BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Javier Lizarzaburu
  Miscelánea
Jueves, 13 de septiembre de 2001 - 23:07 GMT
Ser árabe en EE.UU.
New York
Los estadounidenses reclaman venganza.
Escribe desde Washington el corresponsal de la BBC, Javier Lizarzaburu.

Al tiempo que el humo de la destrucción se despeja, otras realidades emergen. Una de ellas es la de mezquitas apedreadas y centros musulmanes atacados.

Varias personas con turbantes o mujeres con velo han denunciado ser acosados verbalmente. Y las denuncias vienen incluso de aquellas que, ni árabes ni musulmanes, coinciden con el perfil creado en la mentalidad de algunas personas.

Dirigentes árabes y musulmanes han pedido protección a las autoridades. En las ciudades de Atlanta, Nueva York y San Francisco, patrullas policiales se estacionaron frente a inmuebles de estas comunidades.

Arabes
El estupor dio paso a la rabia, que sufren los árabe-estadounidenses.
Incluso en Washington, considerada entre las ciudades más liberales y respetuosas de las diferencias culturales en Estados Unidos, el Centro Islámico de la Avenida Massachusetts tuvo que ser evacuado ante la amenaza de una bomba.

Es cierto que después de los atentados de este martes, muchos estadounidenses pasaron del estupor y la sorpresa a la rabia y la sed de venganza.

Incluso varios editorialistas de la prensa nacional se hacían eco de un sentimiento que pedía una respuesta militar inmediata.

Pero las imágenes de la televisión tampoco ayudaron. Ver el festejo y la celebración en algunas comunidades árabes en Medio Oriente fue recibido aquí como una afrenta en la peor hora.

Estas imágenes las vi en casa con un grupo de amigos estadounidenses y el silencio con el que reaccionaron fue incómodo y expresivo. No era el mejor momento para ver otros países dando rienda suelta a esas emociones.

El presidente George W. Bush dijo que si bien los indicios por ahora apuntan a Medio Oriente, sería un terrible error confundir eso con ciudadanos árabes viviendo en este país.

El fiscal general, John Ashcroft, por su parte reconoció haber recibido una serie de denuncias sobre abusos contra personas de estas comunidades, y advirtió que Estados Unidos no va a tolerar este tipo de comportamiento.

George W. Bush
El presidente Bush pidió evitar los ataques contra ciudadanos de origen árabe.
Lo cierto es que las amenazas no han parado. Aparte de los ataques físicos a personas y edificios, también se han dado casos de mensajes telefónicos abusivos o amenazadores, así como insultos a quienes caminan por las calles.

Dirigentes de las comunidades musulmanas fueron prestos a denunciar los actos suicidas del martes. Según dijeron "el Islam es una religión que ama la paz" e insistieron en que sus sentimientos y lealtades recaen con Estados Unidos y no con extremistas extranjeros.

"Es frustrante" dijo Abdul Raouf en un artículo publicado por el Washington Post. Él es portavoz del centro islámico en Irving, Dallas. "Somos ciudadanos de este país y compartimos su dolor y su pena".

Además, varios miembros de estas comunidades señalaron que ellos también han perdido a seres queridos en las torres del World Trade Center, en Nueva York.

Algunos de ellos viven la misma desesperación de buscar a sus familiares y su miedo es uno doble: el de parecerse al supuesto responsable de los atentados y el de vivir en una sociedad que ha pasado de ser omnipotente a vulnerable.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:


Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: