BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe : Raúl Fain Binda
  Miscelánea
Sábado, 17 de noviembre de 2001 - 18:50 GMT
El caballo de Calígula
Busto de Calígula del Museo John Paul Getty
Calígula, un ex emperador dedicado ahora a la dirigencia deportiva.
Escribe Raúl Fain Binda

Mi nombre secreto es Incitatus y he sido muchas cosas.

En esta encarnación soy entrenador de fútbol: bajo diferentes nombres y fisonomías he tenido el honor de conducir los seleccionados nacionales de medio mundo, aunque siempre, tarde o temprano, me toca la infamia del fracaso y la destitución.

Hace muchos años fui caballo y mi amo, Gaius Caesar Germanicus, apodado Calígula, por entonces emperador de Roma, me alojaba en un establo de marfil y me daba vino en un recipiente de oro. También me hizo cónsul, para demostrar su desprecio por las formas democráticas.

Desde entonces, los dioses me asignaron la ingrata tarea de ser el instrumento de los poderosos que controlan las instituciones sin respetar sus principios.

Francisco Maturana
Maturana dirigió dos selecciones diferentes en la misma eliminatoria.
He sido ministro de Luis XIV y de muchos presidentes latinoamericanos. He sido periodista, he sido abogado, he sido tantas cosas. Mi constante fidelidad me ganó, en este siglo, la dispensa de elegir un oficio. Y he preferido ser director técnico de fútbol.

Mi tarea es infinita y debo delegar. Por razones obvias, no identificaré el país donde trabajo ahora; tampoco revelaré los nombres ni el número de mis delegados en otras selecciones. Pero les daré algunas pistas.

En fútbol, el caballo de Calígula es muchas veces el técnico a quien saludan como un genio después de una victoria y le cortan la cabeza después de un par de derrotas, cuando todavía no ha cruzado el río.

Otras veces es utilizado como capitán de tormentas y reemplazado por otro piloto en buen tiempo. Y también hay casos en que el trabajo sobrepasa la modesta capacidad del encargado de ejecutarlo.

¿Chile? ¿Han dicho Chile? Pues no lo sé. A ustedes toca comprobarlo. Es cierto que cuesta entender cómo un país con una campaña tan brillante en los Juegos Olímpicos, con una medalla de bronce más que merecida, fracasa en forma tan calamitosa en la clasificación para el mundial.

También admito que las autoridades chilenas del fútbol han cambiado varias veces de entrenador en la campaña, pero antes de llegar a una conclusión deben tomar en cuenta todos los factores.

Si debemos juzgar por el número de técnicos en una sola campaña, el caso más flagrante es el de Brasil: comenzó con Wanderley Luxemburgo, quien engendró a Candinho (8/10/00), quien engendró a Leao (15/11/00), quien engendró a Luis Felipe Scolari (1/7/01).

Hernán
El "Bolillo" siguió a pesar de los tiros y los golpes y tuvo su premio.
Durante los 18 partidos de la campaña, Chile tuvo tres entrenadores: Nelson Acosta fue reemplazado por Pedro García Barros el 17/3/01 y éste por Jorge Garcés Rojas el 7/10/01.

Bolivia también tuvo tres técnicos: Carlos Aragonés fue reemplazado por Jorge Habegger (14/8/01) y éste por Carlos Trucco (7/11/01).

Cuatro países tuvieron sólo dos entrenadores para los 18 partidos: Uruguay (Daniel Pasarella y Víctor Púa, 28/3/01), Venezuela (José Omar Pastoriza y Richard Páez, 28/3/01), Colombia (Luis García y Francisco Maturana, 3/6/01) y Perú (el ubicuo Maturana primero y después Julio César Uribe, 8/10/00).

Es fácil entender la sobriedad de las asociaciones argentina y ecuatoriana, que sostuvieron hasta el final a Marcelo Bielsa y Hernán Darío Gómez, aunque a este último un matón le pegó un tiro por desobediente: a fin de cuentas las campañas de ambos seleccionados fueron brillantes.

Más difícil es tolerar el cinismo de la paraguaya, que sacrificó a Sergio Markarian tras el último partido e irá al mundial con otro técnico.

Muchas veces el cambio de entrenador es una medida sensata: el hombre puede haber perdido el juicio y la brújula, los jugadores ya no lo respetan o no comprenden sus caprichos y entran a la cancha atemorizados y dispuestos a salvar el pescuezo en vez de sacrificarse por el equipo.

Yo no quiero absolver a los chilenos, que parecen tener el gatillo fácil, pero ustedes harían muy bien en considerar también los casos de Brasil y Paraguay.

Luis Felipe Scolari
Scolari deberá mirar ahora por encima de su hombro.
Mi preferido es Brasil. Las reiteradas traiciones, zancadillas y puñaladas en y desde la Confederación Brasileña de Fútbol seguramente tienen mucho más que ver en el caos de su clasificación que la promiscuidad de sus cuatro técnicos, decenas de jugadores y constantes cambios tácticos.

En Brasil se dice ahora que los dirigentes, espantados ante los excesos de Scolari, le pondrán en el mundial un comisario político para que supervise las decisiones desde su hombro, como el papagayo del pirata. Esto es algo habitual en la patología de la dirigencia brasileña: algunas veces le sale bien (Estados Unidos '94) y otras mal (Francia '98) .

Una autoridad que elige a Felipao Scolari para dirigir el seleccionado brasileño de fútbol también escogería a un sargento de infantería para dirigir el ballet Bolshoi.

El pobre Scolari no es culpable de esto. Lo que ocurre es que representa los intereses de una autoridad que no tiene el más mínimo respeto por la institución a su cargo.

Igual que Calígula por la representación popular. Yo, que tengo algo de experiencia en esto, les sugiero que consideren seriamente el caso brasileño.

Post Scriptum. Gaius Caesar también trabaja actualmente en el fútbol. Y es dirigente, por supuesto. De vez en cuando me llama y me dice: Incitatus, tengo algo para ti...


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: