BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Raúl Fain Binda.
  Miscelánea
Sábado, 25 de enero de 2003 - 19:25 GMT
Hembras y machos alfa
La tenista estadounidense Serena Williams es felicitada por su hermana, Venus, tras ganar el abierto de Australia
La competición se encuadra en la estructura jerárquica de una manada de leones.
Escribe Raúl Fain Binda

En el tenis se respetan (hasta cierto punto) las jerarquías.

Existen dos escalas: las que inventan los organizadores y las que reconocen los jugadores.

Los tenistas están clasificados, marcados de buenos a malos, como alumnos de un liceo o galeotes en la nave de un pirata cartaginés.


Todo está preparado en beneficio de los más fuertes. Es una tradición muy antigua: los mejores gladiadores despanzurraban a los más flojos en el Coliseo, para proteger el capital

Todo está preparado en beneficio de los más fuertes. Es una tradición muy antigua: los mejores gladiadores despanzurraban a los más flojos en el Coliseo, para proteger el capital.

No era cuestión de arriesgar a Maximus haciéndolo pelear prematuramente con Espartaco. A Russell Crowe con Kirk Douglas. A Lleyton Hewitt con André Agassi.

Los organizadores de aquellas matanzas tenían el mismo instinto para el espectáculo que los productores de Hollywood y las autoridades del tenis internacional.

En teatro todavía recomiendan no matar al protagonista antes del tercer acto.

Eso, desde el punto de vista de los organizadores.

La manada

Los tenistas enfocan el asunto desde otro ángulo: para ellos, la competición se encuadra en la estructura jerárquica de una manada de leones.

El león y la leona dominantes, a los que ahora llaman macho alfa y hembra alfa, pueden contar con la sumisión más o menos automática de los otros leones... salvo cuando alguno olfatea que están disminuidos.

Serena Williams
Serena Williams es la hembra alfa del tenis.
Esta relación alfa-beta se manifiesta con más claridad entre las mujeres tenistas.

(También en la manada: si el macho alumbrara los cachorros, sus rivales lo despedazarían al verlo indefenso, mientras que las leonas siguen aceptando el liderazgo de la hembra alfa.)

Serena Williams es la hembra alfa del tenis: cuando aparece en el claro del Serengueti, las otras leonas agachan la cabeza y se arrastran en señal de sumisión.

Hasta su hermana, la formidable Venus, es una hembra beta, resignada a la estructura jerárquica de la manada. Cuando se encuentran sobre la presa, en una final, Venus espera hasta que Serena esté saciada antes de recoger su propio premio, los restos, el trofeo del perdedor.

Y todo esto lo observamos desde nuestra "massai" en este parque natural. Nos damos de codazos, nos maravillamos ante el comportamiento de esos soberbios ejemplares del Serengueti deportivo.

Sumisión

En la final del abierto de Australia se repitió la historia. Alfa Williams ganó su cuarta final consecutiva de Grand Slam: en las cuatro ocasiones la derrotada fue Beta Williams.

En una ocasión, en semifinales, una leoncita belga, la insolente Kim Clijsters, vio a la hembra alfa distraída, lamiéndose una ampolla, y trató de usurpar su puesto en la manada: emergió de la pelea con la cola entre las piernas.

Tenista belga Kim Clijster
En las semifinales, a Serena le bastó con rugir a su adversaria Clijster.
A Serena le bastó con rugir, cuando su adversaria sacaba por el partido (Kim ganaba el tercer set 5-1 y estaba 40-15 arriba), para que la pretendiente se rindiera de inmediato.

Estos paralelos fastidian muchísimo a las tenistas, aunque la realidad parezca confirmarlos una y otra vez.

Dirán que es una comparación sexista, que la hegemonía de las Williams no se debe a la sumisión instintiva de sus rivales sino a la evidente superioridad física y atlética de ambas hermanas.

Dos ejemplos

A esto se puede contraponer dos ejemplos frescos:

  • La mayor humillación individual del abierto de Australia fue la capitulación de Kim Clijsters, una de las pocas tenistas del circuito capaces de rivalizar físicamente con las Williams.

    Tenista argentina Paola Suárez
    En la final de dobles, las Williams enfrentaron la resistencia de Paola Suárez y Virginia Ruano.

  • Serena y Venus encontraron una enérgica resistencia en la final de dobles por parte de la argentina Paola Suárez y la española Virginia Ruano, ambas bastante postergadas en el escalafón individual, ambas pequeñas y relativamente lentas, sin golpes impresionantes pero con un corazón así de grande.

Seguramente tres factores fundamentales determinan el desarrollo de los partidos: la aptitud técnica, la capacidad física y la predisposición psicológica. Esto es cierto tanto para hombres como para mujeres.

Pero volvemos a lo mismo: ya sea por los empinados niveles de testosterona o de mal aliento, por el culto del héroe o por las fantasías de ingresar en el recinto prohibido de los dioses, sea por lo que fuere, lo cierto es que el desafío al campeón alfa es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres.

Alfa y beta

Las mismas hermanas Williams ofrecen una prueba estadística de este fenómeno: Serena gana ahora siempre porque Venus no se cree capaz de vencerla... cuando justamente es la única en el circuito capaz de enfrentarla en igualdad de condiciones.


Serena gana ahora siempre porque Venus no se cree capaz de vencerla

Es que son hermanas, dicen. ¿Y con eso? Eso debiera garantizar la rivalidad, en vez de excluirla.

Es que son negras, vienen del gueto, dicen. Pamplinas.

Ni eso, ni su condición de Testigos de Jehová, ni su marginación en el mundo blanco del tenis explica la sumisión de Venus.

Lo que realmente ocurre es que Venus es la hembra beta y Serena es la hembra alfa.

Ecos del Serengueti.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: