BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Raul Fain Binda
 
Jueves, 08 de noviembre de 2001 - 18:44 GMT
Maradona vivo o muerto
Diego Armando Maradona
"No cabría ninguna duda: lo homenajeamos hoy para poder liquidarlo mañana".
Escribe Raúl Fain Binda

A esta altura del partido ya no interesa averiguar si Maradona es mejor o peor que Pelé; la comparación es imposible y estéril, como el contraste entre Senna y Fangio, o el paralelo entre el café y el dulce de leche.

No, hay que dejarse de rodeos: lo que realmente importa es determinar si queremos a Maradona vivo o muerto.

Leyendo las opiniones en el correo de lectores de BBCMundo y las interpretaciones de incontables psicólogos, profesionales y aficionados, no cabría ninguna duda: lo homenajeamos hoy para poder liquidarlo mañana. Y entonces queda por resolver dónde lo mandamos.

Si Dante Alighieri escribiera hoy la Divina Comedia, ¿qué haría con Maradona? De cabeza al círculo más abyecto del infierno, dirán algunos, por drogadicto, castrista, amoral, hipócrita y objetor de la autoridad de todas las figuras paternas del manual "occidental", desde Dios hasta Sepp Blatter. Al purgatorio esperanzado, con Beatriz, pedirán otros, por generoso, por pródigo, por darnos felicidad con su fútbol y desafiar a los poderosos (algunos de ellos, al menos).

Algún editor debe estar pensando en un catálogo de las teorías que tratan de explicar los "excesos" de Maradona.
Maradona
"El vendaval del triunfo le llegó tan temprano y con tanta fuerza que desarboló su voluntad"

Las primeras versiones surgieron después de México '86 y se multiplicaron con la primera suspensión por consumo de cocaína. Ahora hay para todos los gustos (algunas están desarrolladas en el mejor artículo periodístico sobre el tema, La locura del rey Diego, de John Carlin, publicado por El País el 5 de marzo del 2000.)

A continuación enumeramos las más interesantes:

  • M sería una víctima más o menos inocente de la miseria, un carbunco en la cara mestiza de Buenos Aires, esa que los porteños no quieren ver. Logra fugarse a través del éxito deportivo pero cae en la trampa de empresarios y dirigentes que lo exprimen y lo arrojan a los leones cuando ya no le queda más jugo. Esta vetusta teoría es la más extendida en Europa y todavía tiene crédito entre mis colegas ingleses.

  • A M se le subieron los elogios a la cabeza: es un soberbio que sólo escucha a los obsecuentes.

  • El vendaval del triunfo le llegó tan temprano y con tanta fuerza que desarboló su voluntad y lo dejó en una eterna adolescencia truncada: ahora es la versión criolla del retrato de Dorian Gray, en el que coinciden las imágenes del futbolista inigualable y del personaje grotesco, grosero, que se expresa en insultos y agravios. (De este ser bifronte, nosotros, todos nosotros, sólo vemos la cara que deseamos ver.)

  • M es un ser generoso, progresista, que podría estar rascándose la panza en la costa azul, rodeado de prostitutas caras, pero prefiere enfermarse de bronca en Argentina y curarse en Cuba.

  • M forma parte de una trinidad gaucha, con Gardel y Evita.

  • A esos tres agreguen al Che Guevara. A esos cuatro agreguen a Astor Piazzolla.

  • Todos triunfaron en el extranjero, algo que los argentinos detectan invariablemente en todos sus grandes personajes y las obras que definen la cultura popular. El tango triunfó en París, donde Cortázar escribió su Rayuela; Borges concibió su obra en el extranjero de su ceguera... Piazzolla, el Che, Gardel, ustedes elijan. (Nos dirán que Evita no triunfó en el extranjero, pero recuerden su famosa gira por Europa, que en Argentina fue presentada como una apoteosis.)

  • La teoría del desdoblamiento de la personalidad: el doctor Maradona y mister Hyde. El desdoblamiento múltiple: tantos Maradonas como ocasiones haya.
    Maradona
    "M es un ser generoso, progresista, que podría estar rascándose la panza en la costa azul"

  • La teoría del desdoblamiento real: M no existe sin Pelé. Y el brasileño no existe sin el argentino.

  • Y la más moderna: la teoría del destino trágico de Maradona, con varias vertientes. 1) M es prisionero de un pueblo cuyo afecto es asfixiante y mortal; esta idea, italiana, vale tanto para Nápoles como para Buenos Aires. 2) M ya no da más satisfacciones y entonces debe morir, para que el pueblo pueda recrear en paz la antigua gloria. 3) La decadencia de Maradona arrastra a sus admiradores, que por instinto de supervivencia quieren poner el punto final. 4) M y la columna de Diana: se supone que M huye hacia adelante, como la princesa de Gales, y que en pos de lo efímero y gratificante chocará muy pronto con su columna, propia y final.

  • M ya no busca nada en la vida, parece ahíto. Como un rumiante, regurgita los viejos tiempos de ese vientre de cuatro estómagos y los mastica una vez más, y otra más...

    Hay otras teorías, reaccionarias y liberales, pero sólo nos queda espacio para un par de comentarios.

    En primer lugar, no cabe duda de que el destino de Maradona es trágico.

    Esto es lo que hace interesante la vida de un personaje que ya no tiene nada que decir. Porque no cabe duda de que se va a morir, que lo queremos matar, que queremos su cabeza y su pellejo de alfombra en nuestro living room, para poder decir a los amigos, una noche de invierno: "A ese Maradona lo cacé un día de un siroco terrible... ¡Qué soberbio ejemplar!"

    Se equivocan, acaso, los psicólogos que mencionan el ejemplo de Aquiles, que murió joven y glorioso para cerrar el circuito de la tragedia. No, la gente quiere muerto a Maradona porque con sus corcoveos de chivo viejo no la deja asentar sobre su lomo los cacharros del culto: la camiseta número 10, los vídeos, la bandera, las memorias.

    ¿Y dónde pondría yo a Maradona? ¿En qué círculo del infierno?

    Pues lo sentaría en la nube más luminosa del cielo, con una mordaza de seda y una pelota con aureola. Maradona no es un mito para escuchar. Es un mito para ver. Con pelota.


  • Búsqueda en BBC Mundo
    Claves de búsqueda

    Notas relacionadas:

    19 04 04 |  Miscelánea
    "Diego, respiramos con vos"
    19 04 04 |  Photo Galleries
    Imágenes: auge y caída del "Pelusa"

     Envíe este artículo a un amigo
    Arriba ^^  
     
     escribanos@bbc.co.uk
    © BBC
    BBC World Service
    Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

    Servicio Mundial de la BBC:
    temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: