BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Raúl Fain Binda.
  Miscelánea
Domingo, 19 de enero de 2003 - 00:59 GMT
Todos somos londinenses
Londres: ¿candidata a los Juegos Olímpicos del 2012?
Escribe Raúl Fain Binda

Me preguntan si Londres será candidata a los Juegos Olímpicos del 2012.

Todo es posible, pero a juzgar por las penosas experiencias de los últimos años, la respuesta debería ser negativa.

De lo que no cabe duda es que el tema será causa de disputas, reproches y desgarramientos en una proporción mucho mayor de lo que sería el caso en París, Nueva York o cualquier otra gran ciudad.

Maqueta del nuevo estadio de Wembley
El nuevo estadio de Wembley: otra causa de disputas.
Ocurre que los ingleses no son como ustedes suponen. Y mucho menos los londinenses.

Créanme, vivo en Londres desde 1980 y muy rara vez tropiezo con ese inglés flemático, paciente, tenaz y algo estólido que ha prendido en la imaginación popular del resto del mundo.

Si ese inglés de fantasía debiera tomar la decisión sobre la sede olímpica, ya lo hubiese hecho y todos estaríamos trabajando en los preparativos. Pero las personas que deciden estas cosas no están hechas de cartón pintado: son ingleses de la vida real, británicos de carne y hueso, con limitaciones sorprendentemente similares a las nuestras.

Estereotipos y realidad

Antes era muy fácil identificar a un inglés, aunque en América Latina aún ahora llamamos "ingleses" a los irlandeses (y "turcos" a los árabes).

Decíamos, en tono de admiración: "un inglés, aburrimiento; dos ingleses, una justa deportiva; tres ingleses, un imperio". Y Borges escribía: "Mi padre había estrechado con él (el verbo es excesivo) una de esas amistades inglesas que comienzan por excluir la confidencia y que muy pronto omiten el diálogo".

Ahora es muy diferente. Ustedes no van a creer lo conversadores que son los ingleses de hoy. En particular los londinenses.

Londinenses
"Aquí la gran mayoría somos inmigrantes o hijos de inmigrantes".
Los londinenses "verdaderos", de estirpe londinense, son una pequeña minoría. Aquí la gran mayoría somos inmigrantes o hijos de inmigrantes del extranjero o del interior del país.

Hay tantos australianos como escoceses, tanta gente de Liverpool como de Newcastle y también abundan los indios, los paquistaníes, los jamaicanos, los turcos, los rusos, los latinoamericanos (la colectividad más numerosa es la colombiana), los "americanos" (de Estados Unidos)... De los irlandeses no hablemos, y ahora están llegando los hijos de la guerra y el terror, de Kosovo, de Bosnia, de Afganistán, de Argelia.

Todos nos creemos dueños de la ciudad y estamos dispuestos a arrancar los ojos de quienes no opinen como nosotros.

El problema es que lo mismo les ocurre a los funcionarios: al primer ministro, que debe liderar a su gabinete en una decisión sobre la sede; al ministro de Economía, encargado de encontrar los recursos para la infraestructura; al alcalde de la ciudad, que disfrutará de la renta política de las inversiones.

Estos tres caballeros son rivales, saben ustedes, y el guiso que preparan se huele a mil kilómetros.

El aroma de la olla

La olla tiene el mismo aroma de otros desatinos:

  • El Millenium Dome, esa catedral en el desierto que se tragó una fortuna sin dejar rastros.

  • El nuevo estadio de Wembley, cuya gestión ha sido el parto de los montes (ver artículos anteriores en La Vida es Juego).

  • El Campeonato Mundial de Atletismo del 2005, que la Federación Internacional de Atletismo Amateur retiró a Gran Bretaña por falta de cumplimiento de la promesa de tener un estadio disponible (los entretelones de esto son de programa cómico).

  • Y por encima de todo la ruptura de un pacto de caballeros con Alemania y la UEFA para respaldar la candidatura de Alemania como sede del Mundial de Fútbol del 2006, a cambio de que Inglaterra fuera sede de la Eurocopa '96. (La Football Association renovó sus autoridades, renegó de su promesa y compitió con Alemania... El resultado fue uno de los chascos más grandes en la historia deportiva de este país.)

    El gobierno vacila en ofrecer su apoyo, porque no sabe de dónde saldrán los 5.000 o 7.000 millones de dólares (que después seguramente treparán a 10.000 o 15.000) necesarios para poner al día la infraestructura.

    Las carencias

    Del nuevo estadio para atletismo todavía no se tienen noticias y muchos lloran la oportunidad perdida con Wembley (cuyo diseño no contempla la conversión al atletismo).

    Autobús londinense
    El transporte en Londres: un caos.
    El transporte en Londres es calamitoso. Los buses apenas se pueden mover en el tránsito y el servicio es irregular. El metro necesita inversiones que no llegan por el forcejeo entre el gobierno (que quiere privatizar) y el alcalde (que quiere retener el sistema en el sector público, bajo su control, claro). Hace unos días se informó de que los ferrocarriles deberán mantener en vía muerta centenares de trenes flamantes, porque nadie pensó en modernizar la red eléctrica.

    Los grandes bancos, que supuestamente deberían aportar dinero para financiar la solicitud al Comité Olímpico Internacional, rechazaron ayer el pedido de un millón de esterlinas por barba que les hizo el gobernador del Banco de Inglaterra.

    El gobierno se ha comprometido a tomar una decisión sobre su apoyo en los próximos días, sobre la base de cuatro consideraciones: 1) si nos podemos permitir el gasto; 2) si podemos ganar la sede; 3) si podemos concluir las obras a tiempo; y 4) si el esfuerzo y el gasto dejarán un "legado" social satisfactorio.

    Han prometido una respuesta para fin de mes. O tal vez no, vaya uno a saber.


  • Búsqueda en BBC Mundo
    Claves de búsqueda

    Vínculos:

    Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

     Envíe este artículo a un amigo
    Arriba ^^  
     
     escribanos@bbc.co.uk
    © BBC
    BBC World Service
    Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

    Servicio Mundial de la BBC:
    temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: