BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe : Raúl Fain Binda
  Miscelánea
Sábado, 16 de junio de 2001 - 14:31 GMT
El mejor DT de la temporada
Manuel Pellegrini.
Manuel Pellegrini, el mejor entrenador de fútbol del año.
Escribe Raúl Fain Binda

Manuel Pellegrini se lleva mi voto como el mejor entrenador de fútbol del año.

No lo conozco personalmente, el hombre es lacónico en varios idiomas y no acostumbra a descargar sus pensamientos escogidos en Internet, pero a mí me basta su hazaña al frente del flamante campeón argentino, San Lorenzo de Almagro.

Bernardo Romeo, del San Lorenzo de Almagro Eduardo Tuzzio
Los jugadores del San Lorenzo de Almagro esperaban una oportunidad para brillar.
El hecho de que Pellegrini sea chileno refuerza una impresión bastante antigua en el mundo del fútbol: un técnico extranjero soluciona más problemas que los que crea. Si es bueno y tiene suerte, claro está.

En muchos países los clubes más importantes prefieren contratar a técnicos extranjeros.

El "Mister"

Se trata de la mentalidad tradicional de la institutriz: si uno debe tener una aya, pues que sea inglesa o francesa.

En fútbol existe el Mister, como llaman al técnico en España, Italia y otros países.

Será "el Mister" aunque se apellide Appichafuocco o González, porque el apodo sugiere distancia, respeto, autoridad, dependencia.

O sea todas las cosas que los jugadores necesitan intuir para aceptar los caprichos del DT.

Cuando las apuestas son muy altas y el vestuario compite con la sala del directorio en materia de caos y recriminaciones, la presencia de un "Mister" extranjero puede obrar como un bálsamo.

Por eso el Barcelona ha tenido tantos DT extranjeros, por eso los yugoslavos, los argentinos y ahora los franceses han sembrado de entrenadores las ligas profesionales de casi todo el mundo.

Almas gemelas

Pellegrini es un buen técnico y ya había sido campeón en su país y en Ecuador, pero ganar el campeonato argentino lo coloca en el escaparate internacional.

Tiene un estilo tranquilo, reposado, de persona que logra resultados sin exaltarse ni trompear a nadie.

Sven Goran Erikkson
Sven Goran Erikkson, "un gran reduccionista".
Su alma gemela, en el fútbol, puede ser Sven Goran Eriksson, el sueco que ha sido preceptor extranjero en las ligas de Italia y Portugal, y ahora dirige con mucho éxito el seleccionado inglés de fútbol.

Se puede decir que Eriksson está en la cúspide de su carrera internacional y que Pellegrini recién la inicia. Pero las semejanzas son llamativas.

Tanto el sueco como el chileno son cultos, pero sin alardes: un paso en falso en este sentido puede resultar fatal con gente tan quisquillosa y acomplejada como son sus pupilos.

Este tipo de director técnico suele conocer o intuir el mecanismo de la conducción de hombres.

Psicología de grupo

De Eriksson, un colega inglés, mi amigo Myles Palmer, opina que "es un gran reduccionista, que estudia un problema a fondo y después llega a soluciones simples".

Para Ericksson, lo mismo que para Pellegrini, lo que realmente importa es la psicología del grupo, que luego determina su funcionamiento.

Dice Palmer del sueco: "siendo un reduccionista, se concentra en lo que puede controlar o influir. El ánimo de los jugadores, su auto-estimación".


Mi primera tarea consistió en unir al grupo, en hacerle creer en sus propias fuerzas, en olvidar los problemas que no tienen solución y concentrarse en las posibilidades

Manuel Pellegrini.
"Y después concibe un plan de juego que los muchachos puedan entender". Y compartir, claro.

Estas líneas de Palmer, escritas el 20 de mayo, podrían aplicarse a la tarea de Pellegrini en San Lorenzo, tal como él mismo la describió en numerosas entrevistas periodísticas en los últimos días.

"Mi primera tarea consistió en unir al grupo, en hacerle creer en sus propias fuerzas, en olvidar los problemas que no tienen solución y concentrarse en las posibilidades", dijo el Mister chileno.

La buena estrella

Pero la virtud cardinal, tanto de Eriksson como de Pellegrini, es la buena suerte.

En esto los directores técnicos de fútbol se parecen a los mariscales de Napoleón.

Napoleón Bonaparte.
Bonaparte: "Sin buena estrella no vamos a ninguna parte".
El talento y la valentía vienen bien, pero sin buena estrella no vamos a ninguna parte, decía el emperador.

En el caso de San Lorenzo, Pellegrini encontró un vestuario dispuesto a escuchar su mensaje de serenidad, con varios jugadores que sólo esperaban una oportunidad para brillar: el joven zaguero Coloccini (un futuro internacional de gran categoría, nos dicen colegas argentinos), Paredes, Michelini, el goleador Romeo y en particular el juvenil Romagnoli.

O se podría decir que esos muchachos tuvieron la buena suerte de tropezar con Pellegrini. Quién sabe.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: