los ojos y reglas entre las que se cuentan un silencio total en las tribunas porque en este béisbol los jugadores "tocan de oído".

La importancia del sonido

El juego se realiza sin pitcher, y el mismo bateador sostiene la pelota en una mano y en la otra el bate. El tiro tiene que ser a ras de tierra para que los jugadores contrarios oigan por dónde viene la pelota.

Foto: Raquel Pérez.  Juego de béisbol de ciegos.
Los jugadores se guían por el sonido para saber por dónde viene la pelota.

Cuando el batazo es bueno, el jugador corre hacia primera y segunda base guíado por dos miembros de su equipo que golpean unas guantillas de madera, señalando de esta forma el camino al corredor.

En tanto, el equipo contrario, con las cabezas casi pegadas al suelo, intenta adivinar la dirección de la bola por el sonido de los cascabeles. Cuando ésta se detiene, son dirigidos por miembros videntes.

Llevan los ojos vendados para igualar las posibilidades de todos los jugadores, porque entre ellos hay algunos totalmente ciegos y otros débiles visuales que tienen algún grado mínimo de visión.

Al principio podría parecer una locura, pero sabíamos que iba a prender, porque es el deporte nacional y ¿qué cubano no sabe de pelota?
David Ibarra, responsable de deportes de la asociación de ciegos

"Al principio podría parecer una locura, pero sabíamos que iba a prender porque es el deporte nacional y ¿qué cubano no sabe de pelota?", nos dijo David Ibarra, responsable de deportes de la asociación de ciegos.

De hecho ellos practican ya cinco deportes con reconocimiento internacional: la natación, el atletismo, el ajedrez, el judo y el godbol. El béisbol se juega sólo en La Habana y como actividad recreativa.

Una vida normal

Ibarra nos explica que la ceguera no les impide llevar una vida normal "nosotros tenemos ciegos profesores universitarios, electricistas, carpinteros, mecánicos que desarman un motor, no hay límites".

Foto: Raquel Perez.  Juego de ajedrez entre un niño y un ciego
La ceguera no es ninguna limitación para ellos, que practican cinco deportes más.

Personalmente, pudimos comprobarlo y no sólo en el terreno del béisbol; vimos además ciegos reparando lámparas, maquinas de escribir y haciendo funcionar un viejo equipo de impresión Braille.

Sin embargo, como no todo puede ser trabajo en la vida, los ciegos cubanos hacen fiestas, se "fajan" en el terreno de béisbol o comparten un partido de ajedrez en el que memorizan la ubicación de cada ficha.

Y esto parece ser mas que diversión, "nos ayuda en la rehabilitación, nos sentimos mas ágiles y mas preparados para la vida", nos explicó Roberto García, fisioterapeuta, ciego y jugador de uno de los equipos.

(El béisbol) es el sueño de todos los cubanos y aunque yo soy ciego, siempre, desde chiquito, he sido aficionado al béisbol y cuando me dieron la posibilidad de jugar, vi los cielos abiertos.
Roberto García, fisioterapeuta, ciego y jugador de béisbol.

Pero de todas las actividades que realizan, el béisbol es la que despierta más pasiones: discuten a los gritos, como buenos cubanos, y los entrenadores los regañan como si se tratara del equipo nacional.

Roberto nos confesó que "es el sueño de todos los cubanos y aunque yo soy ciego, siempre, desde chiquito, he sido aficionado al béisbol y cuando me dieron la posibilidad de jugar, vi los cielos abiertos".



NOTAS RELACIONADAS
Cuba: sueños truncados
09 01 04  |  De todo un poco
Jugadores cubanos hablan con la BBC
05 01 02  |  Miscelánea
Una lección de vida
03 02 03  |  Miscelánea
Desertan deportistas cubanos
03 01 02  |  América Latina
Cuba entrena a la próxima generación
30 10 02  |  Miscelánea


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen