BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Miscelánea
Viernes, 15 de febrero de 2002 - 16:56 GMT
Puentes de libertad
Rumbo a la escuela en El Paraíso, Honduras
El Paraíso, Honduras: "los niños contribuyen de alguna forma a la construcción de un puente; algún día servirá a sus hijos."
Hace 15 años, Toni Ruttimann tomó una decisión que cambiaría la vida de más de 600.000 personas, especialmente en América Latina. Fue entonces cuando este joven suizo eligió su rumbo: hacer puentes para los pobres.

Toni Ruttimann
Toni el Suizo: "jamás renunciar a tu sueño".
El sueño de quien es conocido afectuosamente por los campesinos como "Toni el Suizo" ya ha dado como fruto más de 160 puentes para comunidades en Ecuador, Colombia, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, México y Camboya.

Mas allá de los tubos y cables usados donados por petroleras en diferentes países, y donaciones de niños y amigos desde Suiza, son las propias comunidades las que ayudan con su trabajo a hacer sus puentes realidad.

Desde el pueblo de Entabladero, en el estado mexicano de Veracruz, Toni el Suizo explicó a BBC Mundo porqué construir un puente es un acto de libertad.

Haga clic aquí para ver imágenes de los puentes de "Toni el Suizo"


-¿Para ti qué es un puente?

"Una forma muy personal de expresar el amor que tengo. Yo quisiera dar tanto de mí, y de la mejor manera que lo puedo hacer es a través del puente, unir gente, unir a los que tienen con los que no tienen, los que entienden con los que no entienden. Para mí el puente es un símbolo de unión."

-¿Cuál es exactamente el proyecto en el que estás trabajando en México?


Unir a los que tienen con los que no tienen, los que entienden con los que no entienden. Para mí el puente es un símbolo de unión

"En México estamos ahora en proceso de construir 20 puentes en el estado de Veracruz, ya tenemos la tubería que nos regaló la compañía de tubos en Veracruz, ya están soldados estos kits de puentes prefabricados, Walter, mi compañero ecuatoriano ya los soldó, y en estos momentos estamos en proceso de repartir esos kits de puentes a los diferentes sitios de construcción para luego ya cimentarlos y montar los puentes junto con la gente.

Después de esos 20 puentes veremos si nos quedamos todavía en México o si nos regresamos probablemente a Centroamérica.

Esa es una parte de nuestro trabajo actual; el otro lado es el de Camboya, donde simultáneamente estoy construyendo allá con dos muchachos camboyanos un grupo de en este momento siete puentes, que en las próximas semanas estarán listos para que yo vaya allá y hacer el montaje."

-¿Cuáles son los mayores obstáculos que has enfrentado?

Puente internacional Honduras-El Salvador, Río Lempa, 140 metros de largo
"A pie descalzo, construyen su propio monumento al entendimiento entre naciones".
"Lo que hay son problemas logísticos o burocráticos y eso es cuestión de insistencia hasta resolverlos. Los obstáculos mayores que enfrento aparte de eso son los de cualquier puentero, que es la naturaleza misma.

Otra complicación, pero también es el reto al mismo tiempo, es hacer el puente con la gente. Nosostros hacemos el puente con gente que no tiene idea de construcción de puentes.

En cada nuevo sitio en que estamos trabajamos con gente que nunca en su vida ha hecho un puente. Entonces, darles la certeza de que lo pueden hacer, llevarlos juntos hacia la meta de ver el puente terminado, eso es algo bastante especial y muchas veces difícil porque, para empezar, no tienen ellos por que creerte.

¿Por qué te van a creer cuando tú les dices, '¿saben qué? Podemos hacer un puente juntos, nosotros hacemos esto con cables y con tubos viejos, ustedes ponen tal y tal trabajo y en pocas semanas van a ver su puente terminado'. La gente tiene que creer y para que crean tú tienes que dar el ejemplo, los primeros pasos."

-¿Cómo es la vida de un puentero, cómo vive un puentero?

"Un puentero vive de río en río, se mueve constantemente, el puentero se va donde están los ríos y donde está la gente, atrás de los ríos.

Quiere decir que tiene que caminar mucho, y para poder caminar mucho se necesita primero poco equipaje, para que puedas llevar lo que tú tienes en tu espalda básicamente."

-O sea que tú no tienes una casa, tú tienes lo que traes...


Un puentero vive de río en río (...) todo lo que poseo, todo para hacer lo que quiero hacer, lo puedo cargar conmigo

"Eso es correcto, todo lo que poseo, todo para hacer mi trabajo, para hacer lo que quiero hacer, lo puedo cargar conmigo. O sea, llevo dos maletas, una que yo llamo la oficina, otra con lo personal: la ropa, los libros, la música.

Está bastante bien pensado y bien definido eso: cómo puedes llevar una oficina mundial en una maleta y tu vida personal en otra. Son 44 kilos lo que cargo conmigo.

Eso es una parte, lo que llevas contigo. Luego también, necesitas el espíritu que se ajusta a ello, porque cambiarte cada rato de ambiente, donde duermes, donde comes, de idioma, eso requiere mucho entrenamiento, es casi como un deportista que se entrena toda la vida para hacer lo que él hace."

-¿Y ese entrenamiento de dónde lo sacas?, ¿cuáles son los elementos espirituales de donde tomas la fuerza?

"Pues la tomo de ejemplos, que para mí son héroes y guías en lo que estoy haciendo, personas que han andado antes de nosotros y que han dado tanto al mundo que un pedazo de lo que ellos nos han dejado lo estoy aprovechando para mi propia vida."

-¿Como quiénes?

"Como Mahatma Gandhi, claramente, para mí, él me ha ayudado en estos quince años en muchas situaciones. También Steve Biko de Sudáfrica, la Madre Teresa, gente como Martin Luther King. Y sobre todo las enseñanzas de Jesús de Nazaret, de Buda, de Lao Tse, de Mahoma, los filósofos griegos.... y hasta una persona que no parece muy verosímil, Pitágoras, el gran griego que conmigo anda. O sea yo cuando hago los puentes, los hago con Pitágoras, buena parte de eso va gracias a él.

En las soluciones diarias que encuentro para mis propias decisiones hay toda esa gente que ha andado antes de nosotros que a mí me ayuda, y luego son personas vivientes, que me ayudan con sus consejos.

Un camino como ese no se puede andar sólo, aislado, se va junto con mucha gente. Lo que yo llamo nuestro 'Equipo Invisible'".

-Hablas a menudo de "liberar a la gente", ¿en qué medida los puentes son liberadores?

Puente internacional Honduras-El Salvador, Río Lempa, 140 metros de largo.
"Cuando te subes a un puente que tu mismo has construido, eso te cambia".
"Cuando tú creas algo con tus propias manos, cuando tú te subes a un puente que tú mismo has construido, yo creo que eso te cambia. Con eso te das cuenta que tú sí puedes lograr las cosas.

Yo lo veo en mi propia vida, y eso no sólo en los puentes pequeños, sino en los puentes grandes, cuando regreso a un sitio y digo, '¡qué bestia! eso se hizo porque decidiste hacerlo y toda la gente ayuda para hacerlo'. Yo creo que los campesinos sienten lo mismo.

Por otro lado, también veo que sucede que donde antes había peleas en su pueblo, que tenían sus riñas internas, cuando todos se juntan para construir un puente -y no es sólo un rato, son varios días o varias semanas que se esfuerzan, que cargan sus piedras juntos, que cargan su arena juntos, que una broma, que otra broma- y que las diferencias que tuvieron se van limando y finalmente el puente está ahí parado para todos y les sirve a todos.

Yo creo que eso es una forma de liberación, de liberarse uno mismo de sus miedos, de decir, 'yo no puedo', y de liberarse juntos, de ver que aunque hay diferencias todos pueden trabajar para un fin, y para un fin tan práctico y tan útil como es un puente."

-¿En qué momento decidiste hacer lo que estás haciendo?

"Cuando estaba terminando el bachillerato y vi las imágenes de un terremoto en Ecuador, sentí como un fuego, y me fui para el Ecuador, y me encontré con la gente que estaba aislada y me quedé seis meses, construyendo ese primer puente, junto con mi amigo, un ingeniero holandés.


Ahí es donde o te derrumbas y dejas todo tu sueño atrás, o te fortaleces, te levantas y vas por ese rumbo que has escogido

Pero luego regresé a Suiza y empecé a estudiar en la universidad y ahí estudié seis semanas. Todos los días yo llegaba a la universidad y me preguntaba cada día, '¿qué vas a hacer tú aquí Toni? Aquí vas a estudiar ahorita cinco años, te vas a acostumbrar a la vida suiza, a un cuarto bonito, y crees que después de cinco años todavía vas a estar listo para decir, 'ahora sí me voy de regreso para ayudar a los pobres'?.

Fue un proceso, no era una decisión que la tomas y saltas (...) te juegas el futuro realmente de tu vida, porque si no tienes estudio en Suiza tu futuro no se ve muy bien.

Y luego te vas y empiezas a vivir todos los días en este sueño, en que tú dices, lo que yo quiero hacer es ayudar a los pobres.

En esa fase me cayeron todavía las enfermedades como la malaria, y cuando estas así en cero yo creo que ahí es donde o te derrumbas y dejas todo tu sueño atrás, o te fortaleces, te levantas y vas por ese rumbo que has escogido.

Fue esa fase la que realmente me fortaleció y me mostró que sí es posible hacer lo que quiero hacer."


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: